Skip to main content
Publicidad
Publicidad

The Dishwasher: Vampire Smile

Sucker Punch
Sucker Punch
review_game
| |
25861 visitas
El original llegó por sorpresa y esta secuela, para qué negarlo, también. Nadie esperaba mucho de él y se anunció casi de tapadillo, pero Vampire Smile ya es una promesa en firme: supera ampliamente al original y confirma a James Silva como uno de los creativos más talentosos del sector independiente. Te descubrimos porqué deberías sucumbir a la sonrisa de vampiro.

James Silva. Apuntad ese nombre porque corresponde a uno de los creativos con más talentos del panorama del videojuego ‘indie', un afortunado diseñador que tuvo una gran idea hace unos años y que materializó en 2009 en su 'The Dishwasher' (leer análisis), un título que originariamente se creó en el Dream-Build-Play de Microsoft y que debido a su calidad pasó a convertirse en un juego del arcade. Aquella obra era notable, pero inmadura. Faltaba pulirla en todos los aspectos: jugables, visuales, sonoros, incluso conceptuales. Era un fantástico título igualmente, con sus imperfecciones, pero esas pequeñas taras necesitaban ser cortadas de raíz. Vampire Smile, su secuela (de nuevo a cargo de Silva a través de Ska Studios) es la respuesta a esta necesidad. Tiene todo lo que una secuela debe poseer y multiplica por dos, y hasta por tres, las virtudes del sorprendente juego original. Toda una proeza.

dishwasher_vampire_smile_03.jpg Captura de pantalla

Puntos de vista
Vampire Smile tiene muchas virtudes, pero una de ellas es la honestidad con la que se cuentan las cosas a pesar de que la ambición de Silva va más allá de quedarse en el sencillo beat'em up correpasillos. Si en el anterior juego conocíamos la historia de 'el lavaplatos' (el dishwasher del título), aquí volvemos a recuperarle en el punto en que acabó el primero. No temáis si no habéis jugado: la historia se puede seguir perfectamente se conozca o no la original y está contada de forma magnética mediante cuadros de texto muy escasos pero extremadamente gráficos. La narración es uno de los puntos fuertes de Silva y a pesar de que no cuente nada que no se haya hecho ya, su voz es tan diferente a la de otros creadores que se acepta con los brazos abiertos su propuesta. La historia del Lavaplatos es sólo una parte del juego… porque ahora se añade otro personaje más que es (indudablemente) el que hace que este Vampire Smile se eleve muy por encima de su antecesor en materia narrativa.

dishwasher_vampire_smile_02.jpg Captura de pantalla

¿Su nombre? Yuki. Aunque la conoceremos como 'la prisionera' en la pantalla de selección de personaje. Quien haya jugado al primer juego sabrá quién es y sino lo irá descubriendo poco a poco, porque tiene una historia completamente diferente a la del Lavaplatos aunque, eso sí, ambos recorren los mismos escenarios y se enfrentan a los mismos jefes, de forma que la única diferencia entre el modo historia de uno y de otro es, efectivamente, esto, la trama. No pasa nada porque en el caso de la Prisionera jugar con ella es toda una experiencia digna de disfrutarse. Su aventura se inicia en un psiquiátrico en el que avanzamos lentamente, en escenarios terriblemente tétricos y surrealistas, para posteriormente pasar a una realidad alternativa en la que la joven 'escapa' a su mundo.

dishwasher_vampire_smile_01.jpg Captura de pantalla

Desde el 25 de marzo está en cartelera la película de Zack Snyder 'Sucker Punch'; los paralelismos son tan evidentes que mencionarlos es casi redundante, aunque así todo, sirva como recomendación indirecta: si te gusta la historia de este personaje, te gustará la del film, y viceversa. Lo verdaderamente potente de esta historia es que se alternan esos mundos 'real' y 'fantástico', de forma que tan pronto estamos luchando como volvemos a una sala del psiquiátrico y todo se va narrando de forma orgánica, sin los obligados cuadros de diálogo. La historia de ambos personajes, al contar con el mismo desarrollo, dura exactamente lo mismo: unas 4-5 horas. Nada mal para un arcade de acción que puede disfrutarse en media docena de niveles de dificultad, desde los tradicionales fácil/normal/difícil hasta otros pensados para público menos veterano, u otros para los más hardcore. Vampire Smile es un juego para todo el mundo en este sentido, aunque en otros se crea (sin ningún tipo de pudor) un nicho del que es difícil sacarle: que pueda ser fácil de jugar no implica que sea el título perfecto para los infantes.

dishwasher_vampire_smile_11.jpg Captura de pantalla

La alusión al vampirismo del título ('sonrisa de vampiro') no es fortuita: la sangre mancha la pantalla a cada tajo de katana y considerando que pueden hacerse combos de decenas de impactos queda claro cómo se ha tomado el equipo la concepción del juego. Habrá que hacer frente a todo tipo de enemigos, y es que en esta guerra estamos (salvo en alguna ocasión puntual) completamente solos: hombres trajeados con habilidades eléctricas, soldados de toda índole, muertos vivientes, robots con malas pulgas… los obligados jefes son presentados además de forma dramática, con un zoom in sobre sus cuerpos que recuerdan a las memorables presentaciones del Correcaminos y el Coyote en sus cortos de los Looney Tunes, con su 'nombre científico' acompañando a la imagen. Dicho esto, queda claro que a nivel argumental no se ha descuidado el título a pesar de que (por supuesto) no tiene la profundidad que caracteriza a otros géneros.

dishvs_6.jpg Captura de pantalla


AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
juancho51
Mar, 25/09/2012 - 00:52
buen juego, destaca por el musicon que tiene, mezclando guitarreo con drumnbass y acid techno, a veces incluso en el mismo tema... graficamente tb esta muy guapo, ertetica comic y muuucha sangre.
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Ska Studios
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Arcade
Lanzamiento: 
06/04/2011
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
+16

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad