Skip to main content
Publicidad
The Bureau: XCOM Declassified
publicidad

The Bureau: XCOM Declassified, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Nos adentramos en los verdaderos orígenes de la agencia XCOM y sus primeras intervenciones en los 60 en un clima de terror y paranoia por la guerra fría y la amenaza nuclear. Todo preparado para el lanzamiento del 23 de agosto en PC, 360 y PS3.

Ya queda poco para el final del camino del proyecto de XCOM, un desarrollo que se ha complicado sobremanera y mutado a lo largo de los años. Todos recuerdan sus comienzos, rodeado de polémica y debate. Después de años con la saga durmiente, un nombre que es santo y seña para los amantes de la estrategia es sacado de su tumba y convertido en un juego de acción en primera persona. La reacción de la comunidad no se hizo esperar y fue furibunda, especialmente porque el juego creado por Julian Gollop ya arrastraba otras secuelas que habían tratado de aprovechar el nombre y la temática de lucha alienígena, pero en otros géneros. El presidente de 2K Games diciendo que los juegos de estrategia “no eran contemporáneos” para justificar la decisión tampoco ayudaron precisamente, y además resultaban incomprensibles para una compañía que tiene entre sus filas a Firaxis y publica las distintas entregas de Civilization.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

Afortunadamente la historia tuvo final feliz, alguien vio la luz en el seno de la compañía y el rumoreado XCOM estratégico en el que estaba trabajando la propia Firaxis tomó forma para convertirse en un fantástico título de estrategia. Pero quedaba la cuestión de qué hacer con el proyecto de 2K Marin, los creadores de Bioshock 2, que ha estado trabajando en diferentes iteraciones de este proyecto desde hace mucho tiempo, tratando de encontrar el enfoque artístico, argumental y mecánico adecuado para contar esta historia de los orígenes de la agencia secreta anti alienígena y los primeros contactos de los extraterrestres en la tierra. La evolución del proyecto en todo este primer tiempo desde su primera presentación es más que evidente, con un primer juego que apostaba por un estilo visual más estilizado y un mayor componente de survival horror, y luego una segunda iteración en el que se trataba de conserva el aspecto de FPS pero con un componente táctico más acentuado.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

La iteración final es un curioso híbrido en el que se ha descartado la primera persona y se ha apostado por una referencia bien conocida: Mass Effect. La idea base es la misma: controlamos exclusivamente a un personaje, William Carter, y en cada misión podemos elegir a dos agentes de nuestro grupo para acompañarnos, con diferentes posibles especializaciones que les permitirán usar diferentes habilidades especiales en combate. El objetivo sin embargo es conseguir una mayor sensación de control que en mass Effect, donde muchas veces el jugador podía pasar de sus compañeros y lanzarse con Shepard a machacar rivales él solo con los compañeros de esforzados figurantes. En Xcom se trata de reforzar tu papel de líder de grupo, tus dos agentes acompañantes reclamarán órdenes y serán particularmente vulnerables ante los ataques alienígenas. Mediante el llamado Battle Focus, el tiempo se ralentizará y eso nos permitirá elegir qué tipo de habilidades especiales queremos desplegar y dónde queremos emplazar a nuestras dos unidades, buscando siempre posiciones en las que tengan superioridad, pero a la vez también estén relativamente seguros y alejados del enemigo.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

La sensación de combate es interesante, estamos claramente ante un juego de acción, eso es inapelable. Pese a la posibilidad de ralentizar al enemigo y la necesidad de gestionar a tus agentes, la acción es intensa y deberemos presionar fuerte para evitar que el enemigo no nos supere, se acerque a nuestras líneas o nos sorprenda con granadas u otros dispositivos. Enemigos como los Muton, auténticos tanques andantes que son un auténtico terror en la saga principal, lo son aquí todavía más ante su capacidad para avanzar sin descanso, lo que nos obligará a usar nuestros mejores y más explosivos recursos contra la bestia. Somos también razonablemente vulnerables, así que hay que buscar el apoyo de los compañeros cuando caemos, acudir en su ayuda cuando lo hacen ellos y en general tratar de permanecer lo más a salvo posible.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

Hay varios tipos de agentes, cada uno con habilidades diferenciadas. El Comandante por ejemplo cuenta con habilidades que servirán de soporte a otros miembros del grupo. El Recon es especialista en el ataque a distancia y puede desarrollar habilidades como “Ataque crítico” con el que puede usar su rifle de francotirador para acabar con enemigos de un solo tiro. El Ingeniero puede desplegar utensilios como una mina o una torreta defensiva, que podremos emplazar con el menú justo el lugar que queremos. Cada agente es único y su desarrollo individual nos permitirá elegir entre una serie de habilidades especiales que podremos utilizar en combate -con un tiempo de recarga entre cada uso-. La gama de habilidades será amplia y la posición desde la que operemos es muy importante ya que determinará el grado de daño que podemos hacer a los enemigos -mientras que una mala posición implicará que nuestro equipo quedará más expuesto a los ataques rivales. Durante la demo pudimos ver habilidades como una, desarrollada con tecnología alienígena, que nos permitía levantar a un enemigo del suelo para ponerlo fuera de cobertura y así poder facilitar que los ataques de nuestros compañeros le alcanzaran.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

La tecnología tendrá una progresión lineal a lo largo de la campaña, no habrá un elemento de metajuego como la de los juegos de estrategia. Hay misiones principales, que moverán la historia, y otras secundarias, que nos darán ciertos beneficios y mejorarán la experiencia de nuestros agentes, pero nuestra progresión tecnológica irá fijada de antemano. Empezaremos combatiendo alienígenas con armas propias de los 60, con lo que eso supone en cuanto a inferioridad tecnológica, pero a medida que avancemos contaremos con tecnología más avanzada para equilibrar la balanza. No parece probable que veamos ese desnivel brutal del XCOM original, con esas primeras misiones en las que realmente parecía que estábamos combatiendo con palos y piedras frente a la amenaza extraterrestre, pero la mejora tecnológica marcará la diferencia a medida que avancemos en la historia.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

Sin duda, donde 2K Marin se va a jugar el todo por el todo es en la historia. Los Xcom son juegos impersonales que los jugadores convierten en personales dándoles una dimensión extra a su equipo. Cosas como llamar a los distintos miembros de tu equipo con nombres de amigos o conocidos, forjar su propia historia en nuestras cabezas misión por misión, adorarlos cuando consiguen sobrevivir en las condiciones más difíciles y lamentar profundamente sus muertes -o cargar la partida si no podemos aceptar las exigencias del Iron Mode- todo eso forma parte de la tradición de Xcom. En cambio, en este juego 2K Marin está poniendo un gran peso narrativo sobre los hombros del agente William Carter, sobre su familia, sobre sus pensamientos y la forma que afronta esta incomprensible amenaza junto a sus hombres. La posibilidad de tener conversaciones con varias posibles respuestas y el hecho de tener que tomar ciertas decisiones a lo largo de la campaña, con sus consecuentes consecuencias, no sólo acercan más este juego a la idea de Mass Effect, sino que también suponen un claro testimonio de que el estudio va a apostar por esta baza para darle alma propia a su juego. El equipo australiano hizo un muy buen trabajo al respecto con Bioshock 2, y parece razonable que juegan esa carta para hacer más interesante este juego.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

Las sensaciones son buenas, falta cierta contundencia en las armas, con unos combates a los que a veces les falta algo de peso, pero los controles son muy buenos y se nota el énfasis táctico lo suficiente como para que no parezca un TPS más. La ambientación es realmente buena, con un toque de los 60 muy conseguido tanto a través de la música como de los escenarios y del ambiente general, en donde se juega fuerte con el miedo mediático que existía en aquel entonces por la amenaza roja en Estados Unidos y el peligro de holocausto nuclear. Todavía no estamos en un punto en el que podamos ver si el juego va a sobresalir, eso dependerá de diferentes factores que no se podrán apreciar hasta que podamos jugar a la campaña final, pero las piezas parecen en el sitio correcto. Han habido muchas dudas externas e interas sobre este proyecto, pero también mucho trabajo y talento, algo que se aprecia. El 23 de agosto veremos el resultado final.

The Bureau: XCOM Declassified (360) Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
7
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 12.50 € Comprar >
PAL/ES 14.44 € Comprar >
Desarrolla: 
2K Marin
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Disparos, Táctico
Lanzamiento: 
23/08/2013
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+16Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad