Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Boulder Dash XL

Mineros de hojalata
Mineros de hojalata
review_game
| |
2889 visitas
Hay videojuegos que buscan relatar una historia que se marque a fuego en la retina de los usuarios. Otros sólo quieren entretener, ofrecer un pasatiempo. Algunos, los que menos hoy en día, se regocijan ofreciendo extraños híbridos entre puzle y acción que recuerdan a los clásicos de antaño. Boulder Dash XL renueva la fórmula de la obra de Catnip, ofreciendo un buen puñado de modos de juego y una mecánica sencilla. Auténtico sabor añejo, aunque no apto para cardíacos.

Boulder Dash pertenece a esa generación de títulos de 8-Bits que unos recuerdan con cariño y otros con profundo pesar, o frustración. Fue uno de los pioneros en construir un pequeño entramado en el que no importaba tanto la habilidad como el ingenio a la hora de solventar los obstáculos que aparecen entre el héroe de hojalata que protagoniza esta obra y los diamantes que ha de obtener para ‘hacer su día', esto es, para llegar a casa con algo de dinero para poder vivir otro par de horas. No existe un argumento en el que basarse, ni una línea temporal. Nada de lo que ofrece puede ser catalogado como un elemento especialmente imaginativo, siquiera revolucionario, no digamos innovador. Sin embargo, Boulder Dash es una licencia reputada, por lo que el anuncio de su regreso al panorama digital es, cuando menos, una grata sorpresa para los aficionados al género de los puzles.

screenlg6.jpg Captura de pantalla

Boulder Dash XL es una versión modificada del original, aparecido hace dos décadas, en el que se transforma el aspecto gráfico -no así el sonoro-, otorgando profundidad 3D a los escenarios sin olvidar la imprescindible reconversión de los dos protagonistas de la obra. Dos robots son los encargados de darnos la bienvenida (uno masculino, otro femenino), aunque sus funciones no varían entre sí. A los dos les corresponde la tarea de sumergirse en claustrofóbicos parajes donde han de sortear rocas, paredes infranqueables, monstruos y otros retos para salir airosos del apuro antes de que el cronómetro llegue a cero.

screenlg3.jpg Captura de pantalla

La propuesta no dista mucho de la clásica estructura que siguen los juegos de puzle al estilo Pac-Man (no se moleste nadie por esta calificación, que debería ser meramente arcade, aunque siempre se le ha atribuido un importante factor estratega al planteamiento de estos títulos tan sencillos en apariencia). Ciertamente, Boulder Dash emplea una mecánica que consiste en dificultar el acceso a los diamantes de manera que las leyes de la física sean las que jueguen en nuestra contra. La vista se somete al clásico enfoque bidimensional, que aquí sí que se somete a una cierta profundidad y a la gravedad. Nuestro pequeño robot cuenta con un corto espectro de herramientas que puede utilizar para sortear estos obstáculos: nuestro éxito o fracaso en cada escenario viene determinado por la eficacia con la que empleemos estas herramientas.

screenlg2.jpg Captura de pantalla

En esencia, la simpleza de la mecánica permite una comprensión rápida por parte de los lectores que no estén familiarizados con este género. Boulder Dash se compone de misiones y de distintos modos de juego, que en realidad son siempre el mismo -salvo el reservado para solucionar puzles-, donde comenzamos en un punto concreto de un mapeado en el que podemos avanzar en las cuatro direcciones. No hay plataformas ni saltos imposibles que requieran el uso de los reflejos. Más bien todo lo contrario: el juego invita a pausar la partida nada más comenzar una nueva misión para echar un vistazo a la colocación de los obstáculos y, por ende, también de los diamantes que debemos conseguir.

screenlg1.jpg Captura de pantalla

La primera misión, que servirá como ilustración de lo aquí expuesto, requiere obtener un buen puñado de diamantes -aproximadamente unos 30- en un tiempo inferior a los 3 minutos. Aquí sólo hemos de caminar de un lado a otro destruyendo bloques y comprendiendo el modus operandi de la física, a saber: si quitamos un bloque central en una hilera, varios caerán siguiente un sencillo proceso de lógica. El lector ávido se preguntará qué clase de reto implica un mecanismo tan sencillo, pero la respuesta, como diría la canción, forma parte de la propia pregunta. Estas ‘mecánicas' de acción adquieren más y más complejidad a medida que superamos misiones. Esto se consigue mediante power-ups que, por ejemplo, permiten que nuestro robot se mueva a más velocidad.

screenlg5.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Kalypso Media
Género: 
Puzle
Lanzamiento: 
13/07/2011
Plataforma: 
360
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad