Skip to main content
Publicidad

Tópicos en los videojuegos: Marine hipermusculado

publicidad
feature
| Wii WiiU PC PS3 PS4 360 XBO - Reportaje |

Los tópicos también existen los videojuegos y los del hombre pasan por varios ejemplos con valores muy distintos. Te comentamos algunos de ellos en este reportaje.

Reportaje


 

El modelo caricaturesco, que en bastantes ocasiones parece ir adscrito a la existencia intrínseca del videojuego, nos ha maravillado y horrorizado a partes iguales con representaciones hiperbólicas de la realidad en ambos sexos. La híper sexualización de la mujer en el ocio digital es un hecho fehaciente en personajes como Quiet, con ‘excusas de niño de parvulario que ha obrado mal’ para justificar su atuendo.

A menudo y de manera reiterada, cuando se expone el tema, se apela a la otra parte, al doble rasero que algunos críticos con esto se dice que tenemos, como “demonizamos la imagen sexualizada de la mujer, pero ignoramos la del hombre”.

Poniéndonos en situación, no debemos confundir atractivo con sexualizado. Los videojuegos, al igual que cualquier otra disciplina artística que busque contar historias, cae en los tópicos y el chulo, prepotente y altamente musculado es casi un estándar en bastantes títulos. Tenemos el estereotipo casi paródico del “marine hiper musculado”, aquí y para hacernos una idea visual podemos nombrar a Marcus Fenix, una representación humana de físico exagerado, semblante rudo e inmutable que se aleja enormemente ya no sólo del canon social de belleza, si no de la misma realidad humana pero con unos valores altamente favorables para el público masculino, simbolizando fuerza, autoestima y poder además de positivar la existencia de la pantomima con alguien que detrás de todo eso siente, sufre y ama. Todo eso nos da a ver que quizás estemos ante una idea caricaturizada de la realidad. Como adelantábamos al comienzo, no es lo mismo sexualizado que atractivo, el ejemplo del conocido sargento entronca más con la primera definición que con la segunda pero aun así de manera bastante positiva, al contrario que muchas de las facetas sexualizadas de la mujer que no hacen más que vejarla y cosificarla como ya os comentamos en este artículo.

marcus_fenix.jpg Captura de pantalla

 

La idea atractiva del hombre pasa por diversos ejemplos, como Sam Fisher (Splinter Cell) o Nathan Drake (Uncharted). Ambos muy distintos en su weltanschauung, la evolución psicológica y el superobjetivo pero consonantes en la representación física: la innecesidad de exagerar sus atributos o acciones masculinas para denotar alarde de hombría o atraer a cierto público.

Con el reciente lanzamiento de Street Fighter V se nos viene a la mente Zangief, personaje que parece ser la auténtica representación de la fuerza y brutalidad. De enorme envergadura, estamos una vez más ante una hipérbole musculada de la mal llamada “idea de masculinidad”. Todo lo que gira entorno a Zangief se ha ido convirtiendo con el paso de los años y el devenir de la historia en una caricatura a la antigua Unión Soviética. Kratos (God of War) por el contrario, y pese a demostrar una vez más un físico exagerado, entronca con lo ya comentado anteriormente sobre Marcus Fenix. Por un lado, tenemos los valores que se le atribuyen en la historia mitológica de la personificación masculina de la fuerza y del poder y por otro todas las acciones que podemos realizar a lo largo de sus aventuras: decapitaciones, desmembramientos y actos sexuales, valores y acciones que logran un atractivo para cierto público masculino que lo consideran como representación positiva.

gow3remastered1280-1436306916555_large.jpg Captura de pantalla

Partiendo de esta base en la que conocemos dos ejemplos de representaciones masculinas podemos construir el impacto que pueden llegar a desencadenar en el jugador. Al contrario de una mujer de videojuego, que generalmente logra crear una atracción física en el usuario/a exagerando sus atributos y despertando los instintos más primitivos, un cuerpo masculino musculado, como ya mencionamos, simboliza fuerza, protección y seguridad y por lo tanto un modelo al que, érroneamente, seguir y admirar. La caricatura se come a la realidad. Este hecho no excluye al masculino atractivo, creando prácticamente la misma sensación, pero con unos valores quizás más cercanos a lo terrenal.

Pero ¿Y si estos personajes cambiasen su sexo? ¿Existe el tópico referencial femenino?  En el caso del Sargento Fénix podríamos decir que se trata de Anya Stroud aunque existen bastantes diferencias en ciertos aspectos. Con Nathan Drake, saliéndonos de su universo, tenemos a la actual Lara Croft, aunque más joven e inexperta, pero encarando los peligros con total improvisación y adecuándose a las situaciones. En algunas ocasiones hemos visto como las mismas compañías o fans realizaban este ejercicio con discrepancias en opiniones entre la comunidad. Uno de los más recientes es “Los personajes de Final Fantasy XV cambian de sexo” donde podemos ver la reinterpretación de Cid construyendo un personaje masculino atractivo pero sexualizado y el resto de protagonistas perfectamente bien llevados y, sin conocer del todo la historia, seguramente sin diferencias sustanciales en el desarrollo de la misma.

La sexualización existe en ambos sexos, la mujer cosificada y el hombre hiper musculado suponen en ciertas ocasiones caricaturas y pantomimas, en otras modelos de negocio para atraer a según qué público, pero en ambas afirmaciones los valores que transmiten difieren en mucho entre sí.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad