Skip to main content
Publicidad

Vida y Muerte de THQ

publicidad

La actual generación de consolas: Obra y declive de THQ
THQ llegaba a la actual generación de consolas con una serie de compañías de lo más consolidadas dentro de su paraguas. En PC tenía a Relic dando apoyo constante gracias al universo Warhammer 40.000 y a sus exitosos Dawn of War, y en consolas iba tirando adelante con la presencia de compañías como Volition, la recién adquirida Vigil Games y estudios de apoyo como Elephant Entertainment y THQ Studio Montreal.  Una de las primeras en atacar de lleno la nueva generación de consolas fue precisamente THQ Digital Studios UK, encargados del juego de conducción Juiced que tendría continuidad dos años deespués en las nuevas consolas de generación. Títulos como este Juiced 2, Frontline  o la nueva franquicia Saints Row fueron algunos de los primeros compases de una generación que acabaría siendo la última para THQ. Estas fueron algunas de sus producciones más destacadas:

Saints Row saga
(Xbox 360, Playstation 3, PC)

Uno de los primeros golpes que THQ dio en la presente generación de consolas sería Saints Row, videojuego sandbox de corte más gamberro que otros representantes como podrían ser Grand Theft Auto y que mostraba carisma por los cuatro costados. Apareció en 2006 y estaba desarrollado por Volition, una de las compañías más fuertes dentro del engranaje de THQ. El juego vendió dos millones de unidades y destacaba sobre todo por el toque arcade de nuestras acciones en un mundo abierto donde los disparos y la acción eran el pan de cada día.  No reinventaba la rueda ni tampoco lo pretendía, sino simplemente quería convertirse en un sandbox divertido como así fue finalmente, a pesar de contar con algunas críticas en el tema del multijugador online o de tener unas físicas de los vehículos alejadas de lo que estamos acostumbrados en otros títulos. Una buena primera piedra que tendría continuidad.

Un par de años después llegaría Saints Row 2, un título que ofrecería un sistema similar al visto en la primera entrega, pero en general mucho más profundo y pulido. De hecho se instauró un sistema de respeto que no era más que puntuaciones que nos permitían desbloquear misiones y progresos en la trama principal según nuestros actos y la manera de hacerlos. El título mantenía el tono autoparódico, pero conseguía convencer gracias a diversas innovaciones y a una accesibilidad que hacían mucho más cercano un género que a veces puede parecer abrumador como es el de los sandbox. En 2011 aparecería la tercera y definitiva entrega: Saints Row the Third, videojuego también desarrollado por Volition que conseguiría la mejor de las puntuaciones en la prensa internacional gracias a unas dosis de acción mucho más elevadas, un toque de humor todavía más acusado y en general el hecho de ser un título más redondo, variado y divertido que las anteriores entregas.

Drawn to Life
(Nintendo DS)

THQ siempre ha estado ligada a la publicación de videojuegos para consolas portátiles. Durante mucho tiempo apoyó a Gameboy y sus sucedáneas con juegos de todo tipo, y no fue menos con la doble pantalla de Nintendo. Nintendo DS recibió un curioso título llamado Dran to Life, producido por 5th Cell y publicado por THQ. La idea del juego es sencilla: los jugadores pueden crearse su propio personaje y también objetos para poder avanzar en los distintos niveles de los que se componía el título. Se trataba de darle rienda suelta al stylus y las funciones de la pantalla táctil, y aunque el juego fallaba en otros elementos jugables, en este sentido tenía cosas de lo más interesantes.

De Blob
(Wii, iOS, Phone 7)

Blue Tongue Entertainment fue una de las compañías que adquirió THQ y que trabajó en diversos proyectos pralelos a modo de apoyo o en producciones menores para juegos de segunda fila. Pero entre los grandes logros de esta compañía desarrolladora estuvo la creación de “de Blob”, un título de plataformas y puzles que apareció en Nintendo Wii y que fue toda una grata sorpresa por su diversión y jugabilidad. El control por movimiento teniendo que coleccionar pinturas, las misiones que podemos completar mientras estamos haciendo la tarea principal y la diversidad de dificultades que nos íbamos encontrando a medida que avanzábamos lo hacían en uno de esos títulos inteligentes y especiales que daban valor y color al catálogo de Wii. Además se convertía en una de las mejores propuestas de tercera compañía que tenía la consola, demostrando que también desde fuera se le podía dar un apoyo más que interesante.

Metro 2033
(PC, Xbox 360)

Fue uno de los juegos más esperados durante mucho tiempo, y Metro 2033 no decepcionó ofreciendo una adaptación de la novela rusa de Dmitry Glukhovsky que llevaba el mismo nombre más que destacada. Se trataba de un videojuego de acción en primera persona desarrollado por 4A Games que nos ubicaba en los metros de Moscú después de un terrible apocalipsis. En esta situación debíamos sobrevivir a todo tipo de enemigos, tanto mutantes como humanos, con la presencia de la supervivencia como elemento clave para comprender el juego: las balas que usábamos para disparar eran a la vez la moneda de cambio para comprar cosas en las tiendas. Un sistema inteligente, unos niveles que iban más allá del simple acabar con todos los enemigos, la presencia del sigilo bien ejecutada y un sistema de iluminación envidiable en las dos versiones, pero sobre todo en PC. Un juego que cautivó por no ser un FPS más como tantos aparecen en esta generación.

Darksiders Saga
(PC, Xbox 360 y Playstation 3)

Es seguramente la gran franquicia con la que contaba actualmente THQ antes de echar el cierre. Darksiders llegó de la mano de Vigil, una de las compañías que adquirió THQ y que le sirvió para crear uno de los juegos más queridos de la presente generación. Darksiders protagonizado por Guerra se convirtió en uno de los grandes sleepers de los últimos años gracias a la recuperación de un género que parecía perdido entre tanto disparo: el de la aventura. Un título que innovaba más bien poco, pero que ofrecía una gran mezcla de elementos que lo hacían interesante: momentos plataformeros, acción y combates al estilo God of War y sistema de mazmorras y puzles típico de aventuras similares a The Legend of Zelda. Aunque el título no vendió todo lo que se esperaba, Vigil y THQ se animaron a hacer una segunda parte más grande y mejor que sirviera para salvar –si podía ser- a una compañía que empezaba a estar maltrecha.

Y así llegó Darksiders 2, esta vez protagonizado por Muerte, otro de los jinetes del apocalipsis que debe luchar para conseguir que perdonen a su hermano Guerra. En esta ocasión el título era de dimensiones mucho mayores, con un mundo para explorar enorme y más grande que el primero, mucha más libertad para poder hacer misiones secundarias de todo tipo y un sistema de plataformas más exigente y variado gracias a las propiedades del protagonista. A todo ello se le añadió un sistema de equipamiento y subida de niveles tipo RPG y un árbol de habilidades que podíamos desbloquear. Más y mejor, como reza en cualquier buena secuela que se precie para un título que caló todavía más hondo que la primera parte y que tenía en mente una secuela que hubiera “sorprendido” al público, según palabras de la propia compañía desarrolladora.

Homefront
(PC, Xbox 360, Playstation 3)

Homefront es uno de los títulos más destacados de THQ para la presente generación de consolas, aunque no lo fuera precisamente por la calidad que atesoraba ni por el buen recibimiento que tuvo. Era un juego de acción en primera persona que contaba con una gran maquinaria de marketing y apoyo detrás, el gran proyecto de THQ para el 2011. Estaba desarrollado por Kaos Studios, otra de las compañías que tenía el gigante norteamericano y que acabó liquidando posteriormente a la salida del título y la recepción que tuvo. El juego contaba con una campaña que no acababa de convencer y que era excesivamente corta, y con un multijugador que no cuajó entre los gigantes de este género. El título vendió por debajo de lo esperado –un millón en norteamerica-  y fue uno de los pinchazos que tuvo THQ en la presente generación, aunque no el más grave que llevaría la compañía a la desaparición reciente.

Anexo: otros títulos de la presente generación
THQ ha sido una compañía muy prolífica en esto de lanzar títulos durante los últimos años. A pesar de que hemos repasado seguramente algunos de los nombres más importantes que han pisado esta generación de consolas, hay muchos otros que también contaron con elementos interesantes a tener en cuenta. Juegos como Juiced 2,  Red Faction: Armaggeddon, Warhammer 40.000: Space Marine, uDraw Pictionary del que hablaremos más tarde, Costume Quest, el arcade MX vs ATV: Reflex que daban continuidad a una franquicia y un tipo de juego que popularizó THQ años atrás o diversas versiones de Destroy All Humans para Wii o para Playstation 3 también han formado parte del catálogo de THQ, que se estrenó en Xbox 360 con Frontline: Fuel of War, un FPS que pasó sin pena ni gloria.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad