Skip to main content
Publicidad
Rock Band 4
publicidad

Rock Band 4, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Tras un largo descanso Rock Band vuelve a la carga este año para la nueva generación de consolas. Con la herencia de centenares de consolas, 1080p y 60fps, nuevos instrumentos y nuevas mecánicas para dar libertad total al jugador.

El género de los juegos musicales entró en barrena hace ya algún tiempo. La sobresaturación de entregas, instrumentos, modelos de negocio y demás hicieron que el mercado no diera para más y que títulos como Rock Band o Guitar Hero, que habían estado en muchas casas y habían ocupado muchas tardes de actualidad quedaran en saco roto. Un parón necesario porque el terreno estaba totalmente trinchado. No daba más de sí. Esta pausa ha ido más que bien, porque dicho género parece volver con mucha fuerza en este 2015 con las consolas de nueva generación. Y uno de los grandes ejemplos es el de Rock Band, que mantiene la esencia que lo hizo grande pero añade novedades de lo más atractivas. Vuelven las estrellas de la música en tu propia casa.

La idea principal era volver por todo lo alto, y eso empieza por hacer compatible el juego con instrumentos ya existentes y centenares de canciones que ya se han publicado en el pasado. No se quiere crear un negocio con algo que ya se compró hace tiempo, sino hacer atractivo el retorno al mundo de Rock Band tanto para los veteranos –que mantienen intacto todo aquello en lo que invirtieron- como los más nuevos, que tendrán a su alcance una cantidad ingente de herramientas y melodías por escoger. La jugabilidad se mantiene similar a lo que ya conocimos en el pasado, pero con suficientes novedades para dar un paso más en la simulación de una banda de música. Por temas de licencias, la compañía estaba trabajando para poder añadir las canciones de Rock Band 3 y se había descartado, cuando se anunció, The Beatles: Rock Band. 

Rock Band 4 (PS4) Captura de pantalla

No se trata solo de tocar instrumentos, sino de ocupar el espacio que juegos como Singstar o Lips parece que no están ocupando en estos compases de generación. Y ahí es donde entra la voz. El título añade un sistema de melodía libre que amplía las posibilidades de este apartado. Ya no hace falta tener que adaptarse a la canción original y modular la voz para conseguir la máxima puntuación posible, sino la opción de que los cantantes puedan mostrar su estilo y personalidad siempre que mantengan el tono. Esto da mucha vida a las canciones, ya que se pueden vivir auténticas “versiones” de temas originales sin que el juego te penalice por ello. También se ha añadirá un sistema de puntuación que recompensa una u otra manera de canto.

Los solos de guitarra
Durante el pasado E3 se pudo probar y ver con más detenimiento otra de las novedades que traía consigo la nueva entrega vieja pero nueva de Rock Band. Los solos de guitarra fueron la gran atracción del evento. Ni más ni menos que un sistema en el que en un momento concreto de la canción podemos hacer el punteo clásico del guitarrista de manera libre, modo Freestyle se dice, en el que dejamos volar nuestra imaginación a base de combinaciones, movimientos y la creación de nuevos rifs según movimientos, velocidad de manos y demás. El resultado final es sorprendente, porque la sensación es que esta libertad que muchas veces puede dar algo de miedo por el tipo de juego funciona perfectamente.

Rock Band 4 (PS4) Captura de pantalla

Las partituras muestran nuevos indicativos a la hora de jugar que van desde saber en la guitarra si tocamos en una zona inferior o superior hasta las clásicas combinaciones de botones. Esto también se da en los Solo, pero en muchas otras ocasiones, simplemente tenemos un espacio de tiempo para dejar volar la imaginación. Algo que permite hacer auténticas virguerías y que ya no se basa en ser el mejor haciendo lo que te pide el juego a toda velocidad, sino de ser el mejor haciendo algo único y distinto a lo que sonará en casa de un amigo. Las posibilidades son infinitas y por lo visto hasta el momento, no hay la sensación que estamos ante combinaciones predefinidas sino ante algo realmente personalizable. Esto y el nuevo sistema Overdrive, que cuando está suficientemente cargado nos permite participar en secuencias de relleno que ahora están encajadas en las canciones y sigue el ritmo que toca con estos tambores de relleno totalmente replanteados.

Hacer tu propia historia
A la base asentada y conocida de la franquicia y a las novedades que se han podido probar recientemente no le faltará un elemento clave: la campaña. Se trata de una modalidad de la que todavía faltan detalles por conocer, pero a la que Harmonix le ha querido dar importancia para que los jugadores realmente sientan como empiezan en shows de características reducidas y van avanzando hasta ser auténticas estrellas. Se añaden cambios para obligar al jugador a interactuar “con el público” y hacerlos sentir partícipes realmente de espectáculos y no solo de una sucesión de canciones y retos.

Rock Band 4 (PS4) Captura de pantalla

La idea es que podamos ir tomando decisiones de todo tipo que vayan moldeando nuestro estilo y también nuestra carrera, como si se tratara de un juego de rol. Podremos adentrarnos en la creación de una banda, conseguir fans, promocionarnos y pensar si queremos seguir juntos, hacer un alto en el camino e ir por nuestro lado y cambiar de registros musicales. Según lo que decidamos podremos convertirnos en una estrella inigualable o escoger un camino más selecto con espacios de actuación más concretos. Ganar dinero, poder invertir en equipo para la banda y perfilar, también en este sentido, como vamos a sonar son algunas de las misiones que tenemos por delante en este modo en el que tendremos misiones y desafíos opcionales para poder superar. En definitiva, una manera de trasladar la pasión por la simulación musical con algo de narrativa y toma de decisiones que permite disfrutar de experiencias distintas en una misma campaña.

Mad Catz y los nuevos instrumentos
Tal y como recogían medios internacionales, la idea de Harmonix es crear “una verdadera plataforma musical de entretenimiento”, y eso pasa por dejar de anualizar la saga y acumular novedades a la base que aparecerá este año. La idea para el juego se traslada a los instrumentos. Mad Catz se encarga de los nuevos “juguetes” para los usuarios, y entre ellos destaca la neuva guitarra con controles mejorados y componentes que tiene una mayor duración. La sensación con el tacto de los botones es buena, se ha mejorado el sistema de rasgueo y se han añadido acelerómetros para el sistema Overdrive.

Rock Band 4 (PS4) Captura de pantalla

La batería también recibe un lavado de cara y lo que transmite actualmente es que es más realista, sin esa sensación de cartulina fina que a veces daba al tocar con ellos. Más consistente, un pedal más rápido y mejor acabado general. De momento, la única manera de acceder a estas nuevas baterías será reservando el juego para PS4 o Xbox One, una decisión que levantó polvareda pero que Harmonix defendió: cuestan de hacer estos instrumentos y la mejor manera de saber la producción que saldrá es con las reservas. El precio de batería, guitarra y juego estará en los 250 euros más o menos.

Rock Band vuelve como si de un gran grupo de música despertara de su largo letargo con uno de esos discos míticos que se convierte en imprescindible. No pretende revolucionar el género ni tampoco reinventar la franquicia, pero sí ofrecer una experiencia completa y justa con varias novedades que lo hagan fresco y atractivo. Veremos hasta donde llega cuando salga oficialmente a la venta.

Mad Catz ayudará a Harmonix con Rock Band 4 Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8,3
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 19.90 € Comprar >
PAL/ES 16.61 € Comprar >
Desarrolla: 
Harmonix
Género: 
Simulación
Subgéneros: 
Musical
Lanzamiento: 
06/10/2015
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
XBO
+3

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad