Skip to main content
Publicidad

Vida y Muerte de THQ

publicidad

Anexo: El caso Conker
Conker’s Bad Fur Day es uno de los títulos más controvertidos de la historia de Nintendo. El último videojuego que Rare diseño para Nintendo 64 escondía detrás de esa simpática imagen de ardillita sacada de un mundo similar a Banjo Kazooie un videojuego para adultos en toda regla: contenido sexual, palabrotas, humor negro, parodias… un título que estaba algo alejado de las convenciones para todos los públicos de Nintendo. El juego era además excelente en lo que proponía, pero Nintendo se alejó del título, que se llegó a promocionar con publicidad que parecía sacada de Playboy. Algunas revistas como Nintendo Power no le dieron bola, mientras que ciertas tiendas de juguetes decidieron no vender el título. Tal fue la cosa que Nintendo Europa tomó la decisión de no distribuirlo en el viejo contintente. Y ahí apareció THQ, que se encargó de publicar y distribuir el título en nuestro continente. Gracias a ellos llegó uno de los juegos más especiales de Nintendo 64.

La obra de Relic: Warhammer 40.000: Dawn of War
(PC)

Una de las adquisiciones más sonadas de THQ fue Relic Entertainment, compañía sobre la que adquirió plenos derechos en el mes de mayo de 2004 después de abonar 10 millones de dólares. Un año después, la inversión daría sus frutos con el gran trabajo de Relic hasta el momento: la franquicia Warhammer 40.000: Dawn of War.  Se trataba de un videojuego de estrategia en tiempo real basado en el juego de mesa Warhammer 40.000 en el que teníuamos que capturar y mantener localizaciones estratégicas sobre el campo de batalla.  Un título que fue valorado de manera excelente por la crítica gracias a la gran variedad y equilibrio de facciones con las que contaba, el acabado general a nivel audiovisual y la gran calidad de las animaciones que se podían ver en movimiento. Las batallas que se podían generar en el multijugador era, naturalmente, el gran reclamo de un videojuego que pronto se convirtió en franquicia de éxito intachable.  El título recibió durante sus años de vida tres expansiones hasta el año 2008, cuando se cesó el apoyo al juego de Relic de cara a la secuela que aparecería posteriormente.

Destroy All Humans!
(Xbox y Playstation 2)

Aunque la proliferación de títulos de THQ era cada vez mayor, lo cierto es que la compañía no dejó pasar la ocasión de poder publicar también otros títulos de desarrollos que no tuvieran que ver con las compañías que estaban bajo su paraguas. Este fue el caso de Destroy All Humans! De Pandemic Studios, un título que bajo la apariencia de gran parodia de muchas de las convenciones actuales, ofrecía un juego de acción de lo más divertido y entretenido desde un primer momento. Lo más destacado de todo era seguramente la gran cantidad y variedad de elementos jugables que ofrecía en forma de arsenal de todo tipo para destruir edificios, enemigos y humanos en general. Un videojuego divertido que no pasó desapercibido por THQ, publicándolo en occidente (en Japón salió de la mano de Sega).

Juiced
(Playstation 2, PC y Xbox)

La conducción era una de las ramas que mejor sabía tocar THQ, no en vano había publicado diversos títulos de este calibre como distribuidora durante los años noventa. Cuando adquirieron Juice Games –posteriormente THQ Digital Studios UK- lo hicieron pensando en atacar los juegos de corte arcade sobre asfalto, algo distinto a lo visto anteriormente con MX y ATV. El juego en cuestión se basaba en la cultura de la carrera callejera y el tunning, intentando acercarse a títulos de la época como el Need for Speed Underground. La gran personalización de los vehículos y la velocidad de las carreras eran las principales virtudes de un título que contaba con 52 vehículos y millones –literalmente- de posibilidades de personalización. Un juego que permitía jugar hasta seis jugadores en el modo multijugador si entrábamos en el juego en línea.

Warhammer 40.000: Dawn of War II
(PC)

El éxito del primer Dawn of War fue intachable, como se pudo comprobar con la buena acogida de las distintas expansiones que fueron apareciendo y dando vida al título durante años. Relic se encargó de desarrollar también la segunda entrega de esta saga de estrategia en tiempo real, añadiendo novedades y mejoras por todos lados. Una de ellas estaba en la campaña, que se podía jugar en cooperativo con un amigo y que constaba de dos partes diferenciadas tanto a nivel argumental como también jugable. El modo multijugador, eso sí, volvía a ser la gran clave de todo, y en este caso se preparó un título profundo en el que no solo debíamos escoger una de las razas disponibles, sino también qué tipo de héroe queríamos tener en nuestro equipo, cada uno con sus propiedades. Este héroe gana experiencia, sube de nivel y puede instalar nuevas habilidades. El título fue aclamado por la prensa y gozó de grandes notas, aunque se echaran en falta en un primer momento más mapas. Se le considera un gran híbrido entre la estrategia en tiempo real y el RPG clásico.

Company of Heroes
(PC)

Es cierto que a Relic se le reconoce desde hace tiempo el éxito de Warhammner 40.000, pero la compañía desarrolló otro título de estrategia en tiempo real en el año 2006 que se convirtió en un auténtico referente del género: Company of Heroes. Se trataba de una obra que fue aclamada por la prensa internacional, consiguiendo una media excelente (93) en sitios como Gamerankings y Metacritic. No es para menos, ya que a día de hoy se sigue manteniendo como el juego de estrategia en tiempo real mejor puntuado de todos los tiempos. Se trataba de un título ubicado en la Segunda Guerra Mundial donde el jugador solitario comandaba dos unidades militares de los Estados Unidos durante el desembarco de Normandía y otros momentos imporatntes en Francia. Un juego imprescindible para los amantes del género y una demostración de calidad de Relic envidiable.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad