Skip to main content
Publicidad
Publicidad

NBA 2K11

His Airness's back
His Airness's back
review_game
| |
58253 visitas
Los simuladores deportivos han alcanzado su mejor nivel exponencial en la nueva generación. Lo que en la época de PS2 era calidad se convierte en puro realismo. Quizás se deba a la mejora gráfica o a la posibilidad de trabajar con una base que nacía hace más de diez años, pero lo cierto es que NBA 2K ha llevado la batuta de los juegos de basket desde hace ya algún tiempo. Michael Jordan se convierte en el mejor anfitrión posible para poner de relieve lo que parecía un secreto a voces: con una sustancial mejora jugable, nuevos modos de juego y un estilo inconfundible, 2K Sports lleva hasta la enésima potencia su obra maestra por excelencia.

Mejorar una base impuesta año tras año en un plazo inferior a los 12 meses de desarrollo es una tarea tan compleja como sufrida para el pequeño grupo que se encarga de ello. El género de las franquicias deportivas es uno de los que más inclemencias padecen en este sentido. Lo vemos cada año con los referentes futbolísticos, que apenas son capaces de mejorar uno o dos aspectos muy específicos de su rendimiento, como también en las ramas secundarias de la industria. Son pocas las licencias que han alcanzado la excelencia jugable a la que todos -o casi todos- aspiran en la actualidad: NHL de la mano de EA, Madden, probablemente también FIFA (aunque siempre está sujeto a distintas perspectivas, como bien hemos tenido ocasión de comprobar en las últimas semanas).

nba_2k11_50.jpg Captura de pantalla

La experiencia jugable es lo que define, en fin, que un simulador sea un buen candidato al trono o un ejemplo a seguir. Cuando se trabaja sobre un estilo muy determinado no queda otro remedio que seguir apostando por un mecanismo que puede o no mejorar con el paso del tiempo, siempre sujeto a las posibilidades que ofrece la tecnología. Decía uno de los máximos responsables de la franquicia baloncestista de 2K que su licencia estaba cerca de alcanzar la excelencia para la que habían trabajado durante tantos años. Mientras que EA se estancaba absurdamente con NBA Live (por aquello de no haber sabido innovar en los últimos cinco años de su dilatada carrera), la compañía norteamericana parecía haber dado en el blanco a la hora de plasmar sobre una cancha las sensaciones que transmite un partido de baloncesto. O quizás sería mejor matizar: de la NBA. A fin de cuentas, el deporte americano cuenta con su peculiar forma de sentir y de expresarse, como todo lo que sale de Estados Unidos.

nba_2k11_and_jordan_copia.jpg Captura de pantalla

El mismo ejecutivo era el encargado de poner las barreras de la edición del presente año, liderada por un Michael Jordan que después de su corta andadura en NBA Street parecía renegar de cualquier participación virtual que llegaba a la mesa de su despacho. 'Con este motor gráfico, y dadas las limitaciones de la generación actual, creemos que es imposible que se mejora la sensación, el espíritu y todo elemento secundario de un partido de baloncesto que esté estrictamente ligado al comportamiento del balón'. Solucionar la tosquedad de las animaciones cuando el balón sale del cubículo, la semejanza virtual de los jugadores menos significativos, las estrategias que se venían repitiendo año tras año… La base, como venimos diciendo, no se puede modificar, pero sí todo lo que la rodea. Por eso no nos extraños al ver a Jordan como el icono de la edición de este año. Una guinda al excelente trabajo que se ha desarrollado hasta la fecha, algo así como un grand finale que establece la línea a seguir en el futuro. Nos equivocamos.

nba_2k11_30.jpg Captura de pantalla


El rey de la velada
Se sorprenderá el usuario acérrimo que encuentre a una leyenda como Jordan en la portada de su simulador favorito, principalmente porque se aleja de los esquemas que 2K ha venido ofreciendo hasta la fecha. Visual Concepts había trabajado duro con la parte estética, añadiendo nuevos modos de juego que siguen los patrones de los simuladores futbolísticos en lo que refiere a modalidad online y multijugador, así como a la hora de ofrecer al usuario la posibilidad de crear a su propio jugador virtual para auparlo hasta lo más alto del estrellato mundial. El año pasado hubo ocasión de contemplar una demostración de maneras en este sentido, con La Asociación como bandera, algo así como el sumun de los ‘manager' deportivos, en el que el usuario se convertía a la vez en presidente, entrenador, jugador y dios absoluto de las finanzas de su equipo.

nba_2k11_40.jpg Captura de pantalla

Quedaba la asignatura pendiente de relacionar directamente esta modalidad con el juego de campo, que se relegaba a la traca de competiciones habilitadas en la edición de 2010. A saber: Torneo, Temporada, NBA Blacktop (competiciones de mates, triples, acrobacias a la hora de anotar entre dos jugadores…), PlayOffs, Ligas Interactivas, Mi Equipo NBA y Situación, donde como el propio nombre indica, es posible ajustar los parámetros de un partido para superar un duro reto como mejor apetezca en cada momento. Básicamente se ofrece al usuario un amplio espectro de posibilidades para que sea él quien decida cómo quiere jugar y a qué dedicarse, un hecho que agradece el jugador individual, amén de la ingente cantidad de modos online que poco o nada varía esta temporada. Todo lo que ofrecía NBA 2K10 está presente en NBA 2K11 salvo los partidos entre 3vs3 dentro de una cancha común, una faceta que ha desaparecido para ceder el protagonismo al verdadero héroe de esta edición. A él le dedicamos las páginas de este análisis.

nba_2k11_49.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar

Cómpralo al mejor precio

NBA 2k11 (XBox 360)

PAL/ES 9.00 € Comprar >
PAL/ES 12.98 € Sin Stock
Desarrolla: 
Visual Concepts
Género: 
Deportes
Lanzamiento: 
05/10/2010
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad