Skip to main content
Publicidad
Final Fantasy VI

Final Fantasy VI

review_game
| |

Antes de escribir letras de oro en PlayStation, Squaresoft le regaló a Nintendo una despedida por todo lo alto después de 5 entregas en sus dos sistemas de sobremesa. Un equipo de desarrollo irrepetible que representó el exponente máximo de la Squaresoft más brillante forjó un J-RPG que elevaría el nivel de la saga y encarrilaría las bases de futuras entregas.

“La Antigua Guerra de los Magi... cuando las llamas de los dioses cedieron, apenas quedaron los restos carbonizados del mundo, humanos y Espers. Incluso el poder de la magia se perdió. Mil años pasados, acero, pólvora y vapor tomaron su lugar. Aún así, ahora se alza un hombre que ansía despertar ese poder de eras pasadas y usarlo para doblegar al nuevo mundo. ¿Habría alguien tan estúpido para repetir ese fatal error?”

- FFVI, Prólogo

El último gran Final Fantasy de vieja escuela
200px-ff6_amano_tina.jpg Captura de pantallaEn cualquier debate que tenga por objeto organizar los Final Fantasy según su grado de magnificencia siempre se topa con la disputa en torno a los logros de Final Fantasy VI, el último gran Final Fantasy de la vieja escuela, la de los sprites, los midis y los cartuchos. Para los jugadores más veteranos, la categoría de Obra Maestra de FFVI es innegable, irrefutable y cualquier duda suscitada al respecto, ofensiva. En cambio es costumbre encontrar seguidores que debutaron en la era de los CD y las secuencias cinemáticas a los que les cuesta apreciar lo aplastante de un trabajo irrepetible, singular y extraordinario que hoy cumple 20 años. El 2 de abril de 1994 se lanzaba en Japón para SNES, seis meses más tarde llegaría a occidente como Final Fantasy III fruto de un conflicto en los numerales. El título se lanzaría también en PlayStation sin la censura de Nintendo, en GameBoy Advance con algunos extras y a principios de este año también una revisión para teléfonos móviles. En global sus ventas superan los 4 millones de copias vendidas.

Un equipo de desarrollo para el recuerdo
El nivel alcanzado por este sexto capítulo y la huella que ha dejado en la historia del J-RPG, la propia Final Fantasy y los aficionados al género se explica y comprende fácilmente repasando los nombres y apellidos del equipo con el que Squaresoft contó para el proyecto. El padre de la fantasía final, el que salvó a la empresa de la quiebra, Hironobu Sakaguchi, como productor cediendo la dirección a la bicefalia compuesta por el actual líder de la serie Yoshinori Kitase, junto a quien escribiría el libreto, y el creador del sistema de trabajos de FFIV y del ATB, Hiroyuki Ito, más las melodías midi, algunas ya atemporales entre acordes de Nobuo Uematsu. En lo artístico, FFVI irradiaba talento puro; la acuarela y tinta china de Yoshitaka Amano ya indisolublemente unidas a la saga, el actual presidente y cofundador de Monolith, Tetsuya Takahashi, y un Tetsuya Nomura de 21 años, flanqueados por la japonesa Kazuko Shibuya en la creación de sprites y la dirección del posterior ilustrador de Final Fantasy Tactics Hideo Minaba. En total, 40 personas que cambiaron los estándares de los juegos de rol japoneses en ese momento, logrando llevar el género más allá de los registros de la competencia -ENIX con Ogre Battle o Dragon Quest, Quintet con Illusion of Gaia, Atlus con los primeros Shin Megami Tensei, incluso la serie Ys-.

Final Fantasy VI (SNES) Captura de pantalla

Muchos de esos fans de Final Fantasy que se han aficionado a la franquicia con PlayStation, o sus entregas X o XIII más recientemente se preguntan con frecuencia porqué es tan bueno Final Fantasy VI. La respuesta está en sus carismáticos y variados personajes -también a nivel de habilidades y jugabilidad-, su villano inolvidable, secretos, invocaciones, sobresaliente en lo artístico, técnicamente lo mejor de la época, banda sonora de auténtico lujo, momentazos imborrables con giros de guión impactantes, un sólido sistema de combate apoyado en múltiples opciones de personalización y progresión, y en un clímax final auténticamente legendario. Es uno de esos J-RPG que cualquiera que se autoproclame experto en el género debe haber completado por las razones dadas, además de su influencia en las futuras generaciones y el resto de títulos de Squaresoft y Square Enix en el género.

De la fantasía medieval al steampunk, y viceversa
FFVI se ambienta en un mundo steampunk que renace de los restos en ruinas de una herencia pasada mitológica; en la Guerra de los Magi los tres poderes divinos, el Demonio, el Condenado y la Diosa se enfrentaron entre sí. En el conflicto nacieron los Espers, criaturas fantásticas transformadas por su exposición con la magia y que fueron utilizadas como arma. Al ver el resultado devastador, la trinidad pactó una tregua, se petrificaron y liberaron a los Espers. Estos se exiliaron a una nueva dimensión, desapareciendo del mundo de los humanos. Mil años después, como dicen las primeras líneas que abren en el prólogo, “el acero, pólvora y vapor han reemplazado a la magia”, que ha desaparecido, olvidada. Excepto por un hombre, Kefka, consejero mágico del Emperador Gesthal, que gracias a los recursos y armamento de Magitek -tecnología militar con propiedades mágicas- perseguirá desenterrar este arcano poder en su búsqueda desesperada de Espers. Y así, enfundada en una armadura bípeda Magitek, la soldado Terra Bradford es enviada a investigar la aparición de uno de ellos, Tritoch, congelado durante siglos..

Final Fantasy VI (SNES) Captura de pantallaFinal Fantasy VI (SNES) Captura de pantallaFinal Fantasy VI (SNES) Ilustración

iconcomillas.jpg Captura de pantalla

"Para los jugadores más veteranos, la categoría de Obra Maestra de FFVI es innegable, irrefutable y cualquier duda suscitada al respecto, ofensiva."

Final Fantasy VI (SNES) IlustraciónFinal Fantasy VI (SNES) Captura de pantallaFinal Fantasy VI (SNES) Ilustración

Terra, la primera gran heroína Final Fantasy
Y ahí estaba Terra Branford. Antes de Yuna y sus amigas Rikku y Payne, y por supuesto mucho antes de Lightning, ella fue la primera gran heroína de la serie, precursora de esta figura. El viaje de Terra es paradójicamente inverso al de muchos héroes; dotada de un tremendo poder, su búsqueda interna será tomar conciencia de quién es, medio humana medio Esper, librándose del influjo Magitek que la esclaviza como arma gracias al Esper Tritoch, y cómo utilizar su potencial para impedir el genocidio Esper que Kefka pretende llevar a cabo para apoderarse de sus Magicitas. Aunque Final Fantasy VI según Kitase se concibió para no tener un protagonista claro y que el peso basculase alternativamente de unos a otros, Terra es el héroe más representativo, en la que recae el foco durante la primera mitad del juego y la que aparece en la portada de Amano.

Final Fantasy VI (GBA) Captura de pantallaFinal Fantasy VI (SNES) Captura de pantalla

Final Fantasy VI (SNES) IlustraciónAnalizando el personaje desde un prisma actual, nos encontramos con que es simplemente irrepetible. Es un personaje femenino anterior a la era Lara Croft, lo que significa que sobre ella se han volcado toda clase de esfuerzos para hacerla interesante sin necesidad de tener que recurrir a destapes o crecimiento espontáneo de pechos -tal y como tristemente sucedió con Lightning en su última aventura- para llamar la atención del aficionado más viril. Sus raíces parentales nos hacen también pensar inevitablemente en la inolvidable Aerith de Final Fantasy VII, aunque Terra goza de más horas de recorrido para dar solidez a su personalidad y motivaciones, por lo que acabaremos siendo testigos de una evolución que la hace más valiosa si cabe como personaje protagonista por definición. Resulta interesante también su reacción y viaje para canalizar todo ese potencial destructivo que posee; no realiza la típica búsqueda por conseguir más poder, Terra tiene un poder latente casi ilimitado. Su meta es conocer sus verdaderos límites y emplearlo para detener al exterminador de su padre y asesino de Espers Kefka. También veremos su lado más débil en la segunda mitad del título, con sus poderes mermados tras un año inactiva, y la frustración de verse derrotada por el demonio Phunbaba, aunque una vez cerrado su periodo de introspección, se une al grupo más fuerte que nunca para la batalla final. Su personalidad, madura, introvertida, poco habladora y hasta temerosa, evoluciona en el segundo arco del guión hacia una Terra que asume plenamente su naturaleza, determinada, motivada a luchar por el futuro de los niños supervivientes a la destrucción del nuevo mundo, conforme finaliza su fase amnésica y toma conciencia de su verdadero pasado, y su poder que le permite convertirse en un Esper.

Final Fantasy VI (GBA) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
10
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Square
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
02/04/1994
Texto: 
Inglés, Japonés
Plataforma: 
SNES
+7Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad