Skip to main content
Publicidad
Trine 3: The Artifacts of Power
publicidad

Trine 3: The Artifacts of Power

preview_game
| - Impresiones |

El juego de plataformas y puzle creado por Frozenbyte se presenta en formato Early Access para PC con varios cambios en sus mecánicas y una apuesta por un mundo en 3D que aporta nuevos desafíos a lo que ya conocíamos de la saga. Sale a finales de año.

Trine es una de esas sagas que sin hacer demasiado ruido han conseguido calar entre un gran número de jugadores. No es para menos, un apartado visual sorprendente y una fórmula de juego que mezcla a la perfección plataformas y rompecabezas convenció a más de uno, sobre todo con Trine 2 y su versión del director que apareció posteriormente. Un título pensado para cooperar con unas bases muy claras que ahora se modifican y se renuevan con Trine 3, juego previsto para finales de año y que llega en formato Early Access a Steam. Probamos los primeros niveles de esta tercera entrega con la sorpresa como elemento más destacado de nuestros primeros minutos: saltamos a las 3D.

La última entrega aparecida de la saga era un festival de luces y de colores: escenarios muy vivos, llenos de detalles y ricos tanto en primer plano como en segundo. Muchas veces, la sensación era la de que nos encantaría poder ir al fondo del escenario para disfrutar de todo lo que veíamos en pantalla. Y Trine 3 ofrece precisamente esto: no se cierra en una fórmula 2D como habíamos visto hasta el momento sino que aporta profundidad y cambios de cámara constantes. Esto significa que el background ya no es decorativo, sino que forma parte de la experiencia. Tanto para seguir avanzando en este mundo tan bonito como lleno de trampas como para ampliar la exploración en busca de todo tipo de extras mucho más allá de lo que habíamos visto hasta la fecha.

La gran novedad: lo que vemos al fondo lo podemos ir a tocar. O explorar.
La gran novedad: lo que vemos al fondo lo podemos ir a tocar. O explorar.

La primera sensación cuando vemos que podemos acercarnos al “fondo” no es la de estar en un plataformas 3D de total libertad, sino de ser –aunque suene contradictorio- unas 3D dentro de un mundo 2D. No tenemos la sensación de jugar a algo totalmente distinto, sino que es un Trine con profundidad. Naturalmente ganamos en un desarrollo mucho más variado –muchas veces, la salida está en una zona inimaginable que normalmente funciona como decoración- y en acciones que debemos realizar que van más allá del plano habitual de la saga. Por ejemplo, al fondo vemos una puerta que no sabemos como se abre y tendremos que buscar un interruptor que está escondido detrás de una columna.

Tres héroes
Pero Trine 3 mantiene cosas inalterables, como la presencia de tres héroes bien diferenciados entre ellos y que juegan un rol tan vital como complementario para poder seguir adelante. El guerrero es el primero de los tres que se nos presenta. Es el que tiene más fuerza, ideal para los combates cuerpo a cuerpo y con movimientos que sirven para mover estructuras de grandes dimensiones. Cuando saltamos podemos dar un golpe hacia abajo para romper ciertas tarimas, con uno de los botones de acción hacemos una embestida que sirve por ejemplo para empujar una roca hacia una pared medio rota y el escudo permite, mediante analógico derecho, cubrirse de golpes y proyectiles. También puede planear saltando con el escudo para llegar a lugares lejanos.

El guerrero, ideal para atacar enemigos y romper objetos del escenario.
El guerrero, ideal para atacar enemigos y romper objetos del escenario.

Zoya, la arquera, vuelve a ser uno de los personajes más divertidos por lo distinto de sus propiedades. Podremos disparar con el arco apuntando con el analógico derecho, tiene bastante agilidad para saltar y moverse por el escenario y cuenta con un gancho mediante el cual se puede clavar en ciertas zonas o usarlo para mover objetos grandes, que van desde cajas a enormes puertas. De hecho, uno de los primeros puzles con ella es abrir un portón que tenemos que clavar con nuestro gancho en un par de columnas para poder pasar a través de él.

El tercero es el mago, que vuelve a estar disponible con todas sus virtudes, básicamente la posibilidad de mover objetos y también la de generar cajas de la nada. El mago usa sus técnicas para poder activar interruptores en lugares imposibles de llegar, desbloquear lugares repletos de objetos, hacer contrapesos, etc. Como el juego cambia radicalmente con los escenarios en 3D, también podremos mover hacía atrás y hacía delante los objetos dejando pulsado un gatillo y usando posteriormente el stick izquierdo, una fórmula que funciona bien y se hace sencilla una vez la ejecutamos un par de veces.

La arquera, ideal por su gran movilidad y un gancho multiusos.
La arquera, ideal por su gran movilidad y un gancho multiusos.

Como es habitual, la gracia de todo esto está en la combinación de elementos. Saber usar cada personaje es clave para poder avanzar. Bajo un aspecto de plataformas, Trine 3 no deja de ser un juego de puzles y rompecabezas constante. Llegamos a una zona concreta y allí tenemos que encontrar la salida para seguir avanzando. Cuando jugamos en solitario todo es muy ágil, ya que con un botón cambiamos el personaje que controlamos mientras combinamos sus habilidades. Un ejemplo: Con el guerrero rompemos una madera para que el mago pueda introducir una caja y pulsar un interruptor. Faltará pulsar otro interruptor para poder pasar, y es el turno de la arquera, que puede saltar entre paredes como si fuera un ninja para llegar a ese segundo dispositivo. Ya en los primeros niveles que pudimos probar en el Early Access nos encallamos un par de veces intentando resolver cómo podíamos seguir avanzando, algo que es buena señal de cara al total del título.

Una maravilla para los ojos
A nivel visual, Trine 3 sigue la estela de sus predecesores y nos recrea un mundo onírico y fantasioso en el que todo brilla a partes iguales. Enormes jardines y bosques repletos de detalles, cambios de cámara que nos permiten disfrutar de efectos de luces como el sol poniéndose al fondo del escenario y zonas oscuras y cerradas que también convencen en su apartado artístico y acabado. El juego contaba con varios elementos personalizables según cada PC, pero es cierto que se le nota que de momento el juego todavía necesita más tiempo de desarrollo. No era raro encontrarse con ciertos tirones en momentos que no había nada destacado en pantalla, y hay varios detalles que tienen margen de mejora, como por ejemplo ciertos movimientos de los personajes que parece que floten por el escenario cuando van a gran velocidad o algunas físicas que responden de manera extraña.

El mago, capaz de mover objetos y crear de nuevos, sigue teniendo un papel fundamental como los demás.
El mago, capaz de mover objetos y crear de nuevos, sigue teniendo un papel fundamental como los demás.

 

Con una banda sonora camaleónica que se adapta a cada escenario y una fórmula que gana en posibilidades gracias a la nueva propuesta 3D, Trine 3 pretende dar un golpe de autoridad y convertirse en uno de los títulos descargables más importantes de este 2015. De momento, lo poco que hemos podido probar convence por mantener la base de una fórmula que funcionaba y añadir nuevas variantes que le dan más frescura. Además, los usuarios de PC estarán encantados de saber que cuentan con todos los assets que han usado hasta el momento para facilitar la vida a los mods. Solo faltará ver cómo queda la propuesta con su versión definitiva, aunque lo visto promete.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
--
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Frozenbyte
Género: 
Acción, Plataformas
Lanzamiento: 
21/08/2015
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
PS4
+12Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad