Skip to main content
Publicidad
World of Warcraft: Warlords of Draenor
publicidad

World of Warcraft: Warlords of Draenor

preview_game
| - Primer Contacto |

La quinta expansión de WoW nos propone un viaje al pasado, a los mismos orígenes de la saga. Regresamos a Draenor, tal y como era antes de ser destruida, en un pasado alternativo en donde los Orcos no tomaron la sangre demoníaca y cuya existencia amenaza la propia Azeroth.

Warlords of Draenor, este es el nombre que ha recibido la quinta expansión de World of Warcraft, una en la que en palabras de Chris Metzen, empezará realmente a mover el arco argumental del universo Warcraft. La base de la misma está basada fundamentalmente en lo que es una mirada al pasado, a los mismos orígenes de Warcraft, algo que no es metafórico sino literal. La base de esta expansión comienza justo donde se quedaron las cosas en Mists of Pandaria: con Garrosh aguardando juicio, hasta que algo sucede que no sólo le permite escapar sino que además le posibilita viajar al pasado, una oportunidad única que el depuesto Warchief de la Horda no va a desaprovechar. Gracias a esa oportunidad, el hijo de Grom viaja a Draenor, al mundo nativo de los Orcos antes de que fuera destruido y transformado en lo que en el presente se conoce como Outlands, interviniendo crucialmente para impedir que su padre tome la sangre demoníaca y condenara a su pueblo a la esclavitud.

World of Warcraft: Warlords of Draenor (PC) Ilustración

A partir de aquí la historia cambia radicalmente. Garrosh logra aquí lo que tanto ansiaba: formar parte de la Horda orgullosa y conquistadora con la que él soñaba, una Horda formada por las grandes leyendas de su pueblo y no por un puñado de razas dispersas que tienen poco en común. Su intervención no sólo impide que el imperio orco caiga cuando estaba en su cénit, sino que hace que se convierta en algo mucho más fuerte, y temible. Bajo la bandera de Grommash Hellscream, líder de los Warsong, las distintas tribus orcas se unen para formar la “Horda de Hierro” y conquistar Draenor, entonces un mundo primario, salvaje y por descubrir, dominado por colosales criaturas. Garrosh no sólo cambia crucialmente la historia de su pueblo sino que también trae consigo avances y tecnologías de su línea temporal, convirtiendo el ejército orco en una fuerza imparable dirigida a un objetivo: la destrucción de Azeroth a través del Dark Portal .

World of Warcraft: Warlords of Draenor (PC) Captura de pantalla

Por supuesto, la consecución de este objetivo será la condena de nuestra línea temporal y por tanto los héroes de la Horda y la Alianza deben de viajar también en el tiempo e irrumpir en Draenor para detener a la Horda de Hierro. Lo que nos encontraremos es ciertamente un mundo totalmente diferente al que conocimos en Burning Crusade: no sólo encontraremos un mundo en plenitud, también encontramos a dos pueblos muy distintos en el auge de sus civilizaciones: los mencionados ogros, construyendo una apocalíptica fuerza de guerra, y los draenei, señores de la radiante y sagrada Karabor, mucho antes de que se convirtiera en el Black Temple de Illidian. Desde Blizzard reconocen que no han hecho mucho con los draenei en las últimas expansiones, con poco o nulo desarrollo o protagonismo para esta raza, pero eso es algo que cambiará aquí. De hecho, Karabor será el centro de operaciones de la Alianza, que llegará liderada por los draenei, en una oportunidad única para ellos de salvar su civilización. La Horda actual también seguirá en el camino, en su caso lideradas por el propio Thrall, dispuesto a perseguir a Garrosh allá donde esté, aunque para él la situación es bien distinta y muy chocante: ¿cómo enfrentarse a su propio pueblo? ¿cómo encarar a los grandes héroes de la Horda, figuras míticas para su propio pueblo? y por encima de todo, ¿cómo puede afrontar verse cara a cara con Durotan, su padre?

World of Warcraft: Warlords of Draenor (PC) Ilustración

Uno de los aspectos en los que más ha insistido Metzen y el resto de integrantes del equipo es lo diferentes que es Draenor, intentando evitar que los jugadores piensen que ya conocen el lugar por su paso por Burning Crusade. Esto no es Outlands -Terrallende en la versión en castellano-, es Draenor tal y como era, un mundo salvaje dominado por gigantes. No es algo comparable a lo que se hizo con Azeroth en Cataclysm, sino que es un mundo completamente diferente, cuyos puntos y zonas comunes tienen poco que ver entre ellas. Viendo algunas comparativas como la propia Karabor comparada con el Black Temple, las diferencias son realmente radicales, y eso es sólo un pequeño ejemplo; en general la idea es crear un Draenor de una escala épica, de gran belleza pero sin “domesticar”, salpicado por las dos civilizaciones presentes y por la propia Horda y Alianza, que construirán sus bases sobre el terreno para crear una infraestructura adecuada para responder al reto de la Horda de Hierro.

World of Warcraft: Warlords of Draenor (PC) Captura de pantalla

Al contrario de lo que cabría pensar, esta construcción no será en esta ocasión un proceso desarrollado a las espaldas del jugador, con bases preestablecidas en las que cumplir misiones . Una de las adiciones más importantes de Warlords of Draenor es el concepto de Ciudadela, que viene a ser la forma en la que Blizzard va a implementar el concepto de “Housing” en WoW, pero a una escala mucho más ambiciosa. Vas a poder construir tu propia base de operaciones en Draenor: una ciudadela. A partir de conseguir un trozo de tierra en propiedad, en cualquier parte de las distintas regiones de Draenor, podremos construir nuestra propia base de operaciones, creada a nuestro gusto y además de una forma real y tangible, nada de instancias. La Ciudadela no sólo nos permite ser dueños y señores de una pequeña fortaleza, también nos permite tener seguidores NPCs que podremos incorporar a nuestras filas. Esos seguidores nos ofrecerán acceso limitado a otras profesiones y podrán ser equipados y mandados a cumplir misiones por su cuenta, lo que nos proporcionará recursos y objetos -algo que se puede realizar de forma offline ya que el proceso puede necesitar horas, e incluso días sin intervención del jugador-. La ciudadela nos permite también recolectar recursos especiales dependiendo de los edificios que instales -por ejemplo, puedes crear una mina en tu zona, lo que te permitirá acceder a una fuente constante de minerales. Con tiempo y recursos, tu ciudadela y tus seguidores subirán de nivel, podrás especializarla y construir o ampliar distintos edificios, cada uno ofreciendo algo distinto.

World of Warcraft: Warlords of Draenor (PC) Captura de pantalla

Otra gran novedad realmente importante es algo que se ha venido pidiendo desde hace muchos años: actualización de los modelos de personajes. WoW tiene su tiempo y a nadie se le escapa que los modelos de las 8 razas originales son terriblemente pobres, especialmente comparado con las nuevas razas como los Worgen o los Pandaren, así que ha llegado el ansiado momento de actualizar este apartado. La idea en su rediseño consiste en ser muy fieles a los originales pero dándoles una mayor definición. Las animaciones han sido renovadas, los gestos faciales son más ricos y las caras en general están más en consonancia con los NPCs más recientes y elaborados como los propios Thrall o Garrosh; ahora cualquier orco se acercará a ese grado de definición. La prioridad es cambiar las primeras razas de cara al comienzo de la expansión, y más adelante actualizar también elfos de sangre y draenei, cuyos modelos están a medio camino. Puede parecer un detalle pero para los que llevan muchos años con WoW será una gran y largamente esperada noticia.

World of Warcraft: Warlords of Draenor (PC) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8,8
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 32.00 € Comprar >
PAL/ES 9.49 € Comprar >
Desarrolla: 
Blizzard Entertainment
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Juego masivo multijugador
On-line: 
+64 Jugadores
Lanzamiento: 
13/11/2014
Plataforma: 
PC
+12Juego onlineLenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad