Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Castlevania: Harmony of Despair

Un experimento estimable
Un experimento estimable
review_game
| |
44305 visitas
Konami reinventa la saga Castlevania adaptándola a un nuevo género: el multijugador cooperativo. Seis personas, cada una representando a uno de los héroes emblemáticos de la saga, deberán resolver varios niveles y vencer a un jefe final. ¿Cómo? Apoyándose entre ellos. Y en este punto, surgen los problemas...

La industria de los videojuegos es un poco injusta para los pequeños estudios. E incluso para los grandes. Los primeros intentan sacar adelante nuevas ideas, hacerse un hueco y arrojar un poco de luz al panorama general. Las grandes se ciñen a la creación de secuelas y spin-offs de numerosas licencias ya instaladas en el mercado. Raro es el estudio de cierto renombre que prescinde de las 'marcas' para adentrarse en territorios inexplorados. Y cuando lo hacen (por poner un ejemplo, EA) los usuarios le dan la espalda (Mirror's Edge, Dead Space). Es un mercado injusto, pero como todo en esta vida, el tiempo acaba poniendo las cosas en su lugar. Sorprende pese a todo que algunas compañías experimenten con lo que, por así decirlo, 'les da de comer', sin tener ninguna necesidad real de hacerlo.

010510_harmonydespair_01.jpg Captura de pantalla

Konami es un estudio cuya división más prestigiosa, la japonesa, se encarga de dar luz a franquicias de la talla de Metal Gear y Castlevania. La primera, creada por Hideo Kojima, cuenta con un eje dedicado a las aventuras numéricas o tradicionales y una serie de ramas a modo de spin-offs, experimentos, como lo fueron en su momento los Metal Gear AC!D de PSP. Castlevania por su parte había quedado al margen. Sí, hubo historias paralelas en el pasado (Kid Dracula) y el clan de los Belmont es el primero en ceder a alguno de sus miembros en los crossovers (Dream Mix TV World Fighters); lo que faltaba era un experimento 100% Castlevania, con Koji Igarashi, responsable de la franquicia, involucrado en el proyecto. Y aquí lo tenemos, desde ayer mismo, disponible para su descarga a cambio de 1200MP. Su nombre: Harmony of Despair.

castlevania_harmony_despair_001.jpg Captura de pantalla

De la incredulidad a la incomprensión
Castlevania Harmony of Despair no fue precisamente un secreto, aunque lo extravagante de su concepto hizo pensar desde un primer momento que la filtración de varias capturas y detalles jugables sobre el título no fuesen más que una invención. Pronto, no sólo descubriríamos que aquello iba en serio sino que Igarashi estaba involucrado. Con los ojos como platos y una curiosidad desmedida, nos acercamos a probarlo el pasado mes de junio en el E3 y la experiencia fue contradictoria: buena, pero faltaba algo. Ahora que hemos podido jugarlo lo suficiente, sin las presiones propias de una feria internacional, no queda ninguna duda: el experimento es válido, pero no está a la altura que debería haber llegado. Quizá es que se nos ha mal acostumbrado con tanto Castlevania 2D de sobresaliente para arriba, desde la llegada al mercado de Castlevania Symphony of the Night.

castlevania_harmony_despair_005.jpg Captura de pantalla

Harmony of Despair no es un mal juego, faltaría más. Sólo es desconcertante. Y lo es porque Konami ha tenido una forma un poco extraña de plasmar el concepto que tenían entre manos en el juego final. Para ir avanzando un poco, veamos: ¿Qué es HoD -abreviatura que utilizaremos de ahora en adelante-? Básicamente, un arcade con elementos roleros que permite ser jugado con hasta seis personas en la misma partida. La mecánica es tremendamente sencilla y efectiva: avanzar por un escenario de gran tamaño para llegar finalmente a un jefe y derrotarle. No hay pantallas partidas ni nada similar, sino que se ha implementado un uso inteligente de los zoom out/zoom in a través del stick derecho del pad; de esta forma, tenemos visión de lo que está pasando a tres distancias, una de ellas total (todo el mapa al descubierto), una media y otra de cerca, al estilo tradicional de la saga.

harmony_of_despair_1.jpg Captura de pantalla

Todo lo que se ve en pantalla es 100% Castlevania. Los escenarios, realizados con el estilo tradicional y los mismos gráficos, por supuesto los enemigos, tanto normales como los finales, armas, objetos, los menús o el diseño gráfico. La música, claro; todo recuerda a las últimas entregas de la franquicia. Pero en cierto momento se rompe la magia, el hechizo, y lo que queda es la sensación de que bajo todo esto, fantásticamente presentado, hay un vacío enorme imposible de suplir. Cada problema, al encontrarse una solución, lleva a otro problema más. De esta forma todo se queda cojo incluso cuando no debería. El resultado es decepcionante, a fin de cuentas, y -una vez más- desconcertante: hay un cuidado aspecto técnico y la jugabilidad, de la que hablaremos a continuación, no está mal llevada. Los conceptos fallan en parte, por desgracia, al unirse.

harmony_of_despair_2.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Konami
Género: 
Acción
Lanzamiento: 
04/08/2010
Plataforma: 
360
También en:
PS3
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad