Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado TV 1x07: Game Gear - Vídeo Noticias

publicidad

Esta semana os traemos la que sin duda debe ser considerada una de las consolas portátiles más importantes de la historia. Game Gear, lanzada en 1990 por una Sega en plena edad dorada, parecía nacida para triunfar. Pero por desgracia en el mercado ya se encontraba arraigada la imbatible Game Boy, así que pese a la clara superioridad técnica de la portátil de Sega, finalmente tuvo que hincar la rodilla ante la inmortal creación de Nintendo. Sin embargo, Game Gear acabó siendo la portátil que más logró aguantar el pulso antes de rendirse, vendiendo un total de 11 millones de unidades que le permitieron hacerse con un buen pellizco en un mercado prácticamente monopolizado por Game Boy.

Conocida inicialmente como Proyecto Mercurio (Sega era muy dada a poner nombres de planetas a sus sistemas), la consola fue diseñada como una Master System portátil, aunque sus formas, ergonómicas y muy cómodas de sujetar a pesar del volumen de la máquina, están inspiradas por el pad de control de Mega Drive, algo que también podemos ver en su fenomenal cruceta, con la que se pueden marcar diagonales sin esfuerzo alguno. Los botones de acción son de pequeño tamaño, pero su diseño cóncavo, algo no muy habitual en los aparatos llegados de oriente, permite evitar deslizamientos de dedo indeseados. Y ya por último tenemos la estrella de la función, su pantalla retroiluminada de 3.2 pulgadas capaz de mostrar 32 colores en pantalla de una paleta de 4096 tonalidades.

Y es que el potencial técnico de Game Gear es incluso superior al de Master System, lo que convierte a esta máquina en una portátil espectacular para su época. Por desgracia, sus virtudes fueron también su talón de Aquiles, dado que Game Gear era una auténtica devoradora de pilas, consumiendo nada más y nada menos que seis baterías AA cada tres horas de juego. Ello hacía que muchos usuarios acabaran jugando con la consola conectada a la red eléctrica la mayor parte del tiempo, y eso es lo peor que puede pasarle a un sistema portátil. Además de por sus juegos, Game Gear fue bastante conocida por sus periféricos, entre los que destacaban especialmente dos: el Master System Converter, que nos permitía jugar con los cartuchos de Master System en la portátil, y el llamativo TV Tuner, que convertía nuestra máquina en todo un pequeño televisor portátil.

Game Gear contó con un fenomenal catálogo de unos 300 títulos, un número que incluso podía ascender a más del doble si nos hacíamos con el mencionado Master System Converter. Los juegos dignos de destacar son bastantes, comenzando por los dos Shinobi, considerados por muchos como los mejores juegos de todo el catálogo, la trilogía Illusion (tres magníficos títulos de plataformas protagonizados por Mickey Mouse), o los dos primeros Sonic. La portátil también tuvo la suerte de recibir sendas conversiones de dos de los mejores juegos de Treasure: Gunstar Heroes y Dynamite Headdy. Si bien muchas de estas conversiones eran simples ports directos de Master System, cuando la consola de 8 bits desapareció del mercado ya comenzaron a adaptarse los juegos de Mega Drive directamente a Game Gear, aprovechándose entonces mucho mejor las capacidades técnicas de la consola.

El último juego oficial lanzado por Sega fue Sonic Blast, en 1996, por lo que dicho año puede ser considerado como el de la defunción de la máquina a pesar de que aún duró algún tiempo más en el mercado, disfrutando incluso de una segunda oportunidad a principios de la década pasada cuando Sega licenció la marca Game Gear a una third party. En la actualidad podemos disfrutar de muchos de sus juegos de manera directa y accesible, ya que parte del catálogo de Game Gear se encuentra disponible en la consola virtual de 3DS. Pero si te va más lo original, también puedes hacerte con la portátil en mercados de segunda mano, con precios que oscilan entre los 30 y los 80 euros dependiendo del estado de la máquina y de si ésta viene con su embalaje original. Los cartuchos de juego se encuentran sin problemas por menos de 10 euros, aunque de nuevo el precio puede ser mayor si dichos títulos vienen con su caja original. En definitiva, aunque Game Gear acabó besando la lona ante Game Boy como ya hicieran Lynx, Turbo Express, Neo Geo Pocket y tantas otras, al menos aguantó unos cuantos asaltos y lanzó varios golpes sobre la férrea defensa nintendera. Su catálogo de juegos y sus curiosos periféricos la convierten en una pieza indispensable para cualquier coleccionista retro.

regreso_al_pasado_tv_1x006_01_417x305.jpg IPV  regreso_al_pasado_tv_1x005_01_417x305.jpg IPV  regreso_al_pasado_tv_1x004_417x305.jpg IPV  regreso_al_pasado_tv_1x003_417x305.jpg IPV

¡Suscríbete a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún programa!

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad