Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado TV 1x01: La Virtual Boy - Vídeo Reportaje

publicidad

 

¡Bienvenidos a Regreso al Pasado TV! Queremos traerte información sobre los sistemas y los juegos míticos en esta temporada de MeriStation TV, así que prepárate porque cada sábado Eduardo Briones (@Entreconsolas), nuestro compañero coleccionista y amante de lo retro, te acercará al pasado en primera persona.

La batalla entre Super Nintendo y Megadrive, los primeros JRPG traducidos al castellano, el Sonic Team haciendo juegos que no te hacían vomitar nada más abrir la caja… Y la realidad virtual, algo que como todos sabemos era el futuro de los videojuegos, de las películas, de la humanidad en general. El concepto era sencillo: te ponías un casco más pesado que Gabe Newell después de una comilona, unos guantes que parecían sacados de una película cyberpunk hecha en Hong Kong… ¡Y ya está! Estabas dentro de la acción, o al menos esa era la idea. Incluso podías tener actos carnales virtuales, tal y como mostraba la película El Cortador de Cesped. Vamos, que la realidad virtual era la leche.

Uno de los artilugios que pretendía traer la realidad virtual a la comodidad de los hogares, que no de los usuarios, era la Virtual Boy, consola que aún a día de hoy nadie tiene claro si era portátil, de sobremesa, o una mezcla de ambos conceptos. Creada en 1995 por Nintendo, e ideada por el gran y recordado Gunpey Yokoi, la Virtual Boy ponía al alcance del usuario algo parecido a las tres dimensiones esteoroscópicas que, como todos sabemos, tanto éxito están teniendo hoy día. Eso sí, la tecnología noventera no daba para mucho, así que había que pegar el rostro a la consola, en una posición ideal para que las vértebras de tu cuello envejecieran una década con cada sesión de juego, y luego disponerse a disfrutar de unos gráficos de tonalidades carmesíes que, la verdad sea dicha, estaban bastante bien para la época siempre y cuando llevaras encima un expendedor de aspirinas para tratar de paliar los mareos y el dolor de cabeza que se apoderaba de ti en cuanto intentabas fijar la vista.

1.jpg Captura de pantalla

Con tal cúmulo de virtudes, estaba claro que Virtual Boy sería un nuevo y arrollador éxito para una Nintendo en el epicentro de su edad dorada. Pero por desgracia no fue así. Virtual Boy vendió un total de 770.000 unidades a lo largo de su corta existencia, y solo fue lanzada en los mercados japonés y norteamericano. Para hacernos una idea de su brevedad, la consola nació el 21 de julio de 1995, y su último juego llegó el 22 de marzo de 1996. En esos 8 meses, Virtual Boy recibió un total de 22 juegos, entre los que destacan Mario Clash, una estupenda puesta al día de Mario Bros., Mario’s Tennis, el germen de lo que acabaría siendo una gran franquicia, y Virtual Boy Wario Land, que llevaba a Wario de nuevo a las plataformas con los excelentes resultados habituales. Dado que Virtual Boy no cumplió con las expectativas de ventas de Nintendo, se cancelaron proyectos como Golden Eye, Mario Kart Virtual Cup o Virtual Boy Star Fox, una verdadera pena.

Dado que las unidades vendidas fueron tan escasas, hacerse hoy día con una Virtual Boy en buenas condiciones no es ni mucho menos barato. Si quieres que te salga chepa de octogenario y que las dioptrías de tus ojos aumenten más que los impuestos de Montoro, disponte a pagar una media de 250 euros por tan histórica consola. A la hora de hacerte con juegos la cosa es más sencilla puesto que se vendieron muy pocos en su día, y la distribución de éstos fue bastante generosa. Incluso se encuentran disponibles paquetes enteros con 20 unidades de un mismo juego en su interior. Eso sí, ojo porque por ejemplo un paquete con un total de 20 impolutas unidades de Mario Clash puede superar los 1000 euros de precio. Mejor apuntar más bajo, dado que por ejemplo un Mario’s Tennis en buenas condiciones te puede salir por unos 25 euros. En definitiva, Virtual Boy es una plataforma histórica que merece ser recordada. Da igual que acabara fracasando o que su concepto hiciera aguas por todas partes. Es la penúltima creación del inolvidable Gunpei Yokoi, y ya solo por eso merece la pena que le reserves un hueco en tu colección retro.

2.jpg Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad