Skip to main content
Publicidad

Castigo bondage a lolitas japonesas en Criminal Girls - Vídeo Reportaje

publicidad

Lolitas presidiarias maltratadas

Tras toda la polémica surgida en 2014 con Senran Kagura en 3DS, es curioso comprobar cómo nadie se ha rasgado las vestiduras con las entregas de PS Vita, ni tampoco con ese spin off que metía a las chicas en un concurso de cocina a que se batieran en duelo a ver quién presentaba el mejor plato. Bullet Girls ha llevado ese concepto y su carga casi hentai más lejos, aunque el juego de acción de Vita no ha salido del mercado japonés. Como tampoco lo hizo en su momento el Criminal Girls original de PSP, estrenado en 2010. Ha sido la revisión para Vita de su secuela la que sí lo ha hecho, y además casi en el último segundo, traída in extremis por NIS America cuando ya no pensábamos que iba a llegar. Un juego que hace del castigo físico una de sus mecánicas, convenientemente camuflado en la trama.

Criminal Girls: Invite Only es un RPG de naturaleza Dungeon Crawler en el que debemos ayudar a siete chicas que han llegado al infierno por haber corrompido sus almas pecando. Y aunque hablamos de un título de exploración y combates, ha sido su mecánica de castigo/tortura la que ha ganado notoriedad. No solamente porque la campaña de promoción se ha basado bastante en ella –el segundo tráiler prácticamente no mostraba apenas nada de las partes de exploración o combates-, y ha sido la favorita en Youtube, sino porque además en Occidente hemos tenido que ver una versión de esta mecánica recortada, censurada en Europa y Estados Unidos.

b8rpujlcyaa0y3w.jpg Captura de pantallacriminal_girls_screenshot_019.jpg Captura de pantalla

Según la historia, del juego, en la llamada Sala de Motivación –en la que las chicas aparecen sentadas en una cama redonda-, las tentaciones de cada una aparecen en forma de iconos de aspecto enfadado, por lo que nos toca acabar con ellas y así poder lograr que cada una de las prisioneras se rehabilite. Esto se traduce en ver avatares animados de las chicas en posturas sugerentes y con poca ropa, y tener que acabar con dichos iconos pulsando la pantalla o tocando el panel trasero según la herramienta que tengamos. En el juego estaremos azotándolas con una fusta, usando una pluma de hacer cosquillas, rociándolas gota a gota con un líquido o usando hasta un táser de descargas eléctricas.

Este uso de aparatos al más puro estilo sadomaso servirá para que las criminal girls estén motivadas, suba su nivel y se hagan más fuertes. El problema es que Invite Only llega a descuidar su mecánica rolera central por darle mucha importancia a esta parte en sí. Parece que sus creadores están más preocupados en que castiguemos a los avatares de estas lolitas presidiarias y no echemos cuenta a otras cosas, como su sistema de combate. Lo cierto es que las torturas han sido el elemento del juego en el que más se ha notado la mejora gráfica, pero a costa de presentarnos este maltrato táctil camuflado como ejercicio de motivación para la auto-superación –no se lo creen ni ellos, sinceramente-, Criminal Girls: Invite Only será conocido siempre por esto, y no por ser un Dungeon Crawler decente y resultón.

criminal-girls.jpg Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad