Skip to main content
Publicidad
Castlevania: Lords of Shadow 2

Castlevania: Lords of Shadow 2

review_game
| |

Mercury Steam pone sobre la mesa Castlevania: Lords of Shadow 2, la segunda parte numerada de una trilogía que reinventa en España una saga nacida en Japón. Los recuerdos de Gabriel Belmont se comen por dentro a un Drácula sanguinario y terrible pero a la par desesperado por acabar con su vida eterna.

Para cualquier mortal, la vida no es más que una travesía con un inicio, el nacimiento, y un final, la muerte, comunes a todos. Nadie se libra de recorrer estos dos caminos excepto Drácula, ese ser de las tinieblas abanderado por cada uno de los medios culturales de su momento. Primero la literatura de la mano de Bram Stoker, después el cine por Browning (1931) y por Coppola (1992) y ahora, haciendo gala de la popularidad contemporánea del medio, los videojuegos. Konami despertó al vampiro con la serie Castlevania, lo transformó en el antagonista recurrente perfecto por su resurrección eterna y colocó ante él al clan de los Belmont, un linaje de guerreros único en el mundo con la habilidad de exterminar a la criatura. Koji Igarashi, baluarte de la serie en Japón en su última etapa, logró mucho con esta licencia que rápidamente se posicionó como uno de los nombres conocidos que salían de las fronteras niponas para conquistar sin complicaciones Occidente. Pero todo gran genio –y su equipo– tiene momentos de oscuridad, lagunas en las que no sabe navegar.
 
Las dos dimensiones  eran y son el entorno de trabajo ideal para el estudio japonés que vio nacer Castlevania y que tantos capítulos míticos como Symphony of the Night ha concatenado a lo largo de la historia. Pero en lo que respecta a las tres dimensiones, Igarashi y Konami tenían un problema palpable solo consultando la calidad de las intentonas. Los tiempos cambian y el público también. Mientras que el fan del Castlevania clásico dejaba de ser rentable por caer en número, otras series como God of War y Devil May Cry reformulaban el género de la acción con mecánicas atractivas para el público coetáneo. La saga de Drácula necesitaba un respiro, un cambio radical en su imagen, un reinicio en toda regla, y Konami, consciente de ello, se lanzó a la piscina de la mano de Mercury Steam, un estudio español en el que nadie confiaba. De hecho, ni siquiera la alta burocracia de la compañía se atrevía a ceder la marca Castlevania al equipo de Enric Álvarez, pero se ganó llevar por bandera el nombre con una aventura de acción sólida en PS3, Xbox 360 y PC.

Gabriel ha vivido una evolución radical desde el primer juego.
Gabriel ha vivido una evolución radical desde el primer juego.

 
Lords of Shadow era el nombre de uno de los primeros reboots de la generación (es anterior a DmC y Tomb Raider), y se centraba en la trágica hazaña de Gabriel Belmont, miembro de La Hermandad de la Luz que se enfrentaba a una cruzada personal con el objetivo de resucitar a su mujer Marie, fallecida en misteriosas circunstancias. La inesperada y valiente conclusión de aquel primer juego fue uno de los puntos fuertes que concedieron a Mercury Steam y al personaje el respeto de los jugadores. El protagonista se convertía en Drácula en un epílogo que quedaba explicado por los posteriores descargables. El estudio madrileño había invertido roles, había hecho que el jugador controlara sin saberlo a quien sería el antagonista de la serie, y quería seguir trabajando en el personaje. Mirror of Fate profundizó en la trama recorriendo el clan Belmont en su lucha contra Drácula y poniendo sobre la mesa al personaje de Alucard, y ahora Lords of Shadow 2 pretende ser, según Konami, el final para la saga, un punto y aparte en el trabajo de Mercury Steam. Que lo consiga es otra cuestión.

Castlevania Lords of Shadow 2 (PS3) Captura de pantalla Castlevania Lords of Shadow 2 (PS3) Captura de pantalla Castlevania Lords of Shadow 2 (PS3) Captura de pantalla

Nuestra historia comienza con un Drácula en todo su apogeo que recibe las embestidas de La Hermandad de la Luz mientras reposa en su trono admirando una copa de sangre. Estos momentos iniciales que prácticamente se muestran en casi toda su totalidad en la demo disponible en Steam, Playstation Store y Xbox LIVE nos ponen la miel en los labios con un personaje ultrapoderoso, que no tiene prácticamente rival y que es capaz de destrozar un titán metalizado con su propia sangre. La epicidad que concede la banda sonora de Óscar Araujo en estos minutos iniciales cambia radicalmente cuando termina la introducción y somos trasladados al tiempo presente, a donde terminó el primer Lords of Shadow. Un Drácula demacrado, seco y raquítico sale de su tumba tras mil años de sueño. No recuerda donde está ni cómo ha llegado a ese destino, pero un viejo “amigo” le hace una visita para despertar sus memorias. Zobek está vivo y le promete la muerte, el mayor anhelo del protagonista, a cambio de impedir que Satán, el antagonista de la primera parte, retorne al mundo de los vivos.

Las huestes de Drácula se rebelarán a su señor comandadas por su propia sangre.
Las huestes de Drácula se rebelarán a su señor comandadas por su propia sangre.


De una promesa nace la trama de Castlevania: Lords of Shadow 2 que se desarrolla a caballo entre el mundo contemporáneo presente y los escenarios del pasado propios de los recuerdos de Drácula. Sociedad industrial versus sociedad de magia, enfrentamiento de rifles contra golpes de espadas, paso de criaturas mitológicas a artificios de la tecnología como los mechas. No es la primera vez que la serie de Konami se sitúa en un tiempo más propio de la ciencia-ficción que del medievo, pero sí una manera única de contar una historia entre dos aguas sin desentonar en aspectos como la ambientación. Mercury Steam ha conseguido crear dos mundos que funcionan en paralelo y que, a pesar de los cambios estéticos, permanecen conectados entre sí. Lo que Drácula ve en el presente son los vestigios del pasado. Sin entrar en destripes, los escenarios que recorremos en la trama contemporánea están argumentalmente conectados con los cimientos de aquel castillo.

Nuestro protagonista dejará de estar desnutrido cuando se alimente de sangre, uno de los pilares básicos en Castlevania Lords of Shadow 2. Una escena que ya generó controversia semanas atrás pone Drácula otra vez en su forma, aunque le mantiene alejado de sus principales poderes que tendremos que recuperar al avanzar la aventura. La primera orden de Zobek es investigar la posición de un acólito de Satán en una suerte de corporación farmacéutica. Llegados al destino, que es una fábrica a caballo entre lo gótico y lo urbano, debemos infiltrarnos en su interior usando habilidades especiales como la transformación en rata y la posesión. Aquí es cuando se produce el primer retorno al castillo de Drácula, donde la curiosidad nos lleva a perseguir a un Trevor Belmont (hijo del protagonista) para viajar a una realidad diferente, un castillo controlado por una sangre que echa de menos a su amo y lo demuestra tratando de atraparlo con la rebelión de los que antaño adoraron a Drácula.

A caballo entre pasado y presente, un choque frontal de épocas bien llevado por Mercury Steam.
A caballo entre pasado y presente, un choque frontal de épocas bien llevado por Mercury Steam.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 24.95 € Comprar >
PAL/ES 24.95 € Comprar >
Desarrolla: 
MercurySteam
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
27/02/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+16MiedoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad