Skip to main content
Publicidad
Saints Row IV
publicidad

Saints Row IV

preview_game
| - Impresiones |

Volition y Deep Silver desparraman aún más su cachondo sandbox con Saints Row IV. Dubstep, superhéroes, guarrerías varias, monster trucks, sangre y alienígenas. La ciudad de los Saints se vuelve completamente loca el 23 de agosto en PlayStation 3, Xbox 360 y PC, reflotando lo que iba a ser Enter the Dominatrix y acabó yéndosele de las manos a sus divertidos creadores.

Con todo el mundo con la mirada puesta en GTA V y su lanzamiento en septiembre, no sería tarea fácil para Deep Silver encajar otro sandbox criminal para los mismos sistemas y en un otoño que estará bastante marcado por la superproducción de Rockstar. Por eso, con Saints Row IV se han tomado muchas decisiones de última hora que buscan diferenciarlo de todo lo demás con un estilo muy propio o adelantarse al que será uno de los principales lanzamientos del año. Mucho más loco y volcado con el humor y lo transgresor, este cuarto episodio de los Saints no ha llevado largos tiempos de desarrollo ni búsquedas sesudas de nuevas ideas, más bien extiende todo lo que instauró The Third y lo vuelve más desquiciado, pero no cambia por ello aspectos como la ciudad, el apartado gráfico o las bases y mecánicas. Se ve que Volition no tenía demasiado tiempo ni presupuestos para ir más lejos, sobre todo tras la bancarrota de THQ, y ha apostado por una cuarta entrega continuista y más extrema en los principales valores y puntos de diferenciación de la marca, por ejemplo, la obsesión por la diversión frente a la búsqueda de potencia técnica.

Es más, SR IV  no supone demasiados cambios en la ciudad, el estilo de juego desenfadado o lo técnico porque parte realmente de lo que iba a ser el DLC Enter the Dominatrix, finalmente cancelado como expansión de The Third y hecho nuevo juego debido a la gran cantidad de material que añadía, desde personajes controlables hasta un puñado enorme de misiones, armas aún más extravagantes, lugares y, lo que va a macar de forma determinante el gameplay, superpoderes. Recogiendo ideas de otros sandbox extremos en esto como Prototype o inFamous, ahora la banda de los Saints tiene a su disposición diversas habilidades innatas o gadgets que les permiten desde volar o destrozar todo a su paso con súper fuerza, a moverse con mayor rapidez en un lapso de tiempo congelado o controlar con telequinesia a otras personas. El estilo colorido y macarrilla de The Third se llevará a una nueva dimensión más radical, sobre todo porque un nuevo y poderoso enemigo se cierne sobre los rascacielos...

Un ataque alienígena llega a Saints Row. Pero ya os podéis imaginar lo chiflados que están estos extraterrestres y quien se enfrentará a ellos.
Un ataque alienígena llega a Saints Row. Pero ya os podéis imaginar lo chiflados que están estos extraterrestres y quien se enfrentará a ellos.

Cachondeo extraterrestre

Los Saints han elevado su estatus hasta el punto de que el líder de la banda será ahora nada menos que el Presidente de los Estados Unidos, y esto le abrirá todas las puertas en sus relaciones con los ciudadanos, contratos, imagen pública. No por ello deja de ser un vándalo, un personaje que prometen será desternillante e imprevisible, extravagante también a medida que se avance en las misiones y vaya adquiriendo poderes. El ataque alienígena que sacude este mundo pone a toda la ciudad bajo sumisión, aunque nuestro trabajo esta vez más que delinquir consistirá en combatir a los extraterrestres, no por ello dando de lado a las excentricidades más graciosas y enfermizas, con buenas raciones de gags, sexo, irreverencia, violencia y, lo más importante, total diversión gracias a la gran libertad de la que siempre dispondremos. Este marco genera situaciones que antes no podíamos ni imaginar  en un Saints Row, como control de platillos volantes como un vehículo más o posesión de armas futuristas y muy chistosas como una pistola infladora, donde con la presión en los gatillos del mando elegimos cuánto queremos hinchar al objetivo hasta hacerlo reventar.

Precisamente el armamento desquiciado ha sido uno de los aspectos que Volition ha querido ampliar ya que no tenían que trabajar otros aspectos como una nueva urbe o un motor gráfico revisado, pues mantiene el mismo. Así se nos dio a conocer la Pistola Dubstep, un arma poderosa que en cuanto se dispara pone a todos los personajes y enemigos de alrededor a hacer el robot y demás técnicas de break dance a ritmo de dubstep, incluyendo amortiguación y botes para los coches, animación de elementos urbanos como las farolas, etc. Una situación desternillante y que además nos sacará de más de un apuro. Por otra parte, el combate cuerpo a cuerpo también va a recibir muchas mejoras, como combos más largos o más golpes. El claro reciclaje de contenidos de Enter the Dominatrix nos ha dejado ver una pelea callejera del protagonista contra unos matones, haciendo al principio el célebre gesto de pedir acercamiento con la mano, como Neo hizo en Matrix, a la que se referencia también con las gafas de sol o secuencias en tiempo bala.

Gráficamente se mantiene exactamente lo visto en The Third, aunque se han depurado algunos defectos como el popping y la niebla en el horizonte, para poder volar con visibilidad total de la urbe.
Gráficamente se mantiene exactamente lo visto en The Third, aunque se han depurado algunos defectos como el popping y la niebla en el horizonte, para poder volar con visibilidad total de la urbe.

También evoluciona el sistema de mejora de armas, más sofisticado y libre, permitiendo ahora crear verdaderas rarezas como pistolas con balas explosivas, ametralladoras láser o granadas con temporizador. También los trajes especiales serán un buen objetivo a buscar, incluido uno de robot-mecha que nos permitirá tener propulsión en la espalda, armamento pesado y destrozar todo con nuestros pasos. Todo menos los edificios y algunos elementos urbanos, en esto SR IV se queda por detrás de Prototype, no parece que vaya a acabar siendo tan interactivo como otros sandbox. Eso sí, gráficamente se en Volition se han percatado de que defectos como el popping y la niebla hacen deslucir mucho a este tipo de juegos, y se ha buscado evitarlo hasta el punto de que una vez en el aire y visto desde arriba, Saints Row IV posee quizá una ciudad tan o más vistosa que la que tenía Batman a sus pies en Arkham City.

Lo importante para sus creadores era elevar el número de posibilidades y acoplarlas a un manejo desde el mando satisfactorio y divertido, no se ha pretendido nada más. Esto obligaba también a revisar las tareas a realizar con las misiones, buscando mayor variedad de trabajos y formas de resolverlos. Los superpoderes dicen mucho aquí, ya que ahora más que viajar en vehículos -que por supuesto también se puede y volveremos a encontrar coches tuneados, monster trucks devastadores, torretas motorizadas, etc- nos desplazaremos por el aire, corriendo a toda velocidad o saltando entre los rascacielos. También marcarán el propio desarrollo de las misiones habilidades sobrenaturales como poder controlar las mentes enemigas, arrojar rayos y llamas, o poder parar por completo el tiempo. Muchos de los trabajitos que tendremos que hacer más allá de nuestra lucha intergaláctica general buscan amortizar las capacidades únicas de los personajes controlables.

El patriotismo es uno de los elementos clave de SR IV. El menú principal, por ejemplo, se muestra con el himno americano bajo electrónica, a ritmo de dubstep.
El patriotismo es uno de los elementos clave de SR IV. El menú principal, por ejemplo, se muestra con el himno americano bajo electrónica, a ritmo de dubstep.

Y todo se resolverá de la forma menos esperada y más incoherente posible, con secuencias donde agitaremos a las masas bailando en calzoncillos encima del capó de un coche, o nos descolgaremos desde un puente cambiando de disfrazes en el aire. Contenidos como las ropas, los vehículos, las armas, los coleccionables, la música o incluso el mapa se han aumentado bastante sobre The Third. A priori parece demasiado generoso hablar de un nuevo juego cuando claramente este producto podría haber sido una expansión, pero en palabras de sus desarrolladores "vas a encontrar tantas cosas nuevas y formas diferentes de enfrentarte a ellas o usarlas que por supuesto estamos ante un nuevo episodio numerado. Saints Row IV abre tantas puertas como abrió The Third sobre el 2". No lo vemos del todo así por lo enseñado hasta la fecha, pero desde luego es una afirmación prometedora y que quizá el día de su lanzamiento tengamos que admitir.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Volition
Género: 
Acción, Aventura
Subgéneros: 
Sandbox
Lanzamiento: 
23/08/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
También en:
360 PC
+18DrogasLenguaje soezSexoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad