Skip to main content
Publicidad
Grand Theft Auto V

Análisis de Grand Theft Auto 5 en PS3

review_game
| |

El más esperado. Tanto que los comercios españoles han sido incapaces de respetar su fecha de salida oficial. GTA vuelve con una nueva entrega numerada tras cinco años de trabajo al más alto nivel que culminan en el que es, sin paliativos, el mejor juego de la presente generación y sandbox definitivo. Roba, extorsiona, secuestra, trafica, asesina. Vive al límite. Pero nunca, nunca cabrees a Trevor.

Todo crimen, ningún castigo

10/10, Obra Maestra. Y aún así GTA 5 no es el juego perfecto. Ninguno lo consigue. Pero si hubiera que escoger un solo y único videojuego como compra segura de toda esta generación, ése sería éste; Grand Theft Auto V consigue ser el GTA más completo, profundo, variado, amplio y divertido de toda la serie. Alimentado por una ambición salvaje, además. Un logro que impresiona menos viniendo de Rockstar. Es lo que se espera de ellos conociendo su nivel de autoexigencia, talento y determinación, los más de cinco años de duro desarrollo y el presupuesto récord que esta super producción ha manejado. Es complicado, imposible, encontrar un videojuego que transmita esta sensación de trabajo bien hecho a todos sus niveles y apartados. La diferencia está en el concepto mismo de GTA 5, que poco tiene que ver con el de cualquier videojuego del catálogo actual, incluidos los superventas del momento. Muy pocas productoras y editoras pueden permitírselo. Oblivion, Skyrim, Fallout 3, Mass Effect, Dragon Age, BioShock, GTA IV. Grand Theft Auto V pasa por encima de los mejores multiplataforma de la presente generación de consolas. Y lo hace aplicando una única regla: que el jugador no cese de encontrar motivaciones, una tras otra, para seguir invirtiendo horas en este mundo virtual. Y por supuesto, que se divierta en ello, muy mucho.

Primera lección de GTA V: Trevor es Dios y más te vale no incurrir en su ira.
Primera lección de GTA V: Trevor es Dios y más te vale no incurrir en su ira.


Una reflexión. ¿Qué se puede mejorar? A partir de la autocrítica hacia GTA IV, el videojuego con calificaciones más altas de la prensa en la actual generación, V encuentra un extraordinario punto de partida. Y desde ahí, todo Rockstar ha aportado para crecer. Red Dead Redemption con los entornos, flora y fauna. Midnight Club con modificaciones y conducción de vehículos. Max Payne 3 en la intensidad y espectacularidad de sus tiroteos. GTA IV con la propia Liberty City, su pálpito de ciudad viva y otros avances bien asentados, además de desprenderse de ese toque sobrio, solemne y encorsetado de guión y personajes. Y por supuesto, San Andreas, el alabado San Andreas, del que se le puede considerar sucesor espiritual: sátira, humor negro, sexo, toque desenfadado, personajes carismáticos, sí, pero también con una apabullante cantidad y variedad de actividades a realizar, una sólida historia principal complementada con misiones secundarias y múltiples minijuegos, personalización, economía y gestión, otros secretos. Y marca de la casa, una banda sonora que invita al placer de conducir, sin más, hacia la puesta de este sol californiano que brilla en Los Santos, estado de San Andreas, siendo reconfortante como pocos productos han logrado en la historia de este sector.

Los Santos es un espacio enorme, diverso, lleno de vida. Pero es sólo una parte del mapa.
Los Santos es un espacio enorme, diverso, lleno de vida. Pero es sólo una parte del mapa.


Triunvirato de malhechores
El giro más destacable que aporta GTA V a la serie se encuentra en controlar a una banda de atracadores con tres ladrones protagonistas. El trío formado por Michael, Franklin y Trevor, con todo lo que ello supone. Especialmente en el control, con el cambio dinámico de personaje en tiempo real dentro y fuera de las misiones. También respecto a la narrativa, desarrollando sus radicalmente diferentes personalidades, motivaciones, relaciones e historias por separado pero teniendo presente que forman parte de un entramado común. Michael, con influencias de Tony Soprano, cuarentón, padre de familia disfuncional, y chivato del FBI reconvertido a testigo protegido, multimillonario, criminal retirado y hastiado, busca dar rienda suelta a la bestia que ha soterrado y le ha abocado a una vida miserable y depresiva. Franklin, que por momentos tiene destellos y recuerda a CJ, mataría por tener su gran oportunidad para abandonar los trapicheos, timos y menudeo a los que está abocado en un barrio rodeado de homies y niggas incapaces de pensar a lo grande. La tendrá, y la aprovechará. Y por último, Trevor, CEO de Philips Enterprises como le gusta remarcar, es un guarro, inestable, imprevisible, politoxicómano, bipolar, con tendencias homicidas y lleva años inmerso en una espiral autodestructiva que para su suerte parece no culminar nunca. Pero tras esa fachada de maníaco sociópata, se esconde una mente criminal tremendamente calculadora -su boca escupe algunas de las frases más memorables de todo GTA-, con las ideas claras, capaz de convertirse en el rey del condado de Blaine, tierra de laboratorios de metanfetamina, plantaciones de marihuana y prostitutas, con 150.000 dólares en el bolsillo nada más empezar el juego. Los tres se acabarán encontrando, accidentalmente o tras una ardua búsqueda, es algo que el guión resuelve y conecta bien. Y se toma su tiempo. No controlaremos al trío al completo hasta aproximadamente las 8 horas de juego. Todo ello arrancando en forma de flashback. Con una mirada al pasado, al año 2003. A un golpe que acabó mal y que supone el inicio más vibrante de toda la saga.

Trevor, Michael y Franklin, tres tipos muy distintos unidos por el destino
Trevor, Michael y Franklin, tres tipos muy distintos unidos por el destino


De golpe en golpe
El camino al clímax, al final de GTA V, se flexibiliza y se construye a base de un in crescendo de golpes y robos en diferentes objetivos de máxima seguridad. Estos golpes son un nuevo concepto de macro-misión que requiere sacar adelante pequeñas misiones de preparación antes de llevarse a cabo. Estudio del lugar -fotografías, planos- elección del plan -siempre proponen dos, rejugables, sigiloso o contundente-, conseguir, robar o comprar el material necesario, subcontratar cómplices, colocar vehículos de huída y finalmente ejecutarlos en forma de las misiones más largas y completas que GTA ha podido ver. Entre los golpes, el jugador elige el cómo y cuándo, se intercalan misiones específicas a cada personaje de amigos, familia, secundarios afines, divertimentos o misiones, tareas y trabajos concretos de cada uno de los tres personajes, y en todo momento se da la opción a dedicarse a explorar el mapa por tierra, mar o aire, completar actividades, invertir tiempo en minijuegos, llamar al móvil de los amigos, navegar por Internet, tatuarse, vestirse con nuevas prendas, cortes de pelo o barba. Y básicamente, hacer el gamba a voluntad.

Ver Los Santos desde lo alto es sólo uno de los grandes espectáculos que nos aguardan en GTA V.
Ver Los Santos desde lo alto es sólo uno de los grandes espectáculos que nos aguardan en GTA V.
 

Es tu tiempo, tú decides cómo invertirlo
Y es que en GTA 5, entre golpe y golpe hay multitud de posibiliades; contrabando, ayudante de paparazzi, drogarse y fliparlo con las alucinaciones, masacrar oleadas de pandilleros, policías o militares, cazar animales salvajes, robar objetos íntimos a famosos, conducir una grúa y remolcar coches mal aparcados, abatir ilegales en la Patrulla Civil de Fronteras, ver la tele, ir al cine, de copas, de strippers -con el incentivo de poder meter mano en el baile privado- o como no podía ser de otra forma, sexo con prostitutas, salto BASE en paracaídas, acabar de productor asociado en Vinewood, jugar al golf, tenis o practicar yoga, medirse en triatlón a vigoréxicas, dar clases en la escuela de vuelo, disputar carreras ilegales -con coches a lo MC, motos de agua, todoterreno o bicis-, convertirse en asesino a sueldo al servicio de los índices bursátiles, echar unos dardos, practicar en la galería de tiro de Ammu-Nation, trabajar de taxista, de caza recompensas, ir al psiquiatra, comprar propiedades o negocios y vivir de las rentas, invertir en bolsa, navegar en velero, en submarino y explorar el fondo marítimo buscando residuos radiactivos, hasta comprarnos un tanque RHINO por Internet en tres clicks, pasear y rastrear con nuestro perro Chop, recoger piezas de naves alienígenas o submarinos, buscar paquetes y notas escondidas, hacer acrobacias en coche y avión, hasta asaltar una fortificada base militar. Y eso sin contar eventos aleatorios como secuestrar furgones blindados, recoger autoestopistas, borrachos o parejitas que buscan el motel más cercano, robar cajeros automáticos o por contra impedir atracos o robos de vehículos. El espíritu de San Andreas sigue vivo. Lástima haber perdido el gimnasio y la posibilidad de convertir a nuestro personaje en obeso mórbido a base de hamburguesas.

Los golpes son la gran estrella de la historia, los momentos cumbre de todo o nada.
Los golpes son la gran estrella de la historia, los momentos cumbre de todo o nada.

En el guión vamos a encontrar influencias de películas y series como Heat, The Italian Job, Breaking Bad, Los Soprano, Ocean’s Eleven, Reservoir Dogs, Sospechosos Habituales, Un Golpe Maestro y hasta Una Terapia Peligrosa o la segunda temporada de The Wire, entre otros. Hay más, desde luego. GTA siempre ha sido un crisol de cultura urbana y aquí Los Santos hace de catalizador. Todos prestan algo a la trama, que no sólo va de robar bancos. Como era de esperar el libreto se complica con un conflicto de alto nivel entre agencias gubernamentales -las propias versiones Rockstar de FBI y CIA-, la irrupción de las compañías militares privadas -Merryweather como la infame Blackwater-, narcos de diversa índole, traficantes de armas y algo de mafia china, aunque este GTA presta poca atención al crimen organizado tradicional, basculando más hacia los trapicheos de los guetos afroamericanos y bandas en decadencia comparados a su auge en San Andreas. También aparecerán otros poderes fácticos por cuya voluntad, y mayormente necesidad, nos veremos envueltos en golpes que nos llevarán a escenarios como los más que previsibles banco y joyería -ya mostrados-, apenas la punta del iceberg de los que veremos en las 35-38 horas que nos ha llevado completar únicamente las 74 misiones principales de GTA 5.

La diversidad de paisajes y actividades en el nuevo GTA no nos permitirá aburrirnos.
La diversidad de paisajes y actividades en el nuevo GTA no nos permitirá aburrirnos.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
10
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 18.99 € Comprar >
PAL/ES 18.99 € Comprar >
PAL/ES 19.90 € Comprar >
PAL/ES 18.99 € Comprar >
Desarrolla: 
Rockstar North
Género: 
Acción, Aventura
Subgéneros: 
Sandbox
On-line: 
16 Jugadores
Lanzamiento: 
17/09/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3 PS4 XBO
+18DrogasJuegoLenguaje soezSexoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad