Skip to main content
Publicidad
Medal of Honor

Nuevos soldados, guerra conocida...

review_game
| |
El reseteo de la saga Medal of Honor ha llegado ya a nuestro país, dejando atrás la segunda guerra mundial en pos de los conflictos contemporáneos. Lucha por tu medalla al valor...

Resulta curioso encontrarse a lo largo de la historia de los videojuegos con situaciones vividas por sagas que lo han sido todo y que han tenido que reinventarse para sobrevivir. Tenemos ahora mismo muy fresco el caso presentado hace pocas semanas con el nuevo 'enfoque' que se le va a dar a la saga Devil May Cry, con un Dante que ha levantado ampollas y protestas entre los fans del mismo, por poner un ejemplo. También hemos visto casos de sagas que se han amoldado a nuevas vertientes y modas que el público demandaba, como por ejemplo los cambios que ha sufrido la saga 'Need for Speed' pasando de las persecuciones al mundo del tuning y, posteriormente, a la competición pura y dura, volviendo este año a su verdadero origen con el juego de Criterion Games. Otras sagas, sin embargo, se han mantenido fieles durante todas sus versiones a su espíritu inicial por encima de proposiciones o de simples modas pasajeras.

moh_03.jpg Captura de pantalla

El caso de la saga que nos ocupa hoy había sido, hasta la fecha, uno de estos últimos casos. Con un juego que nació en la extinta PSX y que se ganó al público de calle con sus dos primeras versiones, mantuvo en las siguientes la mecánica de juego y la ambientación histórica que había sido su sello de identidad. La 2ª Guerra Mundial mantuvo su fuerte atractivo, y la llegada de Infinity Ward y su excelente Call of Duty presentó una batalla con la que EA no contaba. Y de la que además salió perdiendo en comparaciones. El enfrentamiento Call of Duty-Medal of Honor se ha mantenido durante estos años, cada vez más desnivelada hacia el lado del juego de los ex Activision, debido a un estancamiento gradual y bien visible en la saga de EA. Cuando Infinity Ward varió su marco histórico del cuarto Call of Duty hacia una época más actual, la lucha terminó por romperse totalmente, dejando a Medal of Honor en un rincón oscuro. La salida de un nuevo título de la saga con el sobrenombre de 'Airborne' acabó de demostrar que la mecánica de la saga había dejado de interesar al público...

moh_04.jpg Captura de pantalla

Visto el éxito que ha tenido la vertiente 'Modern Warfare' de Infinity Ward en sus dos juegos, EA puso toda la carne en el asador y ni corta ni perezosa (y mucho menos avergonzada) decidió que era mejor intentar asimilar y potenciar un nuevo marco estilístico-histórico antes que seguir con unas ideas que se habían demostrado acabadas. Estamos ante un caso muy similar a lo intentado por la misma Electronic Arts con la dupla 'God of War-Dante's Inferno': copiar y amoldar un sistema de juego y una temática mitológica a un nuevo juego y un universo propio. En este caso, Medal of Honor intenta absorber todo lo bueno presentado por 'Modern Warfare', potenciarlo y amoldarlo a su propio sabor. El marco temporal es el mismo, la actualidad. Las confrontaciones acogen gran parte del momento político-social del miedo al terrorismo y lo embute en un nuevo combate contra Al Qaeda en una situación ya conocida por todos en películas y otros videojuegos, así como la siempre difícil relación entre militares y políticos, que aún buscando un mismo fin se encuentran enfrentados por intereses y egos. Sin paños calientes en cuanto a aplicar momentos espectaculares y tensos reconocibles por otras vías, así se presenta esta nueva entrega. Esto es Medal of Honor, un juego bélico en primera persona ambientado en la actualidad. Por lo visto no hay mucho espacio para innovaciones...

moh_02.jpg Captura de pantalla

Sin embargo, en este caso EA sí ha sabido encontrar una asociación perfecta para saber manejar el lado multiplayer, auténtico bastión en los juegos de Modern Warfare. Para ello se ha servido del saber hacer de DICE, maestros de Battlefield Bad Company. Mientras la campaña para 1 jugador corre a cargo de los noveles Danger Close, los creadores de Mirror's Edge se han centrado con su Frostbite en la parte que seguramente tenga más uso a nivel de duración. Una decisión que no se puede tildar más que de sabia y acertada, y que a buen seguro les reportará una gran cantidad de ventas con usuarios que se sentirán plenamente confiados en esta vertiente, gracias a la experiencia pasada con Bad Company 1 y 2. Un buen combo generado por un nombre que aún tiene mucho tirón entre la comunidad de videojugadores (Medal of Honor) y un modo para varios jugadores creado por unos más que reputados programadores… no hay nada que temer en principio. ¿O sí?

moh_01.jpg Captura de pantalla

Veamos qué nos trae hasta nuestra máquina la nueva iteración de la saga de Electronic Arts. La 2ª Guerra Mundial ha quedado atrás, son nuevos tiempos con nuevos peligros y nuevas situaciones. Es hora de saber si Medal of Honor se ha adaptado bien y está en el momento exacto en el lugar oportuno. Afganistán es el marco elegido. El punto de partida se sitúa en la ciudad de Gardez, donde un comando Tier-1 se encuentra en una emboscada, derivando todo lo posterior en apenas 48 horas mientras visitamos Bagram (un cementerio de aviones… ¿os suena?) y las montañas de Shahikot para terminar un momento crítico y delicado donde la amenaza de un nuevo atentado está presente. Es la hora…

moh_screen_mp_4.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
No cover available.
Desarrolla: 
Electronic Arts
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
24 Jugadores
Lanzamiento: 
15/10/2010
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad