Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Spelunky

Spelunky!
Spelunky!
review_game
| |
17844 visitas

Los plataformas descargables siguen recibiendo grandes propuestas que mediante aspectos visuales bellos y desafíos jugables considerables se van haciendo un hueco en la industria actual. El último en apuntarse al carro es Spelunky!, un reto para los más valientes.

Los meses de verano siempre son un buen momento para echar un ojo al extenso catálogo de juegos descargables que las plataformas como Xbox Live ofrecen. Primero porque a falta de novedades importantes –aunque en este 2012 los habrá durante agosto- siempre está bien buscar experiencias nuevas, originales y con elementos que se diferencian del mainstream y del día a día del jugador. Y segundo porque con el tiempo se ha ido conformando un catálogo exquisito de títulos que poco o nada tienen que envidiar a las enormes producciones retail que van saliendo mes tras mes. En este grupo de juegos elegidos dentro de los descargables se encuentra Spelunky!, la última gran maravilla del bazar de Xbox Live disponible desde esta misma semana. El diablo vuelve a vestirse de plataformas, algo que es de celebrar.

Si hay un género que se ha podido revitalizar gracias a la producción de juegos indies y de proyectos descargables sin muchas de las ataduras comerciales que marcan el ritmo de la industria, ese es precisamente el de las plataformas. Denostadas durante algún tiempo y casi sin un lugar claro en el mapa, el renacer del género con obras como Super Mario Galaxy, Rayman Origins o Donkey Kong Returns ha estado también ligado a otros títulos descargables que han vuelto a dar sentido a eso de saltar de un sitio hasta otro para llegar a nuestra meta. Y no son pocos los juegos que han cuajado en formato digital: Super Meat Boy, Limbo, Braid, Splosion Man, Trine 2 o Fez. Juegos de un gran nivel y un gran acabado que realza las plataformas, aunque en muchos casos sea más que ese género solamente.

Spelunky! (360) Captura de pantalla

Todos ellos reciben un nuevo contendiente en formato digital: Spelunky, producción indie creado por el desarrollador de juegos Derek Yu, que revolucionó la escena independiente con esta propuesta que ahora llega a Xbox. La obra en cuestión vio la luz en forma Freeware hace ya cuatro años para Microsoft Windows, con un tremendo éxito y alcance. Ahora, su obra llama a las puertas de Xbox Live con una propuesta mucho más cuidada, pulida y ampliada de lo que se pudo ver en un primer momento. Un protagonista con mucho de Indiana Jones en su diseño, y objetivos a priori sencillos como llegar al final de cada fase y si se puede recogiendo el máximo de objetos posibles. Suena sencillo, y lo es, pero la fórmula para conseguir todo esto es la que convierte este Spelunky en un juego atractivo y desafiante desde el primer momento. Es la hora de este héroe sin nombre, un Spelunker dispuesto a todo para conseguir oro… y sobrevivir. Sobre todo lo segundo.

En nuestros primeros compases recogeremos el libro de un explorador que servirá para que sigamos sus peripecias por el tutorial, donde seguramente ya moriremos alguna vez por despiste. Y es que la muerte es uno de los elementos más presentes en este Spelunky. Antes citábamos algunos juegos que ofrecen todo tipo de elementos que va más allá de la precisión del salto de plataforma en plataforma, y el caso de este juego es similar. Lo primero que debemos saber es los patrones de todos y cada uno de los elementos que nos encontremos a lo largo de nuestra aventura. Solo así podremos avanzar. Aquí no hay saltos a ciegas que nos sirvan, sino un estudio minucioso del entorno antes de seguir adelante (en este caso, hacia abajo). El objetivo, a fin de cuentas, es bastante sencillo: empezamos en una zona elevada de una fase y debemos llegar a una salida que está algo más abajo. Suena fácil, pero no lo es en absoluto.

Spelunky! (360) Captura de pantalla
La cuerda será uno de los elementos clave del juego. Ojo al loco que guarda los tesoros...

La estructura del juego es sencilla y no engaña. Tenemos cuatro mundos con sendas cuatro fases que debemos superar yendo de un punto A a un punto B. Con esta premisa, puede parecer que el juego sea poca cosa, pero no. Spelunky es de esos productos que se puede terminar en minutos si jugamos con todas nuestras habilidades y conocemos al dedillo las trampas que tiene dentro de sí este plataformas. Pero nos durará horas y horas en nuestras primeras partidas, porque moriremos constantemente. Nuestro explorador tiene cuatro corazones que van perdiéndose a cada elemento que nos obstaculiza (nos toca un enemigo, caemos de demasiado alto, nos alcanza un proyectil…) y una vez se nos han acabado… game over. Y vuelta a empezar. Cuando decimos vuelta a empezar queremos decir que volvemos al mundo 1-1. Y desde ahí, cuatro corazones para volver a avanzar por las cuatro fases del primer nivel, las cuatro del segundo, etc.

Esto puede ser algo frustrante en los primeros intentos, y no es para menos. Cuando no es un salto mal dado que nos manda a unos pinchos que nos liquidan ipso facto, es un jarrón que rompemos pensando que encontraremos algún premio y lo que hay es una serpiente que nos quita ese último corazón de vida. Además, memorizar los niveles no sirve absolutamente de nada: el juego genera aleatoriamente las fases cada vez que reiniciamos la partida. Eso significa que ese camino donde nos han matado por X motivo ya no existirá, porque básicamente esa estructura de nivel ya no estará ante nosotros. Será otra. Y a lo mejor antes habíamos pasado tres fases del tirón y la cuarta se nos había atragantado y ahora nos encontramos con una primera fase que ya nos frena de inicio. El reto y desafío que supone el juego nos invita a conocer como funciona el producto, no a memorizar como robots donde saltar y donde atacar. Eso no sirve. Aunque es cierto que a veces es más la mala suerte o situaciones poco "justas" las que decidan que estamos muertos.

Spelunky! (360) Captura de pantalla
Poderoso es don dinero, con el que podremos comprar de todo. Desde cajas misteriosas a machetes.

Los controles son sencillos, aprovechando los cuatro botones frontales y uno de los gatillos. A saber: con A podremos saltar y agarrarnos a salientes, desde donde podemos ponernos en pie. Los otros tres botones son tres elementos básicos para poder avanzar. Uno es el látigo con el que mataremos a los enemigos, romperemos objetos o moveremos otros como pueden ser las piedras; otro es una cuerda que nos permitirá subir y bajar de zonas concretas en las que estamos atascados; por último, tenemos las bombas, que podemos tirarlas o dejarlas en un punto concreto y que se cargan literalmente el escenario. Son nuestra arma más valiosa, ya que gracias a ella podemos atajar destruyendo las plataformas en las que estamos y bajando más rápido por ejemplo. Eso sí, con cuidado de no ser alcanzados por su onda expansiva porque aquí cualquier despiste es nuestra tumba.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
Cain91
Lun, 30/06/2014 - 11:34
"Y es que intentar hacerlo todo del tirón está al alcance de solo auténticos jugones."

Pues básicamente es casi imprescindible jugarse todos los niveles del tirón para vencer al primer boss... Y para el segundo es un requisito pasárselo del tirón. [*]
Intentar vencerlo con el atajo desbloqueado del Templo es mas cuestión de suerte (que te encuentres muchas cajas de bombas y alguna de cuerda en solo 3 niveles donde las cajas son mas inaccesibles) que de habilidad, porque si vas a pelo sin items prácticamente no tienes nada que hacer.

De todos modos que no cuna el panico, el objetivo inicial del juego no es pasarselo del tirón sino abrir los atajos 1 a 1 para tener el Checkpoint que te permita entrar al primer nivel de cada 1 de los 4 biomas que hay cuando se te antoje y a partir de ahí jugar para conocerlos y alcanzar su final.
En resumen, que dentro de lo que cabe hay una progresión en el juego que te hace todo mucho mas ameno y no te llega a dar un chungo de la frustración. Es como el Dark Souls de los plataformas. Es jodido hasta que conoces las amenazas y tienes checkpoint a ratos.

Y vaya manera de hablar del multi cuando se nota muchísimo que es una añadido que han puesto porque no les costaba esfuerzo alguno, es un mero extra para echarse unas risas de lo caótico y claustrofobico que es y que su presencia no tiene peso alguno en el juego.

Y un detalle: La guía que guarda información sobre enemigos, trampas, zonas y armas es información muy superficial y cómica en algunos casos. Por ejemplo en el apartado de enemigos no te dicen lo que hacen ni nada por el estilo que te ayude a enfrentarlos.

PD: Aconsejo probar la demo (al hay menos en la Store).
Da mucho de sí y es un buen indicativo de cuan adictivo puede ser el juego pese a morir y morir. El hecho de querer volver a enfrentarte a las amenazas para ver si has aprendido de ellas para llegar al siguiente bioma es lo que mas engancha.

[*] - Que nadie se asuste con lo de "pasarse todos los niveles del tirón". Una partida con el segundo boss vencido puede ser de media hora a un ritmo calmado.
MaxSlug
Vie, 23/11/2012 - 12:46

Este juego no tiene nada que ver con Spelunker de NES?.


Es una versión HD de Spelunky, juego freeware para PC, el cual estaba basado en el Spelunker que tu mencionas.
shao
Jue, 05/07/2012 - 13:59
Este juego no tiene nada que ver con Spelunker de NES?.
gatdot3d
Jue, 05/07/2012 - 12:33
aunque este no pinta mal, me quedo con "Spelunker HD" y "Spelunker black"
Signore Coloma
Jue, 05/07/2012 - 12:27
"cooperativo local limitado,entre otras cosas por compartir pantalla"...

Argumento negativo con total ausencia de solidez,desde tiempos imemoriables(y en la actualidad,New S.Mario Bros,ejem) en estos juegos ha sido así y una de las "gracias" precisamente es no salirse,o compartir la pantalla.

Ayyy meri,que te me estás volviendo modernota,TODO pedir online,TODO son problemas en multi locales incluidos...
8,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Mossmouth
Género: 
Plataformas
Lanzamiento: 
04/07/2012
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3 PS4 PSV
+7

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad