Skip to main content
Publicidad
Yaiba: Ninja Gaiden Z
publicidad

Yaiba Ninja Gaiden, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Cara a cara con el caos zombi más desquiciado, el guerrero Yaiba debe dejar de lado su venganza personal contra Ryu Hayabusa y centrar su habilidad ninja en restablecer el orden en un Ninja Gaiden Z que recupera el ritmo y dificultad habituales de la marca y cuenta con Keiji Inafune como padrino capaz de dotarle de ese puntito ácido. Sumi-e en movimiento a cargo del Team Ninja y el padre de Mega Man o Dead Rising. El 28 de febrero en PS3 y Xbox 360.

Tras Ninja Gaiden 3 y drásticos cambios en la jugabilidad y formato de dificultad de la franquicia, el Team Ninja tenía claro -parece que ahora sí y ya empezó a demostrarlo con Razor's Edge- que los consumidores mandan y que el feedback es fundamental para llevar a buen puerto los proyectos. Yosuke Hayashi, actual y joven productor de la desarrolladora, hizo algunas llamadas para aprovechar el tirón zombi de hoy en la saga de hack and slash ninja por excelencia. Keiji Inafune, mente tras Mega Man, Dead Rising u Onimusha, aceptó el reto. Yaiba: Ninja Gaiden Z sería un Ninja Gaiden sin Tomonobu Itagaki pero con todo el ritmo y sabor habituales y que tan bien sentó a los primeros episodios, solo que en un alocado spin-off de muertos vivientes descerebrados que darían un toque aún más violento y gore a los combates mientras añaden un extraño pero atractivo sentido del humor.

Con estilo gráfico de cel shading y dibujo tradicional japonés a pinceladas, Sumi-e, el trabajo del equipo para PlayStation 3 y Xbox 360 se enseñó por primera vez no hace mucho y supo ganarse la confianza de un público que había empezado a perder interés en la marca. Estilo de cómic, enemigos resistentes, macabros y deformes, y una nueva vuelta de tuerca a los combates gracias al brazo cibernético del protagonista, Yaiba Kamikaze, que esta vez pone al inconfundible y habitual Ryu Hayabusa como punto de mira. Sed de venganza tras un encuentro histórico ganado por el personaje principal de la serie Ninja Gaiden que aquí tiene que correr por su propia cuenta y contrarreloj para encontrar el porqué de la infección zombi que sacude el mundo, aunque el jugador encarnará a Yaiba en su ascenso hasta Hayabusa sin dejar de destrozar infectados por el camino, de todo tipo, desde un payaso con cuchillas a una novia cadáver o un matón electrificado.

Nueva estética sumi-e, enemigo zombi más imprevisible, mismo ritmo de combate vertiginoso: énfasis del gore.
Nueva estética sumi-e, enemigo zombi más imprevisible, mismo ritmo de combate vertiginoso: énfasis del gore.

Sangre nueva en viejos cuerpos

Hemos jugado durante 90 minutos el arranque del juego, para descubrir cómo ha enfocado el Team Ninja una invasión zombi en el entorno renacido de Ryu Hayabusa, Ayane y el resto de luchadores orientales de Tecmo. Los estándares de la serie repiten en un producto técnicamente bien terminado y con una jugabilidad beat'em up convencional basada en las tres armas de Yaiba: katana, golpes y brazo mecánico. Este último con opción de adquirir herramientas zombis como un robusto mangual, un par de brazos de un cadáver a modo de nunchacos o un misil para rederigirlo. Pura locura, pero eficacia en gameplay y daños. Los combos regresan a las bases de la serie, con cadenas variadas según el orden de pulsación de cada uno de estos tres comandos, enlazando katana y brazo, o puñetazo-patada-katana, por ejemplo.

Está claro que en Ninja Gaiden Z han mirado atrás, a los primeros episodios tras el reboot de la serie en Xbox. Y han mirado atrás también hacia los inicios, quiere ser un producto fan-service y sus creadores se han atrevido nada menos que con un modo Retro que recompone el juego y lo rehace con gráficos por sprites en avance lateral como los de antaño, con música MIDI de los 16 bits, solo que en alta definición. Auténtico sabor noventero en este extra de lujo que encantará a los seguidores pero también sirve como prolongador de la vida útil del producto para cualquier comprador. Por supuesto, no falta un amplio selector de dificultad, a escoger entre 7 variantes que no solo afectan al daño que recibimos de los enemigos, sino también a su agilidad, resistencia y hasta IA, pobre como suele mandar el género pero con algunos despuntes interesantes, sobre todo los jefes.

Ninja Gaiden Z retro, un juego completo adicional incluido con cualquier edición de Yaiba NGZ. El primero de una serie de extras venideros y gratuitos.
Ninja Gaiden Z retro, un juego completo adicional incluido con cualquier edición de Yaiba NGZ. El primero de una serie de extras venideros y gratuitos.

Pese a controlar a Yaiba en vez de a los habituales, el combate mantiene la fórmula Ninja Gaiden, con mucha velocidad de ataque y movimiento, vital importancia del bloqueo, el esquivo y el contraataque y aumentos de dificultad marcados en jefes y ciertas áreas. También repiten la linealidad necesaria para este ritmo y el sistema de progresión de personaje, muy sencillo pero libre y funcional, pues con un tablero de casillas podremos siempre elegir qué parámetros queremos desarrollarle. Luego están los especiales, aquí alojados como almacenajes de ira -Blood Lust- que se va rellenando a medida que hacemos bajas, claro está, mutilaciones, desmembramientos, tajos, aplastamientos, explosiones y demás visceralidad sin freno. Al explotar el espectáculo en pantalla y daños a velocidad de vértigo efectuados son absolutos. La versatilidad del brazo cibernético de Yaiba hace a cada pelea ligeramente distinta, según lo que tenga a mano e incluso cómo ejecute los comandos finales, alojados en un tradicional Quick Time Event de machacar botón.

Especial peso también para el salto, carreras por la pared, exploración en busca de coleccionables o hasta ciertos puzles de avance, como la necesidad de arrojar cuerpos desde un punto concreto a una tubería que gotea para que ésta apague un fuego que nos cierra el paso. Hay un buen componente de plataformeo, muy guiado pero con opción al fallo, salpicando el frecuente combate y dando pequeños respiros al jugador. Sigue unos patrones automatizados por lo que su control se presenta algo extraño en ocasiones o que nos hará caer varias veces. Aún así es de agradecer, sirve para dotar de variedad a la historia, al igual que la búsqueda de sellos que mejoren los atributos de ciber-ninja de Yaiba, algunos tan curiosos como la retícula óptica especial en busca de secretos en los escenarios. Alta tecnología útil en partida.

Imagen ingame. El aspecto visual y fluido de algunos ataques impresiona.
Imagen ingame. El aspecto visual y fluido de algunos ataques impresiona.

Las oleadas de enemigos, el nuevo demoledor protagonista, el carisma y estética de los jefes, su llamativo aspecto gráfico y ese prometido regreso a los retos arduos de jugabilidad como era marca de la casa hacen a Yaiba: Ninja Gaiden Z una pieza de total interés de cara a los próximos meses en las consolas que ya se despiden. Inafune ha querido llenar de extras esta producción y así junto a Team Ninja ya trabaja en algunos DLCs menores gratuitos, como un traje especial de Mighty -lo nuevo de Concept- y algunos otras novedades que se desvelarán más adelante. Sin lugar a dudas, la intención de Tecmo es la de revitalizar la serie Ninja Gaiden, y con este spin-off de zombis cuentan con todos los ingredientes necesarios para darle un nuevo impulso, especialmente llamativo para los fans ya que va a ser un abanico de referencias, guiños y los estándares de la serie, todo ello afilado desde el corte de la katana del nuevo protagonista en busca de saldar cuentas con Ryu.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
6
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Comcept
Género: 
Acción
Lanzamiento: 
21/03/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
También en:
360 PC
+18Lenguaje soezMiedoSexoViolencia
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad