Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Hell Yeah! Wrath of the Dead Rabbit

Hell Yeah! Wrath of the Dead Rabbit
Hell Yeah! Wrath of the Dead Rabbit
review_game
| |
6745 visitas

El Conejo del Infierno viene con sed de venganza en este desquiciado Hell Yeah!, plataformas cargado de humor ácido y sangre donde el jugador va perfilando su propio avance y viscerales asesinatos, también a través de un montón de minijuegos y QTEs, pero lejos de los grandes clásicos del género con un incomprensible aspecto inacabado e imperfectamente nivelado.

El inconfundible audio noventero de "Seeeegaaaa" presenta Hell Yeah! Wrath of the Dead Rabbit, uno de los más sonados esta semana en Xbox Live y PlayStation Network ya que supone una auténtica mirada al pasado y los 16 bits con un ingenioso y desvergonzado título de plataformas que lleva siendo estandarte de la compañía de Sonic en su rama de descargables desde que se presentó, junto a Jet Set Radio HD o los episodios de Sonic The Hedgehog 4. Detrás de este proyecto indie están los jovencísimos Arkedo Studios, amantes de lo retro pero que quizá con este título se han dejado algunos hilos sin terminar de revisar, empezando por su presentación. Humor negro y mucha sangre dan la bienvenida a un personaje protagonista de los de antaño, en un vasto conjunto de niveles de los de antaño y con una estructura de juego como las de antaño. ¿Es suficiente para dar pie a un producto destacable con un precio de 20 euros?

El Príncipe Ash es el Conejo Muerto enfurecido por la publicación de fotos suyas comprometidas que recuerda desde un primer momento a las mascotas-animales de los videojuegos de hace dos décadas. Pero no es un personajillo familiar y adorable, sino que se trata de un esqueleto desnudo capaz de cazar sin pausa a sus 101 enemigos de formas absolutamente crueles y violentas, como metiéndolos en un microondas, despedazándolos o electrocutándolos, todo ello con chorros y chorros de sangre manchando la pantalla. Su viaje por este Infierno psicodélico, de luces de neón, sustancias viscosas y tonos rosa chicle chillantes tiene esta misión de asesinato múltiple como tarea, aunque para llegar a unos y otros rivlaes tendrá que moverse con agilidad por enormes e intrincados niveles verticales repletos de puertas, puzles, y, sobre todo, minijuegos específicos.

[title] [field_image_type-terms-raw]
Color, diseño, desmadre y humor ácido. Hell Yeah! recoge todos estos alicientes en un plataformas de acción y microjuegos donde cada escenario es abierto.

Tiene mucho que decir en este desparrame de gore y saltos el equipo que lleve en cada momento Ash, así como su personalización, tanto de la sierra circular que cada vez va sumando más gadgets letales como del propio personaje. La recogida de dólares e items se hace así imprescindible para poder acceder a las diversas tiendas que Arkedo ha distribuido por las fases, donde comprar objetos especiales -como un jet pack o un cañón de fuego- que nos permitan acceso a zonas antes inalcanzables de los niveles, y así llegar hasta una nueva víctima. Además de los 101 adversarios objetivo, Hell Yeah! introduce otros enemigos a lo largo de los niveles, más fáciles de derrotar ya que cada una de las muertes centrales tiene su propio microuego -a lo Wario Ware- o Quick Time Events para desarrollarse.

Y aquí llega uno de los problemas de este título, el tratamiento a los microjuegos y QTEs. Son tan rápidos, en cuestión de segundos, que a veces no queda claro cómo hay que resolverlos, o son desequilibradamente exigentes, lo que coge por sorpresa al jugador que no tarda en morir. Y al morir, volveremos al último checkpoint, que puede estar bastante atrás o incluso devolvernos al principio del nivel, con todos los enemigos vivos otra vez y los items y objetos que hayamos recogidos requisados de nuevo para que vayamos a buscarlos, algo que aunque las primeras ocho o diez veces es desafiante, en los últimos niveles acabará amargando a los menos pacientes y desde luego le hacen perder parte del intenso ritmo que sabe mantener si no se pierden demasiadas vidas. Arkedo no ha conseguido hacer un título tan divertido como para que morir una y otra vez sea percibido como un reto, como algo que genere adicción, un atributo que sí tenían los videojuegos antiguos a los que intenta imitar y homenajear.

Hell Yeah! (360) Captura de pantalla
Chuletas para todos. Una nueva víctima de Ash acaba de caer, esta vez con una sierra que giraba sin freno.

Cuando se nos enseñó por primera vez (la pasada primavera) se prometían diferentes muertes para cada uno de los 101 objetivos, o al menos bastante variedad. Sin embargo, esto no se ha cumplido y no tardan en aparecer repeticiones de cada una de las ejecuciones. Están muy bien expuestas y son graciosas y exageradas, pero al contemplarlas por cuarta y quinta vez pierden ese encanto y sorpresa que iba a dar a este título un plus de adicción, donde el jugador siempre quisiera presenciar el siguiente gran asesinato. Se ha perdido ese espíritu que motivó el proyecto. No diremos nada más al respecto porque descubrirlas por primera vez es uno de sus puntos fuertes, dejamos que os sorprendan, aunque luego se repitan. No se puede criticar su variedad, en cambio, en los niveles, que aunque siempre son partes del Infierno y tienen tonalidades parecidas, sí están perfectamente diseñados y expuestos, con mucha riqueza, accidentalidad y policromía, así como un estilo visual único e inconfundible.

Sorpresas no le faltan, incluso en algunos toques shooter o de puzles muy bien insertados. La estructura de juego a lo Metroid o Zelda, con partes a priori innaccesibles que luego podremos atravesar gracias a potenciadores objetos y armas da también lugar a rompecabezas de nivel donde hay que activar interruptores en un orden o fijarnos en partes determinadas del escenario para poder avanzar, como tiendas donde adquirir ese gadget que servirá de llave. Realmente esta dinámica de juego le sienta de maravilla y le permite pequeños trucos, como enseñar al principio de un nivel dónde están los objetivos y checkpoints pero todas las puertas y obstáculos que atravesar hasta ellos, que dan lugar a órdenes de actuación sorprendentes y que a veces pueden ser elección del propio jugador. Hay muchísimo por desbloquear y coleccionar, desde gorros para Ash hasta bombas para su sierra pasando por tubos de oxígeno para el buceo o disfraces de superhéroes. Y también está la isla virgen, donde podremos poner a trabajar a los ya abatidos para sacar más objetos, aunque éstos no son demasiado útiles.

Hell Yeah! (360) Captura de pantalla
Habrá que pensarse muy bien en qué gastar los dólares. Nuestro conejito irascible parecerá cada vez más un trastero desordenado, aunque su arsenal de armas irá en peligroso aumento.

La estética colorista y 2D confunde a menudo elementos decorativos del escenario con superficies donde apoyarnos u objetos interactivos. A veces no queda muy claro qué hace daño y qué se recoge, o cómo debemos pasar por un pasillo que en realidad todavía no está accesible. Tampoco los saltos que el juego nos obliga a dar una y otra vez -como absoluto plataformas lateral- son un ejemplo de agilidad y fluidez. Ash no salta demasiado -al menos al principio en su forma básica- y los tramos más plataformeros pueden acabar haciéndose sosos y algo tediosos. El manejo, eso sí, es preciso y tan sencillo como robusto, sin sensación de injusticia o problemas de cámara.

En lo técnico, el juego se mueve de forma muy suave y está plagado de detalles, no hay ningún punto a criticarle gráficamente ya que las animaciones son bastante variadas y en HD llega a mostrar estampas muy disfrutables. Pero no se pueden pasar por alto algunos descuidos en su puesta en escena, en su presentación, como que ningún personaje tenga voces ni efectos y los diálogos y chistes solo se queden en unos bocadillos en la parte inferior de la pantalla, o que la música pese a arrancar muy bien cada nuevo nivel no pare de repetirse hasta la saciedad, malogrando así su insulsa banda sonora. Se aprecia que Arkedo no ha contado con todo el presupuesto que quizá les hubiera gustado, parece un juego inacabado, también en cuanto a testeo, ya que hay desajustes de dificultad repentinos o errores sin pulir que no le sientan nada bien.

Hell Yeah! (360) Captura de pantalla

Conclusión: 

El mercado de los plataformas laterales indies está completamente atestado de buenos títulos. Hell Yeah! Wrath of the Dead Rabbit es otro más en un universo donde maravillas como Limbo o Braid tienen mucho más significado, poderío y trascendencia, así como originalidad e ideas. Sin embargo, Sega trae con este juego una mirada irreverente a los plataformas de hace dos décadas, a aquellos juegos que querían ir más allá buscando la madurez del público que los disfrutaría y que utilizaban técnicas como este humor salvaje o buenos puzles de ingenio para atrapar al jugador. El sarcástico Príncipe Ash no llega al nivel de los grandes de entonces, pero no se queda corto en su carisma y juego protagonizado, bastante amplio en contenidos y realmente con buena estructura. Solo le ha faltado un mayor respaldo y trabajo tras de sí para convertirse en otro notable juego de saltos en 2D, precisamente el género más prolífero de todos los bazares y stores actuales para pequeñas compañías, donde más críticos debemos ser debido a la enorme cantidad de propuestas y precios.

Lo MejorLo Peor
Sabor a juego de los 90, con humor, animales-mascota protagonistas y escenarios únicos.
Dificultad establecida de forma injusta, con altibajos y checkpoints mal repartidos.
El esquema de niveles abiertos y que explorar a lo Metroid.
Su presentación, sin voces, pocos efectos sonoros, BSO repetitiva o muertes que se repiten demasiado.
Mucho contenido, variedad y accesorios para la sierra y Ash.
Saltos muy básicos y cierta confusión visual entorno-nivel.

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original pero pasarás unas horas divertidas. Con algo más de esfuerzo, hubiera sido mejor título. Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

Aunque no es demasiado ágil y tiene alarmantes altibajos de dificultad o algunas injusticias en la exposición de microjuegos y QTEs, lo cierto es que funciona y hace divertido investigar cada uno de los variados niveles que lo componen. Ir mejorando más y más a Ash y su armamento para que sea más sanguinario y cruel es apetecible.

Gráficos

Tampoco es una obra que destaque en gráficos, las hay más originales o cuidadas. Pero qué duda cabe de que Arkedo ha logrado un estilo propio que da identidad y viveza a los escenarios, mientras que expone de maravilla todas las salvajes ejecuciones que llevaremos a cabo, sin cortarse en violencia. El Infierno visto desde otro prisma.

Sonido

Quizá el aspecto más descuidado de Hell Yeah!, que bien podría haber introducido buenos guitarreos como su estética manda. La banda sonora no es nada que elogiar y los efectos no son demasiado variados, pero lo que no se termina de comprender es cómo los personajes no tienen voces o ni siquiera el habitual "blu blu blu" que simula conversación.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
Cain91
Lun, 14/01/2013 - 15:27
El que escribió "Lo peor" se quedó agusto, porque no da ni una:
    Dificultad establecida de forma injusta, con altibajos y checkpoints mal repartidos. La dificultad no es mala, ni mucha ni poca. Simplemente es un plataformas y la dificultad está en matar algunos bichos, que no es alta, pero tampoco es para ir a lo loco con la primera arma que pilles. Y los Checkpoints no están mal. Igual hay uno que te deja a 10 segundos de donde palmaste... ¡Que horror! para una vez que mueres y te dejan a 10 segundos del lugar (y encima es de los juegos mas fáciles de corregir errores cometidos, no es un juego de ensayo y error, ni de lejos). Su presentación, sin voces, pocos efectos sonoros, BSO repetitiva o muertes que se repiten demasiado. La banda sonora está muy bien, es muy variada y pega mucho con el contexto de los niveles (como todo su apartado artístico y su integración). Y los efectos sonoros son simplemente eso, efectos de sonoros que hacen su trabajo como en cada juego: ¿Que disparas? Suena un disparo. ¿Que te golpean? Se oye el típico sonido/queja de que has recibido daño. ¿Que revienta un monstruos? Suena un "chof" de reventar... vamos, lo de toda al vida, ¿que esperaba encontrar?¿home cinema integrado? Es absurdo. Hay muertes que se repiten, si, pero no lo suficiente como para aborrecerlas. Ademas, a cada una que se repite el minijuego es mas complicado, lo que se agradece. Y cuando se repite una, no significa que se repitan las que queden, siguen saliendo nuevas, y eso juega aún mas a favor. Y que no tenga voces nunca a sido nada malo, solo es una caracteristica. Tiene textos y humor, que ya es mas de lo que tienen otros juegos de este tipo. Saltos muy básicos y cierta confusión visual entorno-nivel. ¿Saltos básicos? Si, esto no es un Ghost&Goblins, pero no por eso es un punto malo, sobretodo cuando no es su unica baza jugable. Ademas está el detalle de que de vez en cuando hay que usar el zoom (que para algo está) para controlar la zona y no pasarte de salto o no caer en un sitio poco deseado. Y lo de confusión visual con el entorno... que quieres que diga, yo lo he visto todo muy claro y definido, en ningún momento me ha confundido un fondo o elemento del nivel con cualquier otra cosa.
Eso era el sinsentido de los puntos que a puesto. Ahora toca el sin sentido de no poner el verdadero punto malo:
    En PS3 de grandes HDD, sufre constantes cuelgues. Es un hecho, Arkedo lo reconoció y dijo que lo arreglaría (cosa que no a hecho aún) y sin embargo ni aparece como algo negativo.
Fuente escribió:
The game does have a freezing issue, it's not just you. Someone over at gamefaqs apparently emailed Arkedo about it and this was the responce...
Código:
We may have a fix already, but need to test it like crazy. Please accept our apologies... We spent thousands of hours of testing, and it never occurred... and then we are now getting dozens of mails about this really annoying stutter issue... Actually, it seems that it is related to PS3 with large HDD, or "old" (read: awesome and retrocompatible) PS3 with a brand-new, bigger, user-swapped HDD. Can you confirm you have a PS3 with a big HDD of the sorts? And if possible, what is your screen and how do you link it to your PS3? Again, we apologize so much. It sucks, and PS3 should behave the same way everywhere. It seems it's not the case. We'll do all we can to correct this quickly, then have all the hoops (SEGA, Sony) go as fast as possible so we can give you the experience you deserve as fast as we can. Camille for Arkedo
Expect a patch soon if thats anything to go by.
Es un gran fastidio para el que tenga PS3 con discos duros grandes, pero para los que no, es uno de los grandes juegos que se pueden encontrar en la Store: Original, variado en muchos aspectos y sin desentonar, y muy divertido.
dinamicheady
Sáb, 13/10/2012 - 04:21
Este juego se merece un 8 como minimo, el juego es muy entretenido y la jugabilidad muy buena, los graficos son geniales y manda huevos decir que el sonido es el aspecto mas descuidado cuando tiene una banda sonora genial.
6,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
SEGA
Género: 
Acción, Plataformas
Duración: 
15 Hrs.
Lanzamiento: 
26/09/2012
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PS3
+16Lenguaje soezSexoViolencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad