Skip to main content
Publicidad
Ultimate Marvel vs. Capcom 3
publicidad

Ultimate Marvel Vs. Capcom 3, el regreso de un clásico moderno

preview_game
| - Impresiones |

Ultimate Marvel VS. Capcom 3, juego originalmente lanzado en 2011 para Vita, 360 y PS3, se encuentra ahora disponible en One, PS4 y PC. Revisitar este grandísimo título de lucha es lo ideal mientras aguardamos la llegada de la nueva entrega de la saga.

Allá por 1994, una Capcom que estaba que se salía por los bordes gracias a su ya por entonces legendario legado arcade, con ese Street Fighter II de 1991 como el summum del éxito, decidió firmar un acuerdo con Marvel Comics para desarrollar juegos basados en el rico y colorido panteón de superhéroes gestionado por la también llamada Casa de las Ideas. Gracias a dicho acuerdo, a finales del ya mencionado año irrumpió en los salones recreativos un título de lucha bidimensional que dejó boquiabiertos a todos y cada uno de los aficionados al género. Nos referimos a X-Men: Children of the Atom, juego que cogía elementos tanto de los cómics de X-Men (la conocida en territorio hispano como Patrulla-X) como de la estupenda serie de animación televisiva que se encontraba en emisión por entonces. De hecho, varios actores de doblaje de la mencionada serie acabaron prestando sus voces para el videojuego.

X-Men: Children of the Atom supuso un éxito absoluto. La potencia de la placa arcade CPS2 se exprimió a fondo para poner en pantalla un espectáculo visual sin precedentes hasta la fecha en el género de la lucha. Enormes sprites impecablemente animados (personajes como Centinela y Juggernaut aún sorprenden incluso a día de hoy debido a su inmenso tamaño), jugabilidad desenfrenada que prestaba atención especial al juego aéreo, y una fidelidad sin concesiones a la hora de reflejar en un videojuego los enormes poderes de los que hacían gala tanto la Patrulla-X como sus adversarios. Además, Capcom incluyó en este juego un guiño a su por entonces saga más exitosa, Street Fighter, dado que en X-Men: Children of the Atom podíamos desbloquear vía código a nada más y nada menos que Akuma, el Ogro de la Lucha, el cual aparecía con el sprite que ya lució en Super Street Fighter II Turbo.

Visto el éxito de la propuesta, Capcom no tardó en poner en marcha una secuela, Marvel Super Heroes, lanzada en 1995 y que, inspirada por los cómics de El Guantelete del Infinito, ampliaba el plantel de personajes para acoger a los principales iconos de la Casa de las Ideas: Spiderman, Capitán América, Hulk, Iron Man… Pero aquí Capcom también mantuvo eso de incluir un guiño a su propio panteón de personajes, ya que como luchadora oculta teníamos a Anita, proveniente de la franquicia DarkStalkers. Marvel Super Heroes fue otro éxito para la compañía nipona, por lo que una nueva secuela era más que evidente. 

Dicha secuela llegó en 1996, y aquí Capcom decidió dejarse de guiños para poner todas las cartas sobre la mesa. X-Men Vs. Street Fighter, que así se llamaba el juego, era ya un crossover con todas las letras entre los personajes de la Patrulla-X de Marvel y los luchadores de la franquicia Street Fighter, los cuales llegaban directamente del título Street Fighter Alpha 2, el más reciente lanzamiento de la saga por entonces. El juego, desde luego, supuso una nueva revolución para los aficionados a la lucha bidimensional. Además, los poderes de los personajes de Street Fighter se encontraban visiblemente potenciados respecto a lo visto en la saga que los vio nacer, algo necesario para equipararlos a los desatados mutantes que podían cubrir la totalidad de la pantalla con sus técnicas más poderosas. Así, teníamos por ejemplo a un Ryu cuyo Shinku Hadoken poco tenía que envidiar al legendario Kame Hame Ha de Son Goku, o a un M. Bison que podía volar libremente por el escenario.

Las vestimentas alternativas, una por personaje y muy bien seleccionadas, se encuentran disponibles de inicio en este relanzamiento de Ultimate Marvel Vs. Capcom 3.
Las vestimentas alternativas, una por personaje y muy bien seleccionadas, se encuentran disponibles de inicio en este relanzamiento de Ultimate Marvel Vs. Capcom 3.

El éxito se mantuvo, así que la fiesta no paró: Marvel Super Heroes Vs. Street Fighter (1997, con Ryu y compañía viéndose ahora las caras con personajes tomados de todo el Universo Marvel), Marvel Vs. Capcom (1998, con Capcom tomando ahora a personajes de todo su universo, como Strider o Captain Commando) y el ciclópeo Marvel Vs. Capcom 2 (2000, juego en el que se daban cita prácticamente todos los personajes aparecidos hasta entonces en la saga, junto a otros nuevos como Cable o Ruby Heart). Sin embargo, el grifo acabó por cerrarse. El acuerdo firmado entre Capcom y Marvel expiró, y la compañía nipona decidió no renovarlo dado que en los primeros años de la pasada década se encontraba concentrada en proyectos que nada tenían que ver con los juegos de lucha. Pero entonces, ya en 2008, llegó Street Fighter IV, lo que supuso el resurgir del género de las tortas, y Capcom acabó por decidir renovar el acuerdo alcanzado con Marvel a finales del siglo XX.

Gracias a ello llegaron relanzamientos para las plataformas por entonces de actualidad de varios títulos de la saga MVC (los elegidos fueron Marvel Super Heroes, Marvel Vs. Capcom y Marvel Vs. Capcom 2), al tiempo que se desarrolló una nueva entrega, Marvel Vs. Capcom 3. Dicho juego fue programado por Eighting, grandes maestros del género puesto que fueron padres de la recordada saga Bloody Roar, y llegó a principios de 2011 para Xbox 360 y PlayStation 3. A finales del mismo año, una actualización de dicho juego con 12 personajes añadidos y nuevo contenido irrumpió tanto en las plataformas antes mencionadas como en la malograda PlayStation Vita. Pero, poco después, el grifo se cerró nuevamente. La todopoderosa y omnipresente Disney compró la totalidad de Marvel en 2009, y decidió llevar a cabo una política de tierra quemada en el terreno de los videojuegos Marvel tal y como haría un tiempo después con Star Wars. Así que cuando llegó la hora de renovar el nuevo acuerdo alcanzado entre Marvel y Capcom, fue Disney la que se negó en redondo, lo que llevó a la retirada de la saga Marvel Vs. Capcom del mercado.

El espectáculo visual que siempre ha caracterizado a la saga Marvel Vs. Capcom se encuentra perfectamente reflejado en Ultimate Marvel Vs. Capcom 3.
El espectáculo visual que siempre ha caracterizado a la saga Marvel Vs. Capcom se encuentra perfectamente reflejado en Ultimate Marvel Vs. Capcom 3.

Pero, afortunadamente, parece que la descorazonadora política de Disney respecto al mundo de los videojuegos ha cambiado en tiempos recientes. Después de que los jugones aficionados a los personajes Marvel se vieran obligados en los últimos años a tragar con chorrijuegos móviles únicamente destinados a estafar a los usuarios (prácticamente lo único decente que pudimos echarnos al pad fueron los dos Lego Marvel desarrollados por Traveller’s Tales), la omnipotente compañía del ratoncito feliz ha decidido volver a poner las licencias Marvel a disposición de los estudios que tan buenos juegos nos regalaron en el pasado. Entre ellos se encuentra, por supuesto, Capcom, la cual ha anunciado para este mismo año la llegada de una nueva entrega de la saga MVC, Marvel Vs. Capcom: Infinite, al tiempo que ha decidido relanzar para plataformas actuales el excepcional Ultimate Marvel Vs. Capcom 3. Título en el que, ahora sí, nos detendremos para analizar pormenorizadamente.

El destino de dos mundos

De entrada, esta nueva versión de UMVC3 no posee demasiadas diferencias con la original lanzada seis años atrás. Lo más destacable a nivel visual es un aumento de resolución, saltando de los 720p a los 1080p. Afortunadamente, no hablamos de un reescalado corriente y moliente, sino de un más que destacado trabajo que consigue hacer que el juego luzca espectacular en estas nuevas versiones. Todo esto en One y PS4, ya que en PC, trasteando con las opciones de configuración y por supuesto dependiendo del equipo que tengamos, podremos incluso alcanzar resolución Ultra HD. Texturas nítidas, modelado excepcional, y esos 60 FPS que debe alcanzar todo juego de lucha que se precie de serlo ponen la guinda del pastel gráfico. Lo segundo que nos llamará la atención es que disponemos de toda la plantilla de personajes de inicio, 50 luchadores en total, algo que no pasaba con UMVC3 en su primer lanzamiento. Y es que Capcom, tanto en el juego que nos ocupa como en el primer MVC3, bloqueó a dos de los personajes (Jill Valentine y Shuma-Gorath) de la plantilla y obligó a los usuarios a pasar por caja para poder jugar con ellos. Esto supuso un problema cuando Capcom perdió la licencia, ya que se vio obligada a eliminar de las tiendas virtuales todo el contenido de la saga MVC, incluido el DLC que desbloqueaba a estos dos personajes.

En este espectacular crossover no podían faltar ni Ryu ni su potente y destructivo Shin Shoryuken.
En este espectacular crossover no podían faltar ni Ryu ni su potente y destructivo Shin Shoryuken.

Las vestimentas alternativas es otro de los elementos incluidos de serie en esta nueva versión de Ultimate Marvel Vs. Capcom 3, mientras en el lanzamiento original debían ser desbloqueados vía DLC. Algo muy de agradecer, ya que las vestimentas alternativas de prácticamente todos los personajes (con la excepción de Magneto, que no posee skin secundario debido a la polémica que se generó con el parecido que dicha vestimenta compartía con un famoso retrato de Juan Carlos I, el por entonces rey de España) están bastante bien seleccionadas. Nada de locuras y diseños horribles como los que suelen verse en Street Fighter IV y SFV. Aquí, por ejemplo, podremos seleccionar a un Ryu con su aspecto original, el que poseía en el primer Street Fighter lanzado en el ya lejano 1987. También podemos ver a Wesker o Chris con sus uniformes del primer Resident Evil, a Haggar con el aspecto que poseía en Final Fight 3, a Hulk con la armadura de gladiador que vestía en la recordada Planeta Hulk, a Akuma con el aspecto que tuvo en Marvel Super Heroes Vs. Street Fighter (Cyber Akuma), a Zero siendo sustituido por Megaman X (solo como skin, así que para ver a Megaman X con todos los honores tendremos que esperar a MVC Infinite), o a Iron Man vistiendo la armadura Iron Patriot que durante un tiempo llevó Norman Osborn.

Lo de las vestimentas alternativas es solo uno entre los innumerables detalles de Ultimate Marvel Vs. Capcom 3, los cuales harán las delicias tanto de los aficionados a los juegos de Capcom como de los lectores de los cómics de Marvel. La selección de personajes, ya de entrada, solo puede calificarse de exquisita. Por el lado Capcom tenemos a Wesker, Chris, Jill (los tres con el aspecto que poseían en Resident Evil 5, lo que hace que la Jill de MVC3 sea radicalmente distinta respecto a la que vimos en MVC2), Nemesis (el recordado mostrenco de Resident Evil 3), Firebrand (la gárgola de Ghosts’n Goblins), Strider, Zero, Haggar (al fin, el alcalde que todos desearíamos tener en nuestros ayuntamientos se libra de la alargada sombra del cansino de Zangief y reaparece tras una larguísima ausencia), Phoenix Wright, Frank West, Sir Arthur (la manera en la que se ha trasladado este personaje a las mecánicas de un juego de lucha es simplemente excepcional), Viewtiful Joe, Amaterasu, Dante (el de Devil May Cry 3, no el del reboot, gracias a los dioses), Vergil, Trish, Akuma, Ryu (no podía faltar), Chun-Li, Morrigan, Felicia, Hsien-Ko, Tron Bonne, Spencer y Crimson Viper.

La intro de UMVC3 nos pone frente a un momento estático de lo que es una batalla campal, con giros de cámara al más puro estilo Matrix.
La intro de UMVC3 nos pone frente a un momento estático de lo que es una batalla campal, con giros de cámara al más puro estilo Matrix.

Del lado Marvel, aquí se dejan ver Suma-Gorath, Modok (personaje que, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta que básicamente se trata de una enorme cabeza sentada en una silla voladora, es de manejo muy particular), Dormammu, Motorista Fantasma (uno de los personajes más rotos del juego), Taskmaster, Doctor Muerte, Centinela (sí, sigue siendo tan puñetero como siempre), Nova, Ojo de Halcón (con cameo incluido del Hombre Hormiga), Doctor Extraño, Puño de Hierro, Capitán América, Iron Man, Thor, Lobezno, Tormenta, X-23 (la Laura que tan buenas sensaciones ha dejado en la película Logan, aquí más crecidita, como en los cómics), Spiderman, Masacre (tan loco y pasado de vueltas como es de esperar), Mapache Cohete (sí, se trata del Rocket que tan famoso se ha hecho gracias a la película Guardianes de la Galaxia), Hulk, Hulka, Super Skrull (no tenemos a ninguno de Los 4 Fantásticos, pero al menos aquí está el personaje que reúne todos los poderes del cuarteto), Magneto y Fenix.

Respecto al sistema de juego, nos encontramos ante enfrentamientos auténticamente desmadrados en los que se enfrentan dos equipos de tres miembros (parece que MVC Infinite estará más contenido al respecto, dado que regresaremos a los combates dos contra dos vistos por última vez en el primer MVC). Podemos cambiar de luchador en cualquier momento del combate, abriendo un buen abanico de estrategias que van más allá de lo disponible en un 1 vs. 1 tradicional. Así, los luchadores en reserva recuperan salud lentamente, algo que tendremos que tener muy en cuenta tanto a la hora de alternar entre ellos como en los momentos en que podemos forzar a nuestro rival a sacar de pantalla un luchador de refresco para tener que lidiar con un personaje ya desgastado. También es posible llamar a cualquiera de nuestros dos compañeros para que efectúe un ataque y regrese a la reserva, alternar ataques entre los tres personajes del equipo para efectuar espectaculares combos aéreos, encadenar Hyper Combos bien de uno en uno o con los tres personajes del equipo desatando todo su poder en pantalla… A todas estas posibilidades se añaden elementos como el Factor-X (un estado berserker que puede activarse una vez por combate, y que bien usado nos permite dar la vuelta a un enfrentamiento que ya teníamos prácticamente perdido), los combos aéreos (como es tradición en la saga, en UMVC3 se da una importancia capital a este tipo de ataques, e incluso contamos con un botón destinado a lanzar al rival por los aires para machacarlo a base de juggles), los contraataques, etc.

En lo que a modos de juego se refiere, no os preocupéis, porque aquí tendréis todo lo necesario para divertiros durante horas y horas. En principio, un Modo Arcade (sí, eso que Street Fighter V no tiene) con seis combates y un enfrentamiento final contra el mismísimo Galactus. Aquí la IA se comporta de manera soberbia, como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta que el juego fue desarrollado por Eighting. Es competitiva y desafiante sin caer en trampas burdas, se encuentra excepcionalmente regulada, e incluso puede llegar a plantarnos cara ya en el nivel de dificultad Normal. Luego tenemos el Modo Versus local, tanto contra la IA (sí, eso que Street Fighter V no tuvo en un principio) como contra un segundo jugador; y el Modo Misiones, con diez desafíos específicos para cada personaje, lo que, si nuestra calculadora Casio no nos falla, hace un total de 500 retos a superar, con selección de nivel de dificultad incluida; oh, y para rematar, el interesante Modo Heraldo, que merece su párrafo propio.

El Modo Heraldo no se encontraba disponible de inicio en el lanzamiento original de Ultimate Marvel Vs. Capcom 3. Era un DLC (gratuito, algo muy de extrañar viniendo de Capcom) bastante jugoso en el que se nos invitaba a tomar el papel de defensores de la Tierra (con la misión de evitar que Galactus la convirtiera en su desayuno) o de heraldos del dios cósmico (con la misión de preparar el terreno para que el bueno de Galactus se diera un atracón con el planeta azul). Pues bien, este modo de juego, disfrutable tanto en monojugador como entre varios jugadores, se encuentra disponible de inicio en el relanzamiento para plataformas actuales de Ultimate Marvel Vs. Capcom 3. Aquí entran en juego elementos inéditos en otros modos de juego, como las cartas que sirven de potenciador (no temáis, aquí no hay monetización, así que nada de pay to win) o la posibilidad de mejorar a nuestros personajes.

Pero la cosa sigue. Lo siguiente es ni más ni menos que el Modo Galactus, que nos permite tomar el control del dios cósmico en persona para aplastar a esas osadas e irrespetuosas hormiguitas que pretenden impedir que hinquemos el diente a su planeta. Y si queréis modos online, también podréis sentiros saciados con partidas igualadas, de jugador, salas de espera, modo espectador, tablas de clasificación… Lo dicho, en Ultimate Marvel Vs. Capcom 3 podéis encontrar cualquier modo de juego que se os ocurra. 

Y, por último, detengámonos en el aspecto audiovisual del título. Gráficamente hablando, el juego es una auténtica gozada, y no sentiréis en ningún momento encontraros ante un título proveniente de la anterior generación de sistemas domésticos. Los escenarios son todo un espectáculo, repletos por todos sus rincones de guiños y referencias a los universos de Capcom y Marvel. Desde el escenario de Nueva York, con esa plataforma elevadora que nos permitirá admirar la maravillosa verticalidad de la Ciudad que Nunca Duerme, hasta el decorado de Ghosts’n Goblins, salpicado de elementos y enemigos tomados de los cuatro juegos principales de dicha saga; todo esto por no mencionar el Laboratorio de Tricell, la Metro City de Final Fight, el descorazonador mañana de Días del Futuro Pasado… Añadamos a esta jugosa mezcla una extensa y variada banda sonora, con temas dedicados tanto a los escenarios como a cada uno de los 50 personajes del juego, o las voces disponibles tanto en inglés como en japonés. Oh, y como guinda del pastel, el apartado de galería, en el que podemos admirar un sinfín de vídeos, biografías e ilustraciones, y que incluye además extras tan jugosos como la totalidad del libro de arte Marvel Vs. Capcom: Official Complete Works, el cual repasa las virtudes visuales de toda la saga, desde X-Men: Children of the Atom hasta Marvel Vs. Capcom 3.

En fin, para qué vamos a seguir. Nos encontramos ante un juego de lucha redondo y excepcional, por el que ni mucho menos ha pasado el tiempo, y que ahora se convierte en un verdadero must have en One, PS4 y PC. Puede que su precio (25 euros) os parezca elevado teniendo en cuenta que se trata de un juego proveniente de la anterior generación. Pero creednos, vale todos y cada uno de los céntimos que cuesta, más teniendo en cuenta que lo que compramos por ese dinero es el producto completo, sin DLCs que inflen artificial e injustamente el precio final del título. Para más información, por supuesto podéis revisar el análisis que dedicamos al juego en su día.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
--
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Capcom
Género: 
Acción
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
07/03/2017
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Español
Plataforma: 
XBO
También en:
PC PS4
+12Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad