Skip to main content
Publicidad
SimCity
publicidad

También hay otras ayudas ingame, como los consejeros de cada campo que nos recomiendan o advierten sobre la situación de cada momento, o los icónicos manifestantes a las puertas del Ayuntamiento, con pancartas y más gente cuanto peor sea la situación determinada sobre la que se quejan, ya sea la ausencia de una administración concreta, más centros de salud o la lejanía de un barrio determinado de las tiendas. Es importante echar un vistazo a la plaza del Ayuntamiento de vez en cuando para ver feedback de los habitantes, aunque hay otras muchísimas vías de obtenerlo, con visiones más genéricas de satisfacción laboral, distancias, felicidad, sensación de contaminación, facilidades para familias con hijos, transporte público... Son muchos aspectos en los que buscar el equilibrio, y evolucionarlos sin perder dinero es el reto constante del juego.

Pero hay algunos desafíos más, como los desastres naturales, otra de las novedades de SimCity en cuanto a presencia y obligaciones como gestor que requieren al jugador en cuanto suceden. De momento se conocen cuatro diferentes, pero Maxis no descarta introducir más. Estos son terremotos, ataques de ovnis, tornados y meteoritos. Ya se especula con tsunamis o volcanes en erupción. Uno de estos desastres, sin duda, destrozan una partida de forma determinante, aunque son uno de los puntos fuertes y picos de dificultad que atesora el juego ya que requerirá nuestra labor de forma rápida, eficaz e inteligente. Se pueden desactivar. Serán muy poco frecuentes, nada por lo que preocuparse en exceso.

No se debe perder la perspectiva de provincia, y es muy interesante conectar bien todos los núcleos urbanos, pudiendo especializar cada uno con facilidad.
No se debe perder la perspectiva de provincia, y es muy interesante conectar bien todos los núcleos urbanos, pudiendo especializar cada uno con facilidad.

La ciudad de...

Pero la gran característica de este nuevo SimCity es la posibilidad de más que una urbe, poder gestionar una provincia entera, con varios municipios al mismo tiempo y dedicando cada uno a una especialización. Podemos así recrear ciudades típicamente de ocio y consumo, como Las Vegas, o ciudades volcadas con la industria. No es descabellado llenar de avenidas, parques de atracciones y centros comerciales un pueblo si cerca tiene otro repleto de urbanizaciones y puestos de trabajo con una industria que permita gestionar aquel enorme centro de ocio. La conexión entre todos los núcleos urbanos es fundamental ahora, pudiendo también jugar "a la antigua" y crear una única ciudad con todo junto y completa de esquina a esquina. Hay muchos tipos de carreteras interlocales y medios de transporte público, hasta aviones, trenes y autobuses.

Lo que sí, claro está, es que el modelo capitalista y neoliberal es el que impera en todo el juego. Las zonas de comercio se entienden como zonas de felicidad, al igual que los parques, y las zonas de trabajo invariablemente serán zonas de residuos, contaminación e infelicidad a las casas cercanas. Esto no es así de tajante todo el juego, pero sirve de ejemplo de cómo SimCity -como Los Sims- intenta emular una vida de país completamente desarrollado y bajo un modelo capitalista, donde el dinero lo es todo y solo debe medir la ecuación con la felicidad material. Es decir, una casa solitaria con vistas al mar o en lo más alto de una montaña será más fácilmente un problema para que le lleguen los suministros y esté cerca de las tiendas que un generador de felicidad y bienestar para sus habitantes. No tiene sentido volcarse con este tipo de construcciones, la estética o lo emocional, en SimCity se va a lo práctico, los más felices son los que más cerca de todo, más lujo y mejor medio ambiente tienen.

Una actuación a tiempo de bomberos o policías genera confianza en los ciudadanos. Es importante tener bien repartidos los servicios de urgencias, también de cara a desastres naturales.
Una actuación a tiempo de bomberos o policías genera confianza en los ciudadanos. Es importante tener bien repartidos los servicios de urgencias, también de cara a desastres naturales.

Jugar con una provincia es una novedad importantísima, pero también ha dado lugar a una de las polémicas más fuertes que rodean al juego: que requerirá conexión online constantemente para ser jugado, aún en singleplayer. Sus creadores explican esto como una ventaja de manera que en todo momento en Maxis están recibiendo feedback de cómo estamos jugando y qué experiencia estamos teniendo, de cara también a mejoras posteriores y posibles arreglos. Por otro lado esta conexión a EA Origin absoluta asegura que seamos testigos de los eventos que se lanzarán determinados días o  que no perdamos los avances pase lo que pase, aunque se apague nuestro ordenador o perdamos el savegame. Además, la parte multijugador online se activa con mayor rapidez y facilidad, usando directamente las ciudades tal y como las llevemos, con sus aciertos y errores.

Hasta 16 usuarios pueden coincidir en una misma provincia jugando juntos y buscando sinergias entre el estilo de unas y otras ciudades, compartiendo la experiencia y las fortalezas de cada municipio para beneficiarse en los suyos propios. Un grupo de amigos o buscando partidas con desconocidos, hay un buen abanico de posibilidades online para que nuestros Sims sean todavía más felices al compartir área terrenal con otros jugadores. La libertad creativa que da el título (desde los trazos de calzada hasta los más altos rascacielos) sirve para que las ciudades no se parezcan demasiado entre sí, sobre todo cuando evolucionan en función de las decisiones de cada jugador. En este sentido, este SimCity ha dado un salto indiscutible y abre todo un nuevo mundo en la simulación urbanística.

La ampliación de edificios públicos mediante módulos puede ser muy impopular. Por suerte gracias a su esquema de satisfacciones iname veremos cómo sienta a la población cada decisión.
La ampliación de edificios públicos mediante módulos puede ser muy impopular. Por suerte gracias a su esquema de satisfacciones iname veremos cómo sienta a la población cada decisión.

Accesible hasta en lo técnico

SimCity correrá de forma satisfactoria en una amplia gama de ordenadores y CPUs. Desde su página web se explican los requisitos mínimos para disfrutar de su propuesta, no demasiado altos y buscando llegar al máximo posible de jugadores. Lo que sí, que si tenemos un ordenador de gama alta, con lo último en tarjetas gráficas y memorias, disfrutaremos de un nivel de detalle, texturizado, sombras y fluidez asombroso. Así es como lo hemos podido probar, disfrutando de una experiencia única que permite mover con total robustez muchísimos niveles de zoom, vida ajetreada de bastantes peatones y coches, sonido ambiente enriquecido y preciosas estampas como atardeceres que se reflejan en los tejados o incendios muy bien recreados en las físicas del fuego. Con un PC competente es una maravilla gráfica, también gracias al motor GlassBox, creado específicamente para este título y que permite que aspectos físicos y meramente visuales se comporten con plena verosimilitud.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
7,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Maxis
Género: 
Simulación
Subgéneros: 
Gestión
Lanzamiento: 
14/02/2013
Plataforma: 
PC
+12

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad