Skip to main content
Publicidad
The Walking Dead: Season Two - Episode 3: In Harm’s Way

The Walking Dead Season 2 - In Harm's Way

review_game
| |

Uno de los capítulos más intensos y dramáticos que recordamos de The Walking Dead, la novela interactiva de Telltale Games. Clementine sigue creciendo a base de golpes, algunos duros también para el propio jugador.

El tercer capítulo de The Walking Dead Temporada 2 consigue lo que pretendía. Encogernos el corazón, dejarnos diálogos memorables, momentos indescriptibles por la crudeza de las imágenes y poder ir conociendo poco a poco algún que otro magistral personaje que se nos aparecieró en House Divided. Estamos ante uno de los episodios más potentes de los que recordamos de la mano de Telltale, aunque por el camino nos estemos dejando cada vez más algunas de las mecánicas de juego que pudimos ver durante la primera temporada con Lee. Clementine sigue obligada a crecer a pasos agigantados ante momentos simplemente memorables para los que estén, como nosotros, enganchados a esta serie episódica.

Todo empieza donde acabó el segundo capítulo. En él pudimos disfrutar de un personaje inolvidable como Bill Carver que muchos no han dudado ya en comparar, después del tercer capítulo que nos ocupa, con la figura del gobernador, el gran enemigo que Rick y compañía tienen en la serie televisiva de The Walking Dead durante un par de temporadas. Y lo cierto es que las similitudes entre ambas figuras son bastante evidentes por la personalidad de Carver y su manera de actuar. Sin entrar en demasiados detalles, Clementine, Sarah y otros están en aprietos después de caer en manos de “una nueva familia” y de este sorprendente y carismático nuevo personaje.

The Walking Dead: Season Two - Episode 3: In Harm’s Way (360) Captura de pantalla

   The Walking Dead: Season Two - Episode 3: In Harm’s Way (360) Captura de pantallathe-walking-dead-season-2-episode-3-cover-logo.jpg CarátulaThe Walking Dead: Season Two - Episode 3: In Harm’s Way (360) Captura de pantalla

Es importante ir de cara: no estamos ante una oda a la jugabilidad con este capítulo. Es cierto que The Walking Dead tiene mucho más de novela interactiva que de aventura gráfica, pero todo esto se ha ido acusando más a medida que han pasado los capítulos. El drama se ha apoderado del desarrollo de la temporada, y donde antes seguramente había algunos grandes momentos de acción, ciertos puzles más o menos acertados y buenas dosis de exploración ahora hay personajes que se derrumban, situaciones imprevisibles y una gran cantidad de momentos que no se pueden controlar. Solo los podemos ver y sufrir como podemos. Porque si algo tiene este tercer capítulo es precisamente que ya estamos completamente en la piel de Clementine. Como nos pasó con Lee en la primera temporada.

Es la relación con el personaje y la sensación de indefensión total y absoluta que vivimos en este capítulo lo que lo convierte en un imprescindible. Seguramente quienes no comulguen con la fórmula de Telltale Games afilarán los cuchillos con este episodio, pero en cambio los que están dentro del universo intentando comprender qué sucede, lo considerarán uno de los mejores de la serie. Las sorpresas en el guión son su principal baza –de ahí que prefiramos no destripar nada- y cómo reaccionan los personajes, elementos a tener en cuenta para el futuro. En anteriores episodios siempre había alguna cosa con la que defendernos. Disparos, escapar de zonas concretas (como Clem cuando es atrapada y dejada apartada por la mordedura del perro), etc. 

The Walking Dead: Season Two - Episode 3: In Harm’s Way (360) Ilustración

Aquí no. Aquí nos intentamos defender y todo va a peor. Los momentos de tensión se intercalan con giros del guión impresionantes, con decisiones difíciles (nos empezamos a acostumbrar a pesar de que algunas son durísimas) que más que solucionarnos la vida, nos complican las cosas.  Es una concentración de las grandes virtudes del título, aunque por el camino se olvide de lo de “jugar” en muchos momentos. La presencia de algunos personajes que nos serán familiares,  el desarrollo de la protagonista, algunos Quick Time Events en situaciones de máximo riesgo y momentos desagradables en los que comprendemos que estamos en las manos del peor villano posible. La experiencia nos durará poco, algo más de una hora y 15 minutos, y nos dejará irremediablemente con ganas de más después del tremendo final. Misión cumplida.

A nivel audiovisual mantiene la línea seguida por toda la saga desde la primera temporada. Escenarios con detalles interesantes, personajes con una gran expresividad y buena caracterización pero algunos errores que ya conocemos como las animaciones robóticas cuando controlamos nosotros el juego y algunas texturas francamente mejorables. En lo sonoro, la tensión también se traslada a nuestro mando gracias a los sonidos, las melodías y a la excelente interpretación de cada personaje. De nuevo, eso sí, está en inglés como ya es habitual en lo que textos se refiere, algo que aleja a muchos de los jugadores españoles.

Conclusión: 

El tercer capítulo de la segunda temporada de The Walking Dead es uno de los más impactantes que recordamos. Peca de ofrecernos menos momentos jugables que en otros casos, pero lo suple con creces gracias a un villano inolvidable, a una secuencia dramática de giros en el guión y a diversas decisiones tan duras como desagradables. Es el capítulo que consigue meternos dentro de Clementine definitivamente y sentir y sufrir con ella. El personaje sigue creciendo a pasos agigantados entrega tras entrega, y gracias a In Harm's Way ya ha conseguido conectar totalmente con nosotros, tal y como pasó en su momento con Lee. Los fans de la serie de Telltale encontrarán en este capítulo la joya de la corona de una historia que todavía tiene grandes momentos por escribir. Por desgracia, sigue llegando totalmente en castellano, algo que jugará en contra de quienes no dominen la lengua de Shakespeare.

Lo MejorLo Peor
Bill Carver, memorable personaje
Los mismos errores visuales de siempre (animaciones, texturas)
Los giros de guión y la tensión creciente
Totalmente en inglés
El tramo final de capítulo
Conexión total con Clementine y el mundo en el que intenta sobrevivir

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Este tercer episodio tiene menos momentos de exploración y acción, pero la experiencia que vivimos dentro del capítulo es inolvidable por los diálogos, los personajes, los giros de guión y las decisiones que debemos tomar. La narrativa no tiene rival y se convierte en uno de los mejores capítulos que recordamos.

Gráficos

En lo visual, Telltale Games mantiene la tónica habitual con su tecnología capaz de recrear páginas de cómic con trazos digitales sobre la pantalla. Es un motor que visualmente encaja con The Walking Dead, que ayuda a concebir la personalidad de los personajes, pero sigue manteniendo activa alguna que otra lacra heredada de la primera temporada y que podría haber sido corregida.

Sonido

La interpretación del equipo de actores y actrices de doblaje está a un gran nivel gracias a ciertos personajes que hacen un gran papel a nivel de interpretación. La banda sonora es un punto a tener en cuenta para transmitirnos tensión.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,3
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Telltale Games
Género: 
Aventura gráfica
Subgéneros: 
Survival Horror
Lanzamiento: 
14/05/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
360
También en:
IPD IPH OSX PC PS3 PSV
+18MiedoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad