Skip to main content
Publicidad
Dark Souls II - La Corona del Rey Hundido

Dark Souls 2: La Corona del Rey Hundido

review_game
| |

El primer DLC de la trilogía que From Software y Bandai Namco han preparado para Dark Souls 2 llega con nuevos peligros, enemigos, armas, objetos y secretos. El desafío vuelve a llamar a tu puerta.

DarkSouls II salió durante el pasado mes de marzo –en PC, abril- y se convirtió en otro imprescindible dentro de la saga Souls. From Software no ha fallado en ninguna de las tres iteraciones que ha lanzado hasta el momento de sus exigentes Action RPG, pero querían más. Y eso pasaba por ampliar la aventura de DarkSouls II con una trilogía de contenidos descargables que está previsto que llegue entre este mes de julio y finales de septiembre. El primer DLC de ellos, La corona del Rey Hundido, ya está con nosotros. Y consigue mantener la esencia del juego y de paso estrenar de manera esperanzadora esta propuesta de contenidos descargables que amplíen la experiencia de juego. Aunque no lleguemos a tener ante nosotros una expansión del calibre del Abismo de Artorias.

La primera vez que vimos algo parecido a la Corona del Rey Hundido fue con motivo de la salida de DarkSouls en PC. El juego llegaba a compatibles con una expansión dentro de su Prepare to Die Edition en la que visitábamos una gran zona nueva llena de diversas áreas, enemigos y jefes finales. Para acceder al Abismo de Artorias, además, también teníamos que hacer una serie de cosas que todavía le daba más interés a la expansión en sí. Una especie de misión secundaria antes de poder adentrarnos en dicho universo. Eso era tan solo el preludio de una expansión con todas las letras.  Con la Corona del Rey Hundido esto se ha perdido un poco, ya que no es necesario descubrir el camino hacía esta nueva zona ni hacer nada especial más allá de ir a un punto concreto:  El desfiladero negro.

Dark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantalla

   Dark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantallaDark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantallaDark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantalla

Como ya sabréis, y sino deberíais, el gran pozo que hay justo en el centro de la ciudad de Majula esconde dentro de sí un par de zonas, entre ellas las alcantarillas que nos llevarán hasta el Desfiladero Negro, una zona peligrosa que sirve de antesala para enfrentarnos a uno de los jefes finales del juego: el Podrido. Si todo esto no lo habéis hecho en DarkSouls 2 tal vez todavía no sea el momento de visitar el DLC. En todo caso, se accede a esta zona tirándonos al vacío –con el anillo del gato que amortigua la caída- o si ya hemos conocido al NPC que nos permitirá usar una escalera para llegar al fondo del pozo.  En la sala donde vencimos al Podrido –es obligatorio haberlo matado- encontraremos un camino en el que podremos usar un objeto que se nos ha equipado al descargar el DLC. Y de allí nos trasladamos a la ciudad de Shulva, las mismas puertas del infierno.

Nuestros primeros pasos por el contenido descargable son toda una declaración de intenciones. Llegamos por un camino hasta toparnos con una imagen y unas vistas realmente impresionantes: vemos una enorme estructura a modo de pirámide al fondo. Hasta allí tendremos que llegar, pensamos. Una hoguera a los pocos metros nos da esa tranquilidad tan buscada en DarkSouls 2. Y empezamos el periplo por las afueras de la enorme estructura. Los primeros esqueletos armados avisan: no es un lugar para novatos. Ya no se trata solo que con niveles de 60-70 o menos la cosa sea complicadísima, sino también del equipamiento que llevemos. Anillos y armaduras que nos permiten ir protegidos y ligeros de carga y contar con armas-conjuros poderosos es clave. Agilidad y contundencia en nuestros ataques. Más que nada porque los enemigos que encontramos son duros y no están solos.

Dark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantalla

Uno de los grandes contratiempos en DarkSouls 2, algo que provoca muchas muertes, es precisamente los combates contra multitudes. Y aquí esto está presente cada dos por tres. No es raro estar ante cuatro o cinco enemigos capaces de quitarnos un tercio de vida –o más- de un solo golpe. A lo que se suman arqueros con una puntería y un rango desesperante. Por lo tanto, el desafío en este DLC está presente desde un primer momento, algo que muchos jugadores celebrarán. Además, también se ha añadido un sistema de puzle de lo más curioso. Mientras intentamos llegar a la gran estructura que vimos anteriormente tendremos que construir nuestro propio camino activando una serie de pilares repartidos por el mapa que mueven y cambian las estructuras de sitio. No es nada excesivamente complejo, pero le da un toque de reflexión interesante a la zona y también nos permite, si jugamos con estos pilares, acceder a diversos puntos en los que hay objetos y secretos.

Durante nuestro periplo en las diversas zonas de este DLC, y superado ya el exterior que estaba custodiado por un enorme dragón que nos encontramos a los dos minutos de empezar, los enemigos van apareciéndose y variando en tipología. Algunos esqueletos más equipados –escudos-, soldados que tienen mecánicas y patrones complicados –como movimientos evasivos con ataques que nos traerán de cabeza-, insectos con veneno, estatuas o monstruos a dos patas de tamaño considerable. Por no hablar de fantasmas blancos que son una auténtica trampa: parecen esos personajes de otros jugadores, pero en realidad son enemigos y de los duros.

Dark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantalla

   Dark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantallaDark Souls II - Crown of the Sunken King (360) Captura de pantalla

Pero entre los enemigos de este contenido descargable destacan sobre todo dos tipologías: los enfrentamientos con algún que otro NPC y los jefes finales. En el primer caso y sin ánimo de destripar ningún tipo de batalla, contaremos que hay algún momento realmente duro y desafiante. De los mejores combates que recordamos ante este tipo de contrincante. En el segundo, los jefes finales que nos podemos encontrar destacan, sobre todo en dos de ellos, por el emplazamiento en el que nos enfrentamos –desprende épica pura- y por el combate en sí, sobre todo ante el Jefe final antes de conseguir nuestro gran objetivo. Aquí, en batallas contra jefes, tampoco nos libraremos de la norma que rige este contenido descargable: luchar contra un grupo de enemigos siempre es más complicado. Y si es un grupo de jefes, peor todavía.

Cuando avanzamos en otras dependencias de Shulva, como el Gran Santuario del Dragón, veremos como a la fauna y flora de la expansión se le añade, también, un sinfín de pasillos y habitáculos distribuidos de forma laberíntica. Como es habitual en cada una de las zonas que visitamos de DarkSouls 2, aquí también encontraremos todo tipo de secretos en forma de objetos y nuevas armas. Muchas de ellas nos pueden pasar desapercibidas si no vemos el camino medio escondido en una esquina o ese interruptor en lo alto de una pared que casi ni se ve. Esto alarga algo más la vida útil de un contenido descargable que se nos puede ir tranquilamente a las cinco horas de juego a poco que muramos más de una vez buscando nuestro camino o luchando con grupos de enemigos.

Conclusión: 

La Corona del Rey Hundido seguramente no tiene la extensión que tenía el Abismo de Artorias ni tampoco su original sistema para acceder al contenido del DLC, pero es una nueva zona que hará las delicias de los amantes de DarkSouls 2 durante un mínimo de cuatro horas de juego. El desafío está servido en forma de enemigos duros, jefes finales y NPC todavía más complicados y el interesante añadido de los rompecabezas, que nos harán plantear hacia donde ir en más de un momento. Si algo tiene la búsqueda de esta corona es que además de ser fácil perderse en Shulva y sus profundidades, también es peligroso. Y eso es algo que los fans de DarkSouls 2 no pueden dejar pasar por alto. La mejor excusa para retomar el juego si lo habías dado ya por finiquitado y una gran carta de presentación de cara a los dos contenidos descargables que se esperan para agosto y septiembre. 

Lo MejorLo Peor
Un gran desafío a todos niveles
Acceder al DLC no tiene secretos ni se precisa de tareas previas como en el Abismo de Artorias
Las batallas con los jefes finales
La presencia de rompecabezas, imprescindibles para poder avanzar

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Zonas infectadas de enemigos, trampas, puzles, secretos, jefes finales y sorpresas desagradables. Los rompecabezas añaden variante al desarrollo del juego original y los enemigos son duros. Puro Dark Souls. 4 horas mínimo y con varios tesoros que podemos ir descubriendo a posteriori.

Gráficos

Tiene algunos momentos espectaculares como la primera vista cuando llegamos a la zona del contenido descargable o algún enemigo como el gran dragón, pero nada sorprendente. Y abusa mucho de la zona laberíntica interior con un diseño excesivamente simplón. La mejor versión sigue siendo la de PC.

Sonido

La banda sonora y los sonidos mantienen la esencia del juego, metiendo tensión cuando toca y tirando de épica en momentos clave como las batallas con los jefes finales.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
From Software
Género: 
Acción, Rol
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
22/07/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad