Skip to main content
Publicidad
Fast & Furious: Showdown

Fast & Furious: Showdown

review_game
| |

Fast and Furious 6 llega a las carteleras españolas este viernes, y con ella también lo hace este videojuego de Activision para PS3, Xbox 360 y Wii U.

Activision genera mucho dinero gracias a la saga Call of Duty. De eso no hay duda. El éxito superlativo de la franquicia que desarrollan Treyarch e Infinity Ward ha roto cualquier comparación posible y se ha convertido en el número 1 comercialmente hablando en la generación actual de consolas. Modern Warfare tuvo la culpa. Pero no es de lo único que vive la compañía norteamericana. Mientras la franquicia bélica genera y factura lo que no está escrito, hay otros pequeños proyectos licenciados que Activision intenta dar salida para engrandecer sus arcas. Pero solo con el nombre no se vende, y eso es lo que han demostrado juegos como The Walking Dead o 007 Legends. A este compendio de licencias se le añade esta semana Fast & Furious: Showdown. Sí, la sexta película de esta serie se estrena este mismo viernes.

Fast And Furious, conocido en nuestro país como A Todo Gas, se estrenó en el año 2001 con Paul Walker y Vin Diesel como protagonistas. La historia narraba como Brian (Walker) se infiltraba en una banda de carreras callejeras comandada por Dom Toretto (Diesel). A partir de aquí, acción a raudales, coches a la última y un acercamiento al mundo del tunning desde el punto de vista hollywoodense.  La fórmula gustó, o al menos eso parece viendo que posteriormente fueron llegando nuevas secuelas hasta la sexta entrega que se estrena este viernes y en la que aparece también Dwayne Johnson “The Rock”, otro ilustre de las películas de acción que ya se había estrenado antes en Fast and Furious. Walker, Diesel y Johnson son el reclamo de la sexta entrega. Y Activision considera que lo mejor es intentar aprovechar el tirón para sacar un juego que emule sus aventuras. El resultado no podría ser más desalentador.

Disparar desde el coche es una de las muchas cosas que intentaremos hacer en el juego.
Disparar desde el coche es una de las muchas cosas que intentaremos hacer en el juego.

Firebrand está detrás del desarrollo de este videojuego. La compañía ha estado en los últimos años trabajando sobre todo en videojuegos portátiles para Nintendo DS (Ferrari Challenge, Trackmania, DiRT 2, Planet 51) y algunos acercamientos a las plataformas sobremesa.Los más destacados NASCAR Unleashed o Need for Speed The Run en Wii. Poca cosa de éxito para esperar alguna maravilla de esta licencia de Fast and Furious. Pero una cosa es esperar poco y la otra encontrarse con uno de los peores videojuegos que un servidor recuerda. Cuando algún amigo comenta la “suerte” de trabajar en esto del ocio electrónico es inevitable pensar las horas invertidas en juegos como Fast and Furious Showdown y creer que no siempre es oro todo lo que reluce. Aunque aquí, que reluzca, poquita cosa. Ni los coches tuneados.

¿A todo Gas?
Es difícil explicar la trama del juego Fast & Furious Showdown. El título se basa en algunos de los protagonistas de la película, como ciertas chicas que sirven como narradoras de los acontecimientos que se irán dando o la presencia de algunos “héroes de acción” como el propio Brian y Dom. La campaña principal cuenta con diez episodios de duración muy variable: algunos duran un suspiro como los dos primeros, otros tienen un par o tres de actos. Acabar con el juego no es demasiado complicado, y si no fallamos demasiado en las misiones (algo que no tiene por qué ser culpa nuestra, sino por agentes externos que ahora explicaremos) en un par o tres de horas estará finiquitado. Duración irrisoria, pensarán algunos, pero todo es relativo. ¿Tres horas jugando a esto? Nos parecen demasiadas. Entre fase y fase nos explican más o menos lo que hacemos, pero la verdad ni las cinemáticas están bien hilvanadas ni importa demasiado.

La sensación de velocidad no es lo peor del juego. Solo que nada acompaña como debería.
La sensación de velocidad no es lo peor del juego. Solo que nada acompaña como debería.

Fast and Furious Showdown es un juego que intenta mezclar diversos géneros, pero principalmente es un título de carreras callejeras. Tendremos que realizar diversas misiones en ubicaciones de lo más variadas (desde Buenos Aires a México) donde hay algún objetivo que cumplir. Escapar de la persecución policial, ganar una carrera contra diversos vehículos controlados por la IA, acercarnos a una furgoneta u otros vehículos para asaltarlos en movimiento…  Es la parte más importante del título o una de las más relevantes. Y ese es el principal problema del título, aunque no es el único. Los problemas acechan cuando empezamos a controlar el juego que a priori es de lo más sencillo: dar gas, frenar, derrapar con un botón, turbo nitro con otro y acción de levantar coches embestidos en ciertos momentos. La fórmula tiene un toque Burnout, subiendo experiencia haciendo acciones peligrosas como ir por los carriles en contra dirección, pero queda en mera anécdota.

Una vez en carrera el despropósito es mayúsculo.  La sensación de velocidad no está mal, pensamos. El control de los vehículos tienen su miga y si vas a todo gas en una curva no girarás, nos autoconvencemos. Y ya. Lo que debería ser un arcade de conducción entretenido y sin muchos alardes se convierte en un via crucis gracias a la gran cantidad de elementos que fallan una vez estamos in-game. La IA enemiga es uno de los principales escollos para pasarlo bien.  Los policías nos persiguen para intentar frenarnos, pero los veremos chocando entre ellos, poniéndose delante de nosotros y no frenando sino siguiendo adelante (como si fuera una carrera), haciendo maniobras totalmente extrañas como volantazos en medio de una recta en la que no hay ningún tercer vehículo y dando la sensación de que la IA está mal calibrada. Muchas veces ellos mismos se neutralizarán solos chocando con algo sin motivo aparente.

Levantar los coches tiene su gracia los primeros minutos. Solo eso.
Levantar los coches tiene su gracia los primeros minutos. Solo eso.

Estas secuencias, además, se mezclan con nuestras posibilidades al volante. El botón de embestir y levantar coches sirve para chocar contra vehículos –tanto enemigos como simples acompañantes en medio de la ciudad- y levantarlos por los aires. Seguramente las peores físcas de un arcade de conducción están representadas aquí. La manera de levantarse encima de nosotros es extraña, aunque el botón sirva para usar una plataforma que los levante como si fuéramos una pala. Poco creíble. Peor cuando no vienen de cara y los levantamos por detrás. La sensación es de poca verosimilitud dentro de lo verosímil que puede llegar a ser ir levantando coches como si fuéramos una quitanieves. No existe peso en los vehículos, simplemente vuelan. Por no hablar de ciertos controles. En un nivel llevamos un camión cisterna enorme que cuesta mucho hacer virar y si nos pasamos de frenada estamos listos. ¿Complicado? ¡No pasa nada! Cambiamos a la vista en primera persona y ese mastodonte lento y duro se pasa a controlar como el deportivo de la misión anterior.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
2
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Activision
Género: 
Conducción
Subgéneros: 
Arcade
Lanzamiento: 
22/05/2013
Plataforma: 
360
También en:
3DS PS3 WiiU
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad