Skip to main content
Publicidad
Fantasia: Music Evolved

Fantasia Music Evolved

review_game
| |

La obra maestra de la filmografía Disney se adapta a los tiempos de hoy con un Yen Sid tridimensional dispuesto a enseñarnos a mezclar, crear y transformar temas clásicos de Bach o Mozart, con grandes hits del rock de Queen o The Who y temas contemporáneos de Avicii o Bruno Mars. Harmonix fusiona ideas en las consolas Xbox con Kinect.

Los estudios Harmonix son un pleno referente en los videojuegos musicales. Marcas como Guitar Hero, Rock Band o Dance Central han salido de este inventivo equipo de mentes y músicos afincado en Massachusetts y que tan buenos momentos de fiestas en el salón nos ha regalado. La música entrelazada a propuestas arcade muy accesibles y naturales de ejecutar pero bastante profundas a la larga y que cuesta dominar crean desafíos cruciales donde el jugador siente que controla el sonido y tiene que tener destreza y reflejos para actuar en consonancia a lo que ve y oye. Ahora, tras los potentes Dance Central en consolas Xbox, llega a las mismas Xbox One y Xbox 360 Disney Fantasia: Music Evolved, la evolución de su fórmula con Kinect y la que probablemente sea su propuesta más creativa y libre, no por ello la más adictiva y desafiante, tampoco como fórmula en compañía. Y a un precio recomendado algo elevado de 59,95 euros.

Fantasia: Music Evolved (360) Ilustración

Un mundo de color, viveza y formas inimaginables que se ponen en movimiento bajo los destellos de nuestra batuta virtual y al ritmo de grandes canciones de todos los tiempos, de la historia del pop-rock y de las tendencias electrónicas más actuales. Éste es el listado de singles que tendremos que manejar con nuestros brazos y sus trazos, cual directores de orquesta, en plena referencia al Clásico de Walt Disney de 1940, Fantasía. Y al episodio El Aprendiz de Brujo, donde Mickey Mouse controla las escobas mágicas que limpian el castillo del mago Yen Sid.

yensid_bbs.png Captura de pantalla• Dvořák – “Symphony No. 9 from the New World”
• Vivaldi – “The Four Seasons: Winter, 1st Movement”
• Avicii– “Levels”
• J.S. Bach – “Toccata and Fugue in D Minor”
• Bruno Mars – “Locked Out of Heaven”
• Cee Lo Green – “Forget You”
• David Bowie – “Ziggy Stardust”
• Depeche Mode – "Enjoy the Silence"
• Drake – "Take Care" (ft. Rihanna)
• Elton John – “Rocket Man”
• The Flaming Lips “Yoshimi Battles The Pink Robots, Pt. 1”
• Fun. – “Some Nights”
• Gorillaz – “Feel Good Inc.”
• Imagine Dragons “Radioactive"
• Inon Zur – “Scout's Theme” (ft. Lindsey Stirling)
Kimbra – “Settle Down”
• Lady Gaga “Applause”
• Liszt “Hungarian Rhapsody No. 2”
• Lorde – “Royals”
• M.I.A. – "Galang”
• Missy Elliot “Get Ur Freak On”
• Mussorgsky – “Night on Bald Mountain”
• New Order – “Blue Monday”
• Nicki Minaj – “Super Bass”
• Peter Gabriel – “In Your Eyes”
• Police – "Message in a Bottle"
• Queen – “Bohemian Rhapsody”
• Tchaikovsky – "The Nutcracker Medley"
• The Who – "The Real Me"
• White Stripes – “Seven Nation Army”
• Mozart – “Eine Kleine Nachtmusik"

   Fantasia: Music Evolved (360) Captura de pantalla   Fantasia: Music Evolved (360) Captura de pantalla

Music Evolved nos convierte en directores de orquesta, llevando el ritmo y entradas instrumentales, acompañando las melodías con el trazo que hagamos con los brazos en alto, o golpeando al viento junto a los toques de percusión. La sincronización es perfecta y las sensaciones de que todo ocurre y suena según nuestros movimientos, también. Digno de Harmonix, como ya han demostrado trabajar a altos niveles con Kinect en Dance Central, o tan bien hicieron funcionar las guitarras y demás instrumentos de juguete en Guitar Hero y Rock Band. La propuesta aquí es hacer barridos con las manos, trazar senderos con el movimiento exacto y mantenido, o hacer pulsaciones al ritmo de los golpes de música. Y esto, sobre piezas clásicas y adecuadas coreografías en pantalla, es una experiencia más que notable.

El inconfundible mago de barba gris Yen Sid nos lleva a través de diversos mundos de lienzo en busca de las estrellas de cada desafío, consiguiendo al final de cada acto una calificación de 0 a 5 según nuestra actuación, reflejos, sentido del ritmo y aprendizaje de cada coreografía de brazos. La respuesta bastante precisa hace que no se cree frustración al no lograr los objetivos y entendamos que realmente no hemos estado a la altura ni con la suficiente atención en una canción. Y esto es fundamental en juegos solo practicables con Kinect, a menudo injustos con la respuesta y reconocimiento. Aquí funciona muy bien.

Sigue los destellos con tus brazos. Es fácil, intuitivo, divertido y engancha.
Sigue los destellos con tus brazos. Es fácil, intuitivo, divertido y engancha.

Determinadas partes de las canciones nos dejarán interferir sobre su estructura, acordes, instrumentos, matices, modulaciones, sintetizados... Esto genera una experiencia que no solo busca el desafío puro y duro, sino que además nos da carta blanca para hacer arreglos -limitados, eso sí- a fragmentos seleccionados para ello. También podremos fusionar temas o recuperar elementos de uno en los demás, una labor interesante de remezcla. Es una pena que esto no se lleve algo más lejos, de la misma manera que lamentamos no poder interferir o interactucar más sobre la experiencia visual, es decir, sobre los fondos que vemos en las canciones. Son imágenes muy interesantes, videos de viajes, magia y formas oníricas que solo están de acompañamiento, sin afectar en nada a la experiencia sensorial más allá de amenizar el viaje y, a menudo, sorprender al jugador con preciosas creaciones.

Fantasia Music Evolved funciona tan bien que se le echa de menos otra característica imprescindible de todo juego arcade musical, un modo Historia para dos jugadores simultáneos. Solo tenemos opción de desafiar a un rival en una biblioteca de canciones ordenada de forma alfabética y sin demasiadas configuraciones ni detalles que incentiven el reto. Lo que el juego llama Modo Fiesta, pero que no sirve para grupos o competiciones variadas. No hay mucho más. No terminamos de entender la decisión de no incluir un avance en cooperativo o un modo guerra por equipos que involucre a más gente, por ejemplo, entrando y saliendo miembros de cada bando en las canciones. Quizá se deba a que el juego no ha contado con los presupuestos y tiempo de desarrollo que otros grandes del género musical o de los pensados para Kinect. Incomprensible.

  Fantasia: Music Evolved (360) Captura de pantalla Fantasia: Music Evolved (360) Captura de pantalla Fantasia: Music Evolved (360) Captura de pantalla

Fantasia: Music Evolved (360) Captura de pantalla

Técnicamente el título alcanza las cotas esperadas. Las partículas de polvo mágico en pantalla, la perfecta sincronización imagen-música (modulable según televisor) o la belleza de algunos fondos nos hacen hablar de un apartado gráfico notable. 1080p en Xbox One. Visualmente no es tan brillante como cabría esperar de un juego que parte de la licencia de Disney Fantasía, tampoco en materia puramente técnica, pues no hay efectos de luces sobrecogedores, poligonados a la última o animaciones tan suaves que deslumbran. La versión castellana se queda con voces en español neutro latinoamericano, con doblaje para el narrador/guía a través de los tutoriales, para Yen Sid y algunas otras apariciones, nada importante. Los efectos y la lista de canciones y cómo intervenir en ellas son lo mejor de su aspecto audiovisual.

Conclusión: 

Disney Interactive y Harmonix tienen una nueva propuesta de arcade musical eficaz y bien logrado para convertirnos en mágicos directores de orquesta o mezcladores, como Mickey en El Aprendiz de Brujo, tercer acto de Fantasía (1940). Hablamos de un título que, sin embargo, a nivel jugable tampoco termina de distanciarse de otros juegos del estudio de Guitar Hero y Dance Central, continúa funcionando con comandos concretos en el momento justo. Fantasia Music Evolved es un videojuego para Kinect, algo caro en precio de lanzamiento ya que no incluye periféricos ni es tan extenso como otros, con buena respuesta en general y una mecánica tan sencilla como divertida, además de libre y creativa en determinados segmentos de sus más de 30 pistas musicales que recogen piezas clásicas, rock inolvidable, pop-dance de hoy, o sintetizadores ochenteros de renombre. El mago Yen Sid nos quiere como nuevos aprendices de su hechicería al ritmo de la música, colocándonos unas batutas virtuales en las manos que agitar y con las que trazar cada frase melódica, eso sí, sin demasiadas opciones en multijugador junto a otro ni modos pensados para fiestas y reuniones de amigos como cabría exigirle. Lo audiovisual es bonito, pero echamos en falta interacciones en los fondos e imagen, que se prestan al máximo a esta propuesta. Nos ha encantado rememorar un clásico como Fantasía y hacerlo con este generoso elenco de temazos, dirigiendo y fusionando las melodías con ese inconfundible toque de magia Disney.

Lo MejorLo Peor
Respuesta satisfactoria y bastante precisa, digno de Harmonix.
... duele la ausencia de modo cooperativo, o más opciones para fiestas y grupos.
La selección de temas, rica, variada y amplia.
Dada su mecánica, se podría haber incluido mayor interacción sobre la imagen de fondo.
Poder transformar melodías y acordes clásicos o modernos, casi a nuestro antojo.
59,95 sigue siendo un precio algo elevado para un título musical y que no incluye periféricos.
Jugarlo en compañía, desafiando al de al lado. Aunque...

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Tiene las grandes bazas de los arcades musicales de Harmonix, es decir, fácil de jugar y exigente de dominar. Kinect responde bien aquí y tendremos la sensación de controlar totalmente la música, las mezclas y la curva de aprendizaje y mejora. Pocas veces falla. Buena selección de temas por todos los estilos. Nos hubiera gustado interactuar en mayor medida sobre los fondos y la creación visual. O incluso tener algo más de libertad para trastocar las más de 30 pistas de audio sin limitaciones. No incluye periféricos, por lo que 59,95 euros resulta algo caro para un título de este perfil.

Gráficos

Sin grandes alardes gráficos en cuanto a conjunto técnico, Fantasía Music Evolved inspira con algunas escenas estéticas de fondo y, aunque no deja intervenirlas, consigue a menudo sensaciones como las de la película-musical. 1080p en un motor sin puntos fuertes en iluminación, animaciones o poligonado. Sí muy gratificante en la gestión de partículas para el polvo mágico de acertar cada movimiento.

Sonido

Lady Gaga, Avicii o Bruno Mars junto a Mozart, Bach y Vivaldi, pasando por Queen, Depeche Mode o Police. Variedad de estilos, de épocas y de sincronías jugables, también con una buena gama de efectos de audio, opciones de intervención a las pistas originales, y voces en castellano neutro latino para la edición española.

Multijugador

El llamado Modo Fiesta exige desbloquear manualmente la biblioteca de temas -perdiendo parte de la gracia del avance singleplayer- y es una opción que solo valdrá para dos jugadores, sin posibilidad de hacer intercambios delalnte de Kinect en plena partida cuando haya más gente (lo hemos visto en otros) o configuraciones avanzadas, playlists, modos por grupos... No hay mucha opción más allá de lo mínimamente correcto y esperable.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Harmonix
Género: 
Puzle
Subgéneros: 
Musical
Lanzamiento: 
24/10/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
XBO
También en:
360
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad