Skip to main content
Publicidad
Samurai Champloo: Sidetracked
publicidad

samurai_champloo8.jpg Captura de pantalla
Samurai Champloo: Sidetracked (PlayStation 2)

Comenzaremos el juego de marras seleccionando a uno de los dos Samurais que podremos encarnar (aunque se ha confirmado la aparición en forma de personaje jugable de un luchador inédito): bien al salvaje y temperamental Mugen (con un estilo de lucha que recuerda al breakdance) o bien al frío y calculador Jin (ducho en el arte del Bushido). En virtud de una mayor profundidad argumental y jugable, las dos personalidades completamente opuestas que tendrán nuestros luchadores provocarán que el desarrollo de la historia varíe de uno a otro. Y es que la elección de nuestro personaje no solo significa que tendremos que habituarnos a su estilo de lucha y movimientos distintivos; además de ello, viviremos el transcurso de los hechos conociendo su punto de vista, temores, inquietudes, etcétera. De la misma forma, rejugar la historia con el otro personaje requerirá un cambio a la hora de atacar, y, paralelamente, iremos conociendo su perspectiva acerca de lo que acontece la historia. Sabiendo que Watanabe se encuentra detrás del producto original, podemos esperar un buen trabajo argumental en lo que al desarrollo de los protagonistas respecta.

sasdasdsa1.jpg Captura de pantalla

samurai_champloo6.jpg Captura de pantalla
Samurai Champloo: Sidetracked (PlayStation 2)
Samurai Champloo: Sidetracked se presentará ante nosotros como un título de acción en tercera persona enmarcado en el Japón del siglo XIX, pero con altas dosis de un anacrónico universo hip-hop y diálogos socarrones. En su desarrollo encontraremos el concepto 'hack and slash' clásico de títulos como Dynasty Warriors, que nos obligará a seguir constantemente una ruta lineal, prefijada, luchando en frenéticos combates contra cuantos enemigos se nos antepongan, a través de un sistema de batalla original y efectista que permitirá una veloz desenvoltura en el escenario (característica vital si tenemos en cuenta que durante la mayoría del juego seremos inferiores en número).

00216818.jpg Captura de pantalla
Samurai Champloo (PlayStation 2)

El sistema de combate del título que nos abarca destacará por ser uno de los más atípicos que hemos podido ver en beat em up alguno. Evidentemente, podremos atacar con movimientos simples pulsando casi cualquier botón, pero la esencia de las batallas radicará en la utilización de combos (los cuales irán al compás de la música hip-hop), eje de la jugabilidad de Samurai Champloo: Sidetracked. Sin embargo, y como acabamos de decir, su planteamiento a la hora de afrontar los constantes combates será cuanto menos singular.

00216822.jpg Captura de pantalla
Samurai Champloo (PlayStation 2)

Los combos que podremos utilizar en un momento determinado dependerán de la música que esté sonando en los 'platos' (reflejados en la parte superior de la pantalla). Cada plato consta de una serie de pistas musicales, y por ende, un lote de ataques y movimientos diferentes (aunque pertenecientes al mismo estilo). Dispondremos de hasta ocho de estos platos, cada uno de ellos con sus puntos flacos y habilidades especiales, además de sus combos distintivos. A pesar del número de platos disponibles, tan solo podremos equiparnos con dos (como veis en las imágenes), cuyo uso podremos alternar con un simple toque de los analógicos. Cuando realicemos nuestra elección, comenzará a sonar la música asignada, que a su vez nos irá indicando (mediante iconos aparecidos en pantalla) los ataques más propicios para cada ocasión, aunque evidentemente esto no implica que debamos seguir necesariamente sus indicaciones.

samuraichamploo_silhouettes.jpg Captura de pantalla

00216821.jpg Captura de pantalla
Samurai Champloo (PlayStation 2)

Y es que el principal cometido de los platos no será el de 'aconsejarnos', algo que limitaría nuestra libertad a los mandos, sino el de marcar el ritmo de los golpes, hacer de nuestros ataques auténticas coreografías hip hop (o breakdancer, en su defecto). Si conseguimos mantener el ritmo imprimido al combate por los platos, los personajes aparecidos en pantalla comenzarán a comenzarán a alcanzar una velocidad de infarto, y nuestros ataques cada vez serán más dañinos y devastadores (para que os hagais una idea, conseguir mantener el ritmo durante sesenta segundos os permitirá realizar torbellinos que os dejarán literalmente solos en pantalla). Ni que decir tiene que, alternando la ejecución de combos de diferentes platos en la misma ofensiva, nuestros ataques ganarán en espectacularidad y poder destructivo.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
--
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Bandai
Género: 
Acción
Lanzamiento: 
11/04/2006
Plataforma: 
PS2
+3

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad