Skip to main content
Publicidad
Sniper Elite 3

Sniper Elite 3, análisis

review_game
| |

Rebellion vuelve a la carga con Sniper Elite III, la última entrega de la saga que pese a que mejora en algunos aspectos las entregas anteriores sigue cometiendo algunos fallos que empañan la experiencia final de juego.

Hubo una época en el que el periodo histórico de la Segunda Guerra Mundial era un recurrente en el mundo del videojuego. Tanto es así que finalmente la época del conflicto bélico más importante de la historia acabó saturando al mercado y desde entonces el número de títulos ambientados en esta época se ha visto reducido de forma considerable pero, de vez en cuando, alguna compañía se atreve a volver a 1942, en este caso al Norte de África para ponernos en la piel de un francotirador de élite del ejército Aliado. Bienvenidos de vuelta a la guerra más sanguinaria de todos los tiempos, bienvenidos a Sniper Elite III.

Rebellion, un estudio británico bastante conocido en el mundo del videojuego gracias a títulos como Rogue Warrior o Star Wars Battlefront Elite, son los encargados de realizar esta tercera entrega de la saga tras haberse encargado del spin off de zombis de la misma, llamado Sniper Elite Nazi Zombie Army (que cuenta con dos entregas) y de Sniper Elite V2, sin embargo y pese a que Sniper Elite III ha mejorado respecto a la segunda entrega numérica de la saga, sigue contando con aspectos irregulares y con algunos fallos que ya detectamos con anterioridad en los juegos de francotiradores de Rebellion.

Sniper Elite 3 (360) Captura de pantalla

Sniper Elite 3 (360) Captura de pantallaSniper Elite 3 (360) Captura de pantallaSniper Elite 3 (360) Captura de pantalla

El título comienza, como viene siendo habitual dentro de la saga, con la voz en off del protagonista  situándonos en la campaña de África de la Segunda Guerra Mundial, concretamente en la ciudad de Tobruk en la cual tiene lugar la primera misión del juego. Desde ese instante nos pondremos en la piel de este “sniper” e iremos avanzando de trinchera en trinchera y de misión en misión por una campaña que no cuenta con demasiadas sorpresas y que se limita simplemente a estar ahí y a darnos una excusa para salir al campo de batalla a repartir balazos.

El cometido de las misiones en sí es sencillo y a la vez bastante recurrente, deberemos de pasar por ciertos puntos para cumplir con nuestros objetivos, ya sea eliminando al oficial de turno, buscando documentos, saboteando con explosivos vehículos o piezas de artillería… Para lograrlo deberemos de intentar pasar desapercibidos para movernos por el mapa de cada misión que pese a ser amplios y contar con algunos caminos alternativos nos sigue sin dejar la suficiente libertad como para tomar alguna táctica que se salga del guion y finalmente lo que haremos será infiltrarnos y eliminar de forma silenciosa a nuestros enemigos hasta llegar a los objetivos en cuestión, prefiriendo actuar en la mayoría de las ocasiones de esta manera a usar nuestro poderoso rifle, algo que sin duda es un fallo del juego que nos incita a ello por culpa de dos factores fundamentales, las poderosas armas cuerpo a cuerpo con las que contamos (un cuchillo letal y una pistola silenciosa que mata fácilmente a los enemigos) y la facilidad que tienen los soldados del ejército del Eje de detectar de dónde vienen nuestros disparos, por muy lejanos que estos sean.

Sniper Elite 3 (360) Captura de pantalla

Por lo tanto el sigilo es nuestra mejor opción y el título cuenta con mecánicas bastante bien ejecutadas en este sentido y con buenas posibilidades como la colocación de trampas o de diferentes minas que nos permiten cubrir nuestras espaldas por si algún molesto soldado decidiese cruzarse en nuestro camino. Eso sí, si andar con cuidado no funciona esta vez el combate a distancias cortas con subametralladoras como la MP40 si es una posibilidad, dado que los momentos de disparos con armas que no sean la de nuestro fusil de francotirador han mejorado de forma considerable respecto a entregas anteriores. De hecho estos momentos de juego llegan a ser bastante divertidos y aderezan misiones que, de lo contrario, podrían ser bastante planas para algunos jugadores a pesar de contar con algunos objetivos secundarios que, en ocasiones, resultan más gratificantes que abordar el cometido principal del nivel en cuestión.

Algo que no nos convence demasiado por otro lado es la IA enemiga, que resulta frustrante dado que es demasiado buena en algunos aspectos y demasiado mala en otros contando con una puntería a larga distancia digna de nuestro protagonista del juego con armas que incluso no deberían ser efectivas en la lejanía como las subametralladoras. Como ya hemos dicho además en cuanto abrimos fuego los enemigos detectan nuestra posición exacta (aunque podremos evitarlo en algunas ocasiones si aprovechamos algunos sonidos de ambiente bastante fuertes). Sin embargo, los soldados son bastante ciegos cuando nos movemos en sigilo y se cubren en ocasiones de maneras un tanto absurdas, convirtiéndose en un objetivo fácil para nuestro cuchillo o pistola. Esto parece haber querido compensarlo Rebellion  poniendo un gran número de objetivos a batir en cada mapa, con un montón de patrullas y un respawn de enemigos que nunca llegan a agotarse por muchas bajas que causemos en el bando del Eje.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 17.50 € Comprar >
PAL/ES 24.23 € Comprar >
Desarrolla: 
Rebellion
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
12 Jugadores
Lanzamiento: 
27/06/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3 PS4 XBO
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad