Skip to main content
Publicidad
Gears of War Ultimate Edition

Gears of War Ultimate Edition, Análisis

review_game
| |

Gears of War aterriza a Xbox One con una revisión de la primera entrega que propone mejoras visuales en casi todos los frentes, un multijugador repleto de novedades y otros extras a tener en cuenta.

Gears of War no es un juego cualquiera. Marcó el primer tramo de la pasada generación, siendo ese título con el que muchos sintieron que “ahora sí” estaban ante una nueva era. El título de Epic Games para Xbox 360 y PC en 2006 era la primera gran muestra del potencial de las nuevas máquinas, pero también algo más. Los shooters han proliferado en su vertiente de primera y tercera persona, y en el segundo caso Gears of War ha tenido un papel importante. Ya se ha dicho muchas veces que no fue el inventor del sistema de coberturas, pero sí es cierto que fue el juego que lo estableció como algo imprescindible en los TPS. Que nombres posteriores como GTA IV adoptaran esta fórmula habla por sí solo de una, no la única, de las mecánicas que funcionaban realmente bien en la obra protagonizada por Marcus Fénix y Dominic Santiago. Casi una década después vuelve a escena con esta Ultimate Edition, una revisión que va más allá de un remaster como tantos otros hemos visto hasta la fecha. 

Detrás de este proyecto está The Coalition, la compañía con la que Microsoft quiere ir exprimiendo la franquicia Gears of War después de adquirirla como propia a principios de 2013. Conocidos anteriormente como Black Tusk Studios, el primer trabajo que han realizado es esta revisión del juego de Xbox 360 para dar el salto a Xbox One -y posteriormente también a PC-. Mientras están en ello, eso sí, es bueno recalcar que también trabajan con un Gears of War 4 que vimos por primera vez en el E3 y que de momento parece estar algo verde, aunque lo mostrado tampoco dejaba mucho espacio para grandes valoraciones. Lo que sí se puede valorar ya es este Ultimate Edition, que tiene como principal gancho el multijugador online, totalmente remozado sobre el papel para la ocasión. 

Bienvenido de nuevo, Marcus
Pero Gears of War no es un juego enfocado solamente al multijugador competitivo. Es un título que nos dejó a muchos momentos memorables con su campaña principal protagonizada por Marcus Fénix. Una campaña que nos permitía jugar también en cooperativo, tanto vía Xbox Live como a pantalla partida (dos funciones que vuelven) y que generó en muchos la necesidad de superarla más de una vez. Sus dificultades “Elevada” y sobre todo “Locura” eran pura adicción para disfrutar con los amigos, gracias entre otras cosas al elevado ritmo de juego en el que no nos deteníamos ni un momento. La campaña de Gears of War es lo mismo que en 2006: adrenalina y frenetismo en estado puro. Cierto es que también se repiten algunos contratiempos de la entrega original cuando jugamos en solitario, como la IA aliada que matará enemigos pero se comportará de manera errática muchas veces: ir a buscar enemigos y convertirse en carne de cañón, quedarse descolgado en algún lugar del mapa mientras vamos avanzando y otras actuaciones discutibles que con un compañero de fatigas a pantalla partida o vía Live no sucede. A esto se le añade algún checkpoint discutible que carga demasiado atrás cuando ya hemos acabado alguna oleada o zona concreta.

A lo largo de los cinco actos gastaremos una cantidad ingente de munición eliminando Locust y otros derivados mientras disfrutamos de los mejores cliffhangers de cada capítulo, que van desde nuestro primer encuentro con un Berseker, pasando por el enorme Corpser, los sembradores o incluso el impresionante Brumak con el que no tuvimos encontronazo en la versión de Xbox 360 pero sí en la de PC, que añadió una serie de misiones a la entrega original que alargaban algo más la experiencia total de juego. Para quien jugara al original, se sentirá como en casa con el sistema eficaz de coberturas, algo más ágil y parecido a posteriores Gears que al original, las recargas rápidas, el uso necesario de granadas, la utilidad de cada una de las armas para cada situación o el cuerpo a cuerpo donde destaca el lancer con su ya icónica sierra capaz de cortar en rodajas a quién se ponga por delante. Podéis profundizar todo lo que ofrece de sí la campaña de Gears of War en su análisis original. 

Gears of War Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

Cuando leímos algunas de las notas sobre lo que traía consigo la Ultimate Edition se explicaba que se había mejorado la dinámica de juego y se habían afinado los controles. Sin duda esa sensación se traslada al mando desde el primer momento, notando mucha más agilidad a la hora de apuntar y de movernos. Que no se malinterprete, el movimiento de los Gears sigue siendo pesado y cuando corremos tenemos que hacer las mil y una para girar mientras vamos a sprint, pero sí que se nota más fluido y con un tacto más preciso a través del mando de Xbox One. Más allá de las sensaciones con el mando, dos son las novedades de la campaña: el acabado técnico y el metraje extra de la versión PC. 

En el primer caso, nos encontramos con un título que funciona a 1080p de resolución, una subida importante respecto a los 720p originales, pero que no es lo único que se ha mejorado a nivel visual. El juego ha ganado en varios aspectos, y si uno compara un juego con el otro se da cuenta al primer momento que no se trata solo de una subida de resolución. La iluminación es uno de los elementos que más gana con esta nueva entrega. Se nota en localizaciones como la antigua fábrica en la que nos introducimos durante el tercer acto o en tramos como los que tenemos que ir encendiendo bombonas de gas a nuestro paso a través de la oscuridad. El juego de luces y sombras es realmente convincente en cada situación que hemos ido viendo a lo largo de la campaña. A eso se le añade un tono general de los colores y un contraste algo más vivo, que aleja el juego de esa sensación grisácea constante que tenía la entrega original. Sigue siendo un título oscuro y sobrio, pero con un mayor detalle en este sentido o así lo hemos percibido. 

Gears of War Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

Si a esto añadimos mejores detalles en texturas, acabados de los personajes y algunos efectos en explosiones y demás, la sensación es que el trabajo en Xbox One es más que destacado. Es cierto que a veces veremos algunas texturas a baja resolución y algunos detalles que se podrían haber pulido mucho más, pero en términos generales The Coalition ha hecho una apuesta firme para mostrar un juego adaptado en parte a las bondades de una máquina más potente. Además, se ha apostado por rehacer las escenas de vídeo, con un acabado netamente superior a las originales tanto en modelado de personajes como en desarrollo de las mismas, haciendo que tenga cierta continuidad lo que vemos en el juego con las cinemáticas. 

Contenido extra con sombras
Pero no todo son aciertos en los añadidos que hemos podido ver en la campaña. Uno de los más atractivos para los usuarios de Xbox 360 es jugar a la hora y pico de más que tenía la versión PC justo al inicio del quinto acto. El problema de estas misiones, que tiene momentazos impresionantes a nivel jugable, es que dan la sensación que no se han optimizado y adaptado tan bien como el resto del título. Nos encontraremos con algunos tirones y bajones de framerate puntual en este tramo y en situaciones que no son cargadas -no más que otras que funcionan perfectamente- y veremos más de un tramo con texturas y ciertos detalles visuales por debajo de la media. Pero no es solo eso lo que nos ha sorprendido negativamente, sino algunas situaciones a nivel jugable que no son las deseadas. 

Gears of War Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

En más de una refriega nos hemos encontrado con problemas en forma de enemigos que se encontraban “clavados” en un lugar escondido, no reaccionaban a nuestra presencia. Era bastante molesto, porque las zonas están scriptadas de tal manera que hasta que no acabamos con una oleada no podemos avanzar, y no era raro encontrarse un enemigo de cara la pared en un pasillo sin venir a buscarnos cuando ya habíamos matado a los demás, o un infame quieto en medio del mapa sin moverse (pensábamos que debía estar muerto). En otra ocasión, un Locust de una torreta directamente ni nos disparaba a pesar de estar en su ángulo de visión. Es algo que nos ha pasado varias veces, todas en este tramo (las misiones extras de PC) por lo que debe estar relacionado con dicha inclusión, ya que las reacciones de enemigas en el resto del juego han sido como es habitualmente. 

60 frames por segundo y servidores dedicados
El multijugador ha sido uno de los grandes motivos por los cuáles este Ultimate Edition ha ofrecido expectativas tan altas. Terminada y rejugada la campaña, el salto al matchmaking presenta varias novedades en esta entrega. En números la cosa ya promete: 19 mapas que incluyen los originales del juego, los exclusivos de la versión de PC y todos los que salieron en DLC a los que se podrán jugar a 1080p y, en este caso sí, 60 frames por segundo. El título cuenta con servidores dedicados  para intentar evitar esa desventaja constante en la que los europeos nos sentíamos en el online original cuando enfrente teníamos yanquis con las escopetas cargadas.

Gears of War Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

Ahora, antes de empezar una partida, podemos elegir la región en la que queremos que se nos busquen rivales. La europea cuenta con un ping que va oscilando entre los 30 y 40 ms (nosotros con una conexión fibra óptica de 300 megas), mientras que las regiones del este y oeste de los EEUU y las zonas de sudamérica se va a los 120-140ms y las zonas asiáticas superan los 250ms de ping. Un formato de servidores que funciona bien y permite disfrutar de partidas sin problemas. Una vez elegida la región podremos escoger entre partidas sociales, con menos puntos e experiencia por ganar, el competitivo en el que hay más PE en juego y penalizaciones por abandonos, y partidas privadas con varios parámetros para modificar a nuestro gusto. 

A nivel de modos, varias novedades. Están clásicos como Ejecución (acabar con los enemigos del equipo contrario con ejecuciones o elementos explosivos), Rey de la Colina (estaba en PC) que nos permite sumar puntos en zonas concretas o Asesinato que nos invita a acabar con el líder del otro equipo para ganar la partida. A todo esto tenemos novedades: Ataque Relámpago, que es una modificación del Rey de la Colina; duelo por equipos, una modalidad clásica de los juegos de acción actuales; y Ejecución Gnasher 2c2, que se realiza en dos mapas de los 19 disponibles y que permite dar rienda suelta a los amantes de los escopetazos, que no son pocos en el online de Gears of War. Destacar que un modo del primer Gears como es Zona de Guerra está disponible en la modalidad Social y Privada del multijugador y otro, Anexo, está disponible solo en partidas privadas. 

Gears of War Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

Generoso en opciones, también cuenta con una propuesta enfocada al juego en red local y podemos hacer partidas competitivas entre dos jugadores a pantalla partida si lo deseamos, el multijugador de Gears of War Ultimate Edition es la punta de lanza de un juego que quiere ser el puente hasta la nueva entrega. 

Extras y regalos
Por último, destacar que el título llega con varios extras. A medida que avanzamos en la historia podremos desbloquear páginas de cómics relacionados con la saga Gears of War y algún otro extra menor como bocetos y artes conceptuales; se han replanteado los 1250 puntos de logros del juego. Además, todos los que adquieran el título antes del 31 de diciembre podrán acceder de manera tot almente gratuita a las cuatro entregas de la saga de Xbox 360 que se convertirán en retrocompatibles para Xbox One (la trilogía original y Judgment), un aliciente más sin duda.

Gears of War Ultimate Edition (PC) Captura de pantalla

Conclusión: 

Gears of War Ultimate Edition no es un simple remaster con una subida de resolución, sino una propuesta que quiere recuperar para Xbox One uno de los títulos más especiales de 360 y convertirlo en un título importante en Xbox Live como ya lo fue hace casi una década. La remodelación a nivel visual destaca en muchos frentes, no solo la resolución, y el plus en texturas, modelados, iluminación y replanteamiento de las cinemáticas es evidente desde un primer momento. Ideal para retomar una de las campañas más intensas de la pasada generación de consolas que arrastra, eso sí, problemas del original como es la discutible IA aliada. Pero será el multijugador online el verdadero caballo de batalla de esta Ultimate Edition. 60 frames por segundo, 19 mapas, servidores por regiones y nuevos modos de juego entre los que destaca Ejecución 2c2 Gnasher para atrapar a antiguos jugadores y a nuevos.

Ultimate Edition lo tiene casi todo para triunfar. La guinda del pastel hubieran sido los 60fps en la campaña, hay varios problemas relacionados con el metraje extra de la campaña que llega de la versión de PC y tiene contratiempos en otros detalles menores -como elementos visuales mejorables o el doblaje y sus altibajos-. Nada que no impida sentir que estamos ante un título de primer nivel y una revisión ejemplar para muchas otras que han salido y están por salir en el futuro.

Lo MejorLo Peor
Apartado gráfico mejorado que va más allá del aumento de resolución
La IA aliada sigue haciendo de las suyas
Revivir una de las campañas más intensas y frenéticas del catálogo de 360
Las misiones llegadas de la versión PC tienen varios contratiempos en rendimiento y respuesta de los enemigos
Enorme trabajo en el multijugador: servidores, 60 frames por segundos, 19 mapas y nuevos modos con 2c2 Gnasher como elemento destacado
La saga de regalo en formato retrocompatible hasta el 31 de diciembre

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

La campaña mantiene lo que hizo grande a la saga con acción sin descanso, gran diseño de niveles y explotación al máximo de las mecánicas de juego (armas, coberturas, la importancia de las granadas, tipologia de enemigos...), además de muchos momentazos por vivir o revivir según cada caso. El extra de las misiones de PC tiene gancho, pero también problemas evidentes de rendimiento y ciertos contratiempos en comportamiento de los enemigos. La campaña, mejor en compañía (pantalla partida o Live).

Gráficos

1080p en todos casos, un aumento de resolución que no se queda solo en eso. Buen trabajo en modelados, iluminación, multitud de detalles y fluidez (60fps en multijugador). También se han rehecho las escenas cinemáticas para adaptarlas al nuevo aspecto, que gana en color y deja atrás esa sensación demasiado grisácea en la versión original. Solo el tramo de las misiones de PC tiene algún bajón de framerate y más texturas de la cuenta sin adecuar. La campaña, eso sí, va a 30fps y no se libra de ciertos detalles que podrían mejorar en algunas texturas y modelado/detalle de algún enemigo.

Sonido

La banda sonora se adapta al ritmo de cada momento y sabe dar la épica necesaria en los momentos de máxima tensión. Otros sonidos que acompañan a nuestro paso juegan un papel clave para generar incertidumbre, los efectos especiales funcionan bien y todo se ha adaptado a 7.1. El doblaje al castellano tiene altibajos evidentes como en la versión original.

Multijugador

19 mapas, nuevos modos, 60 frames por segundos y servidores dedicados para conseguir una mejor experiencia en el matchmaking. Podemos hacer partidas privadas altamente personalizables, partidas sociales con algunos modos extra y la vertiente más competitiva. El juego también gana enteros en campaña gracias al cooperativo vía Xbox Live. También cuenta con cooperativo a pantalla partido.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 35.00 € Comprar >
PAL/ES 34.90 € Comprar >
Desarrolla: 
The Coalition
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Disparos
Lanzamiento: 
25/08/2015
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
XBO
También en:
PC
+18Juego onlineLenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad