Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado TV 2x02: The Story of Thor - Vídeo Noticias

publicidad
video
| | Vídeo Noticias PC |

The Story of Thor nos sumerge en una aventura de acción de perspectiva cenital con toques roleros, al más puro estilo Zelda

 

Si llegó a existir un género en el que el catálogo de Mega Drive cojeara, ese fue sin duda el JRPG. La consola de 16 bits de Sega tuvo muy poco éxito en Japón, ya que cuando se lanzó en dicho mercado a finales de los 80 se encontró con que los usuarios que quisieron dar el salto de los 8 bits de Famicom a los 16 ya lo habían hecho un año atrás con la PC Engine, mientras que el resto de jugadores simplemente aguardaron el lanzamiento de Super Nintendo sin hacer caso alguno a la apuesta de Sega. Debido a ello, las compañías niponas no apostaron por ella, y la hora de programar un JRPG solo tenían a la SNES como objetivo. Eso sí, aunque se lanzaron muy pocos JRPGs en Mega Drive, los que vieron la luz poseían una calidad excelente, como es el caso del juego que hoy os acercamos: The Story of Thor.

La encargada de desarrollar el juego fue Ancient, compañía fundada por Tomo Koshiro. ¿Os suena el apellido? Normal, ya que se trataba de la madre del mismísimo Yuzo Koshiro, quien cogió las riendas de la desarrolladora poco después. Ancient estuvo involucrada en proyectos de la categoría de Sonic 1 para Master System y Game Gear, el inmortal Streets of Rage 2 o el mismísimo Shenmue, títulos que, por supuesto, contaban con el maestro Koshiro a cargo de la banda sonora. The Story of Thor no podía ser menos, así que ya desde el principio podemos estar seguros de que el juego derrocha calidad en temas musicales. El resto de apartados se encuentran también situados al mismo nivel de excelencia, por lo que The Story of Thor no solo es uno de los mejores (y escasos) JRPGs disponibles en la consola de Sega, sino también uno de sus mejores títulos a nivel general.

The Story of Thor nos sumerge en una aventura de acción de perspectiva cenital con toques roleros, al más puro estilo Zelda. Tomando influencias de leyendas y relatos árabes como Las Mil y Una Noches, aquí controlamos a un joven príncipe del lejano oriente que, debido a una de esas casualidades que tanto se daban en los años de los 16 bits, se topa con un brazalete de oro que encierra en su interior grandes poderes mágicos. Dicho brazalete perteneció mucho tiempo atrás a un mago, el cual lo usaba como contenedor de poder en su lucha contra un hechicero maligno que poseía un idéntico objeto, solo que plateado en lugar de dorado. Obviamente, si ha reaparecido el brazalete de oro también lo ha hecho el de plata. Y también estaba claro que su nuevo portador lo iba a usar para liarla parda, así que nos corresponderá a nosotros pararle los pies.

Nuestro personaje va armado con un cuchillo que usa con gran habilidad, aunque por el camino también podremos usar otras armas como espadas, bombas o ballestas. Eso sí, estas armas son de uso limitado, por lo que más tarde o más temprano volveremos a empuñar el cuchillo. Por supuesto, el brazalete que portamos también puede ser usado por nuestro protagonista. Este artefacto es capaz de invocar a cuatro poderosos genios, que pueden atacar a los enemigos, realizar tareas curativas, desbloquear caminos… Por supuesto, los poderes del brazalete no pueden ser usados continuamente, ya que existe una barra de magia que, al agotarse, nos dejará sin ayuda hasta que vuelva a ser rellenada. Story of Thor posee una jugabilidad exquisita, que poco tiene que envidiar a la de los JRPG de acción que veían la luz a puñados en la consola de Nintendo.

En lo que a gráficos se refiere, el juego también se encuentra más que bien servido. Los sprites son grandes, están bien animados, y el estilo artístico se asemeja al de una película de dibujos animados, sensación que se amplifica gracias al fenomenal colorido que impregna la totalidad de la aventura. Story of Thor disfrutó de una también fenomenal secuela lanzada un par de años después, la cual apareció en Saturn, la sucesora de Mega Drive. En definitiva, nos encontramos ni más ni menos que ante uno de los diez imprescindibles de Mega Drive. Hacerse hoy día con una copia en buenas condiciones de The Story of Thor, con su caja e instrucciones, no es precisamente barato, ya que el juego se ha revalorizado con el paso del tiempo. Hay que tener en cuenta que a Europa llegó en 1995, cuando Mega Drive ya daba sus últimos coletazos, por lo que Sega puso a la venta menos unidades de las que eran habituales hasta entonces. Si decides hacerte con él, tendrás que estar dispuesto a pagar de 60 a 90 euros. Puede encontrarse más barato, aunque claro, seguramente ese precio reducido se deba a que faltan las instrucciones o la caja está en mal estado.

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad