Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado TV 2x11, Pit Fighter - Vídeo Noticias

publicidad

 

Hoy os acercamos un título muy curioso que, aunque no ha resistido nada bien el paso del tiempo, atesora un gran valor histórico como una de las piezas más destacadas del género de la lucha en la época anterior a Street Fighter II. Hablamos de Pit Fighter, juego desarrollado por Atari en 1990. La versión original de este título se destinó a salones recreativos, y resultaba ser una curiosa mezcla entre un beat ’em up al estilo Final Fight y un juego de lucha uno contra uno a la usanza del Street Fighter original. Eso sí, esta mezcla de géneros, que básicamente consiste en poner en pantalla las mecánicas de un brawler de toda la vida, pero luchando contra los rivales de uno en uno en escenarios cerrados, ya se vio en las salas arcade un año atrás, por medio de los recomendables Street Smart de SNK y Violence Fight de Taito, obvia y directa inspiración para este Pit Fighter.

 

El desarrollo del juego es de lo más sencillo. Tras seleccionar a uno de los tres personajes disponibles, nos disponemos a participar en un torneo de lucha clandestino, enfrentándonos a rivales de lo más variopinto. Tendremos que vernos las caras con ellos de uno en uno, como si de un Street Fighter se tratara, aunque podremos desplazarnos en ocho direcciones y empuñar diversas armas repartidas por el escenario, al más puro estilo Final Fight. Contamos con tres botones de acción: puño, patada y salto, lo que da pie a un abanico de técnicas y movimientos algo limitado. Pit Fighter no destaca por su jugabilidad, bastante tosca y repetitiva. Además, la detección de colisiones es un auténtico desastre, y los controles no responden demasiado bien. Los ya mencionados Street Smart, Violence Fight o cualquier otro juego de lucha de la época lo superan de lejos.

 

Os preguntareis entonces por qué no ha caído este juego en el más absoluto de los olvidos, y a qué se debe entonces el éxito que alcanzó en su época, lo que le permitió ser convertido a una gran variedad de sistemas. La razón es su apartado gráfico, o más bien la forma en la que fue elaborado. Y es que Pit Fighter cuenta con gráficos digitalizados, siendo el primero en ponerlos de moda dos años antes de que Mortal Kombat llegara a los salones recreativos. Incluso podría considerarse el padre no reconocido de la popular y sangrienta franquicia que lleva ya más de dos décadas triunfando, dada la relación mantenida entre Atari y Midway. Si bien Pit Fighter no es el primer juego de lucha en contar con gráficos digitalizados, así es visto por muchos, dado que el verdadero decano es un título japonés bastante desconocido lanzado en 1988, el cual no llegó a salir del país del sol naciente.

 

El sistema utilizado para capturar los gráficos fue muy similar al que usaría Mortal Kombat dos años después. Así, unos cuantos actores son fotografiados en multitud de poses, y posteriormente dichas capturas pasan a ser digitalizadas e incluidas en el juego. Además de a los luchadores, también se digitalizó al público asistente a los combates. De todas maneras, aunque a nivel visual Pit Fighter fuera una revolución para la época, su acabado es mejorable dado que los movimientos quedan demasiado robóticos y forzados, y cada personaje cuenta con un número de frames de animación bastante reducido. Pero estas digitalizaciones lo que sí consiguen es brindar una ambientación excelente, y aunque hay que esforzarse en ignorar sus limitaciones, como juego acaba resultando entretenido.

 

Las conversiones de Pit Fighter aparecieron en Spectrum, Amstrad, Commodore 64, Atari ST, Amiga, PC, Game Boy, Lynx, Master System, Mega Drive y Super Nintendo. Obviamente, en las máquinas de 8 bits el juego poco tenía que ver con el arcade original en lo que a gráficos se refiere, siendo las entregas de 16 bits las más destacadas al respecto. Eso sí, Lynx, la malograda portátil de Atari, recibió una conversión excelente, que llega a ser incluso más jugable que la recreativa en algunos aspectos. La versión de Super Nintendo, por el contrario, fue un auténtico desastre, mientras la de Mega Drive se convirtió en una de las más populares. Nosotros conservamos la entrega para PC, en la que lo peor quizá son los escenarios, que pierden casi todos los detalles y animaciones del arcade original. En lo que a jugabilidad se refiere, sí es una conversión cercana a la recreativa, y las digitalizaciones, aunque pierden definición, son bastante aceptables. En definitiva, aunque la calidad de Pit Fighter no pasa del suficiente, acabó anticipando lo que más tarde llegaría con Mortal Kombat, así que solo por eso merece ser recordado. Hoy día es fácil y barato hacerse con él en cualquier web de subastas o segunda mano, dado que su distribución doméstica fue bastante generosa.

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad