Skip to main content
Publicidad

Juegos Ocultos #11 Desenterrando Grandes Títulos Perdidos - Vídeo Reportaje

publicidad

Truxton (Arcade con conversiones a Mega Drive y PC Engine)

Toaplan es una compañía legendaria que no muchos conocen, ni siquiera los que vivieron su época dorada. El motivo principal es que muchos de sus juegos no nos llegaron bajo su nombre, sino bajo banderas más reconocidas como la de Taito. Su legado está casi exclusivamente formado por shooters de scroll vertical y de sus filas surgieron figuras que darían forma al panorama contemporáneo del Shoot’em Up en Japón, estableciéndose en estudios como Cave o Raizing. Uno de sus títulos más importantes e icónicos es este Truxton, conocido en Japón como Tatsujin. El nombre original no es casual, ya que el significado de esa palabra vendría a ser “experto” o “maestro”, que es básicamente lo que tienes que ser para sobrevivir a un título inmisericorde con el jugador y su bolsillo.

Hasta ese momento, la mayoría de los títulos de Toaplan habían sido buenos títulos hechos con oficio, con sus más y sus menos pero con brotes de identidad propia y buen hacer generalizado. Pero con Truxton toda esa experiencia cristalizó en un juego que marcaría un antes y un después en el estudio. El argumento gira entorno a una raza alienígena que ha lanzado cinco asteroides para exterminar la tierra, con una solitaria nave como única defensa posible. Con ella deberemos acceder a las cinco rocas y destruirlas para salvar nuestro hogar, con cada fase dividida en dos zonas diferenciadas; la primera es en el espacio exterior, algo más sosa como norma general, pero la segunda ya es en el asteroide y aquí es donde el equipo se recreó con multitud de detalles, buenos diseños y unos gráficos notables, muy bien acompañados por una maravillosa banda sonora, todos aspectos que nos consolaban mientras el juego nos iba machacando sin contemplaciones con enemigos reactivos a nuestra posición, bastantes ataques en pantalla y una nave grande e inicialmente lenta hasta acumular power-ups: mala combinación. Recibió dos conversiones, una algo floja en PC Engine, y otra muy buena en Megadrive, lo que le hizo formar parte del nutrido club de grandes shooters de la consola de sega, aunque con menos nombre que Thunder Force o M.U.S.H.A.

Blue Shadow (NES)

Posiblemente uno de los mejores juegos de acción de la 8 bits de Nintendo, y no es algo precisamente fácil de conseguir dada la calidad y cantidad de propuestas disponibles. Pero lo cierto es que la compañía Natsume dominó la consola como pocas, creando cuatro juegos fantásticos a todos los niveles -más un título de los Power Rangers nada fantástico, que afortunadamente no salió de Japón-. Aquí se nos pone en el papel del ninja Hayate o de la kunoichi kaede para enfrentarnos a un malvado emperador en una américa post-apocalíptica, una excusa tan buena como cualquiera para sumergirnos en un gran título de acción.

Rápido y difícil, una de las cosas que llamaba rápidamente la atención era la agilidad de los protagonistas y la velocidad con lo que se ejecutaba todo. Sumado a la capacidad de colgarnos en los elementos del decorado -lo que daría para algunas zonas de plataformas desquiciantes-, encontrábamos momentos que requerían de gran pericia y que nos hacían sentir como auténticos ninjas por lo bien que lucía en pantalla cuando conseguíamos vencer a los rivales sin recibir un solo golpe. Unos gráficos muy bien conseguidos, una memorable banda sonora y una dificultad de las de tirar el mando a la pared, son algunos de las columnas principales de un título que entusiasmó a muchos de los que lo disfrutamos en su día, aunque nunca tuvo continuidad en el tiempo ni algo que continuará su legado -sí tuvo una versión para Game Boy, pero fue reconvertida en Ninja Gaiden-.

Cold Dreams (PC)

Encontrar un juego de acción y plataformas para PC en pleno 1995 no es tarea fácil, que además sea de un estudio desconocido del que se desconoce su procedencia y que nunca más se supo, aumenta el misterio (se sospecha que fueron Húngaros, por los nombres de los responsables que aparecían en los créditos, pero nunca más se supo de ellos). El título nos lleva a un mundo fantástico en el que parecen mezclarse pasado y futuro fantástico, con armas e instalaciones modernas compartiendo espacio con otras rudimentarias y lugares abandonados en el tiempo que no han sido nunca explorados por el hombre de la superficie,  atemorizado ante los poderosos guardianes que lo habitan. Nosotros seremos el primero que parece que tiene alguna posibilidad.

La (incomprensible) historia no es más que una excusa para adentrarnos en un completo título de acción 2D, que destaca la cantidad de posibilidades que ofrece: cinco armas distintas, y cinco objetos especiales, lo que incluye un robot que podremos manejar independientemente y con el que podremos acceder a partes que no serían accesibles normalmente -manejándolo con cuidado, eso sí, ya que es frágil y si lo destruyen hay que reiniciar-. En conjunto nos encontramos con un título denso, que combina acción con puzles mientras navegamos por las laberínticas catacumbas, que visualmente tienen la particularidad de estar formadas por imágenes reales de fotos, tanto en materiales como en fondos, algo que podría parecer cutre pero que se despliega con bastante gracia para ser una producción tan modesta. Un título singular y bien merecedor del “oculto” hoy en día.

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad