Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado TV 1x11: Sega Nomad - Vídeo Noticias

publicidad

 

Hoy os acercamos una de las portátiles más curiosas de la historia. Hablamos de Nomad, sistema lanzado por Sega en 1995 que era a todos los efectos una Mega Drive portátil, y puede considerarse, tras los fracasos de Mega CD y 32X, como el tercer y último intento de la compañía nipona en su esfuerzo por prolongar la vida de su consola de 16 bits hasta más allá del ciclo normal de su generación. Hay que decir que con esta plataforma Sega no inventó ni mucho menos la rueda, dado que ya cinco años atrás NEC llevó a cabo un movimiento similar con su TurboExpress/PC Engine GT, la cual no era ni más ni menos que una TurboGrafx/PC Engine en formato portátil, compatible con los juegos de la consola de sobremesa.

El germen de esta Sega Nomad se encuentra en un curioso artefacto llamado Mega Jet, una versión reducida de Mega Drive diseñada para las aerolíneas japonesas. Dicha consola podía cargar cartuchos de la plataforma de 16 bits, pero debía ser conectada a una pantalla y una toma de corriente por lo que, más que una portátil, se trataba de una consola “de mano”. Unos meses después, allá por marzo de 1994, Sega decidió sacar a Mega Jet de su entorno aéreo para comercializarla en el mercado japonés. Al llegar al gran público, no fueron pocos los que sugirieron que aquella idea tenía potencial, y que si a la Mega Jet se le implementaba una pantalla y alimentación por baterías, podría dar todo un golpe de efecto en el mercado de consolas portátiles, monopolizado por la Game Boy de Nintendo desde hacía años.

untitled-1.jpg Fotografía

Sega ya contaba con una competidora de Game Boy, la Game Gear, algo así como una Master System portátil. Sin embargo, dicha plataforma ya por entonces había sucumbido ante la enorme popularidad de la consola de Nintendo, así que era necesario un relevo generacional para tratar de obtener algún trozo del pastel que Game Boy no dejaba de devorar prácticamente en solitario. Dicho y hecho, Sega dio inicio al Proyecto Venus, el cual acabaría germinando en Nomad, una Mega Drive portátil a todos los efectos, totalmente compatible con los cartuchos de dicha consola, por lo que ya de inicio contaba con un catálogo de más de 500 títulos disponibles, entre los que se encontraban grandes obras maestras como Streets of Rage 2, Sonic 2 o Gunstar Heroes.

Nomad fue lanzada únicamente en el mercado estadounidense, llegando en octubre de 1995. El nerviosismo de la compañía nipona por aquella época era más que patente, dado que su recién lanzada consola de 32 bits, Saturn, estaba perdiendo la batalla frente a la primera PlayStation de Sony. Con Sega concentrada al 100 % en intentar salvar los muebles de su Saturn antes de que Nintendo 64 apareciera y la situación empeorara, el lanzamiento de Nomad acabó pasando completamente desapercibido. Sega ni siquiera trató de llevar Nomad al mercado nipón, dado que en 1996 se desató la fiebre Pokémon en aquellas tierras, lo que hizo que la popularidad de Game Boy subiera hasta cotas que la hicieron aún más imbatible. La puntilla la puso la propia Sega al volver a tropezar en la piedra que hizo caer a Game Gear. Nomad necesitaba seis pilas AA para funcionar, lo que le brindaba una autonomía de solo 2 horas de juego, algo imperdonable para un sistema portátil.

Así, Nomad tuvo finalmente un recorrido comercial de poco más de 3 años, en los que se llegaron a vender alrededor de un millón de unidades. Al ser lanzada únicamente en el mercado estadounidense, la consola en principio solo es compatible con los cartuchos de Genesis, que es como se conocía a Mega Drive en Estados Unidos. Eso sí, existe algún que otro truco para saltarse el bloqueo regional y poder usar cartuchos de cualquier mercado. Pese a sus carencias de autonomía, el resto de la portátil sí que es todo un despliegue de medios. Con las mismas características técnicas que Mega Drive, pantalla retroiluminada de 3.25 pulgadas, una cómoda cruceta, seis botones de acción y salida de antena para conectarla al televisor, está claro que Nomad se merecía mucha mejor suerte de la que finalmente tuvo. A día de hoy, hacerse con una Nomad no es demasiado caro, aunque una consola en perfectas condiciones con su caja e instrucciones sí que puede tener un precio bastante elevado, superando con facilidad los 200 euros. Además, en el mercado actual existe una consola portátil que puede considerarse heredera espiritual de la Nomad. Su nombre es Mega Drive Arcade Ultimate Portable, y aunque no es compatible con los cartuchos de la consola de 16 bits, sí incluye entrada para tarjetas SD, por lo que podremos llevar nuestros juegos favoritos de tan legendaria plataforma a cualquier parte.

regreso_al_pasado_tv_1x010_417x305.jpg IPV  regreso_al_pasado_tv_1x009_417x305.jpg IPV  regreso_al_pasado_tv_1x008_417x305.jpg IPV  regreso_al_pasado_tv_1x007_417x305.jpg IPV

¡Suscríbete a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún programa!

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad