Skip to main content
Publicidad
Fist of the North Star: Ken's Rage 2
Ken’s Rage 2 se une a la moda de la regeneración automática de salud, por lo que no solo es el pergamino el único ítem cuya función cambia respecto a lo visto en la primera parte. Afortunadamente, nuestra barra de salud se encuentra dividida en secciones al estilo Halo, por lo que si sufrimos daños que agoten la salud de una sección, no podremos recuperarla a no ser que encontremos y usemos uno de los ítems de salud repartidos por el mapeado. Si a ello unimos que la regeneración es bastante lenta, se produce solo cuando ni atacamos ni somos atacados, y que los jefes finales del Modo Sueño también cuentan con regeneración automática de vida (lo que nos obligará a tomar una estrategia claramente ofensiva a la hora de afrontar estos combates), al menos tenemos como resultado que la aventura no se convierte en un paseo como suele suceder en un Call of Duty al uso. En resumen, al menos por esta vez la regeneración automática de vida no arruina la experiencia jugable, pero su inclusión no deja de ser del todo injustificada, estando ahí únicamente porque es una de las modas más recurrentes de la presente generación.

Así luce el yermo

Visualmente hablando, Ken’s Rage 2 luce igual que prácticamente todos los beat ’em up masivos auspiciados por Koei. El motor gráfico (vetusto y fallido como él solo, mucho menos efectivo que el que Koei manejaba en la anterior generación) da en todo momento la sensación de no aprovechar debidamente el potencial de la plataforma en la que jugamos, ya sea 360, PS3 o Wii U. Eso sí, Ken’s Rage 2 es un beat ’em up masivo mucho más contenido de lo habitual en un Musou, por lo que no nos encontraremos tan a menudo ante los errores que suelen darse en un Dynasty Warriors, sobre todo en lo referente a la aparición y desaparición brusca de enemigos que sucede cuando el número de éstos en pantalla supera las limitadas posibilidades del motor gráfico del juego. En lo referente a modelados de personajes, Ken’s Rage 2 sí cumple con nota (es una de las pocas virtudes del motor gráfico), así como en la definición de las texturas que, aunque no sea para tirar cohetes, sí se encuentra dentro de la media para unas máquinas tan escasas de RAM como son 360 y PS3. Tanto en la paleta cromática como en los escenarios abundan los yermos, las ciudades desoladas y los tonos grisáceos, algo que evidentemente está ahí por exigencias del guion. Al menos, el motor gráfico sí se muestra sólido a la hora de brindar una velocidad constante a la acción, sin rastro de ralentizaciones a lo largo de la aventura, algo que hará suspirar de alivio a los aficionados a los Musou dado que aún se recuerda el absoluto desastre que fue la conversión de Warriors Orochi 2 destinada a Xbox 360.

Los Nanto Seiken, personajes ideales para cortar enemigos en porciones pequeñas y delgadas.
Los Nanto Seiken, personajes ideales para cortar enemigos en porciones pequeñas y delgadas.

Conclusión: 

Fist of the North Star: Ken’s Rage 2 llega en plena celebración del 30 aniversario de la franquicia en la que se basa, y acaba siendo un producto digno aunque sin muchos alardes de los que presumir. Koei mejora varias de las cosas que no encajaban bien en la primera parte al ofrecer un sistema de combate más rápido (sin llegar a la locura de un Dynasty Warriors), enfrentamientos contra jefes finales que han acabado nivelándose (siguen siendo difíciles, pero no tan abusivos, alejando con ello la frustración de antaño), algo más de variedad en el desarrollo de la aventura y una narración no tan precipitada, más fácil de seguir y comprender. Sin embargo, por el camino Koei ha simplificado muchos aspectos respecto a lo visto en el primer Ken’s Rage, en especial el referente al sistema de evolución de nuestro personaje, mucho más artificial y menos interactivo al haberse eliminado de la ecuación la tabla meridiana. Al menos contamos con nuevos personajes para seleccionar, arcos argumentales extra en el Modo Leyenda, un sinfín de misiones e historias alternativas para el Modo Sueño, y ese delicioso estilo arcade, muy cercano a los beat em’ up de antaño, que nos hará disfrutar durante horas a poco que nos atraiga el género.

En lo que sí se encuentra en clara desventaja Ken’s Rage 2 respecto a la primera parte es en todo lo concerniente al idioma, tanto textos como voces. El juego llega únicamente con textos en inglés y voces en japonés, por lo que solo los versados en el idioma nipón podrán prescindir de unos subtítulos que a su vez requerirán de cierto conocimiento de la lengua anglosajona para ser desgranados. Eso sí, al menos Koei vuelve a nadar contracorriente y pone en nuestras manos un manual físico en perfecto castellano que va más allá de lo tristemente habitual en estos tiempos. Son 26 páginas (todo un lujo para la época que nos ha tocado vivir) repletas de contenido que tocan todos los apartados del juego, sirviendo tanto para prepararnos antes de jugar como para hacer las veces de material de consulta una vez nos encontramos en plena faena. Las posibilidades multijugador se expanden con refriegas en las que pueden participar hasta ocho jugadores divididos en dos equipos, lo que da lugar a combates más que interesantes. En definitiva, una secuela correcta dotada de novedades que son de agradecer, aunque a Koei se le ha ido la mano a la hora de simplificar ciertos conceptos respecto a lo visto en el Ken’s Rage original.

Lo MejorLo Peor
La dificultad está más ajustada, lo que deja menos frustración en el jugador.
Textos únicamente en inglés, voces sólo en japonés.
Modo Leyenda expandido, dotado de mejor narrativa y variedad de situaciones.
Se han simplificado en demasía determinados conceptos del juego.
Juego online que llega hasta los 8 jugadores simultáneos.
La banda sonora recicla demasiadas melodías provenientes del primer Ken’s Rage.
Épicas batallas contra jefes finales.

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.
Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

Desafiante y difícil, Ken’s Rage 2 nos pondrá contra las cuerdas en no pocas ocasiones, obligándonos a dar lo mejor de nosotros mismos tal y como sucedía en los buenos arcades de antaño. Solo por vivir los épicos combates contra los jefes finales ya merece la pena recorrer el juego de un extremo a otro.

Gráficos

Koei sigue empeñada en usar un motor gráfico que no está a la altura de las circunstancias. El juego al menos adolece de menos errores que en otros títulos de la franquicia Musou, posee un buen nivel en el modelado de los personajes y un frame rate constante y fluido.

Sonido

Voces únicamente en japonés, lo que agradará a los puristas aunque enojará a aquellos que desconozcan por completo el idioma nipón. La banda sonora sienta como un guante a la aventura, aunque la mayoría de melodías son recicladas del primer Ken’s Rage.

Multijugador

Dos jugadores en cooperativo, con posibilidad de jugar a pantalla partida, y hasta ocho participantes para las refriegas competitivas, lo que da lugar a encarnizados e intensos combates.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 6.00 € Comprar >
PAL/ES 9.00 € Comprar >
Desarrolla: 
Omega Force
Género: 
Acción, Rol
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
07/02/2013
Voces: 
Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
360
También en:
PS3
+18Lenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad