Skip to main content
Publicidad

The Witcher III: Wild Hunt, El Fin del Lobo Blanco

publicidad
feature
| PC PS4 XBO - Reportaje |

Con el estreno el 19 de mayo al fin al alcance de nuestros dedos, The Witcher III se prepara para cerrar una trilogía que se ha hecho cada vez más ambiciosa a cada certero golpe de mandoble de CD Project Red. Recopilamos los datos conocidos en una previa de lo que será este fin de fiesta de la mejor saga RPG occidental del momento. El canto del cisne de un brujo que camina hacia su final.

Reportaje

iconcomillas.jpg Captura de pantalla

“Sólo la muerte pondrá fin al combate, todo lo demás es una mera interrupción.”,
 Andrzej Sapkowski

Al igual que cuando uno ve ahora el Hobbit y recuerda los estrenos de El Señor de los Anillos, parece que fue ayer cuando, emocionados por la idea de ver adaptado al icónico personaje de Andrzej Sapkowski al mundo de los videojuegos -¿CD Projekt, qué tal ahora Drizzt Do’Urden?-, nos embarcábamos en ese primer The Witcher justo en los albores de la primera generación HD, allá por el ahora muy lejano octubre de 2007. Hace 8 años que algunos empezamos la odisea del Brujo junto a un estudio desconocido, y la continuamos hace 4 en su portentosa secuela. Pero la verdad es que nos ha costado hacernos a la idea de que pronto se acabará todo, que habrá que decir adiós a Geralt. Pero mejor dejar algo cuando está en lo más alto para que su eco resuene fuerte, y no cerrarlo cuando se ha convertido en una sombra olvidada.

Esperando todavía no el deber, sino el privilegio de poder visitar de nuevo esos vastos Reinos del Norte y otros entornos para contaros sus bondades, y escapar de esa Cacería Salvaje de espectros que claramente marcan el preludio de una guerra en The Witcher 3 Wild Hunt, vamos a usar este pre-análisis para entrar en materia, recopilando datos conocidos, información de nuestras impresiones con las demos que el estudio nos ha permitido jugar, hablando de las novedades y enseñando videos de cómo se mueve el increíble mundo que CD Projekt ha creado para despedir a su criatura en la que será uno de los colosos gráficos del año y del momento. Caminemos una última vez al lado de Geralt de Rivia.

1- Historia: “Mi mundo está en llamas”

¿Salvar a una mujer que está a punto de ser ahorcada sin motivo, o continuar nuestro viaje tras haber cobrado lo que nos prometieron? El brujo hace su elección

Planteado como secuela de Assassins of Kings, The Witcher 3 nos sumerge en un mundo turbulento, caótico, lleno de luchas de poder, de conspiraciones a nuestro alrededor. Por un lado intentamos sobrevivir mientras procuramos eliminar la Cacería Salvaje en un juego en el que no se sabe bien quién caza a quién, quién es el que persigue y quién huye. Protagonistas de las pesadillas de aquellos condenados/elegidos por el destino, la Wild Hunt es siempre un presagio de guerra con sus historias de ciudades arrasadas de la noche a la mañana. Y nuestro deber es perseguir espectros… o escapar de ello. Para colmo de males, el imperio de Nilfgaard acomete la salvaje invasión de los Reinos del Norte, por lo que nos movemos en un escenario de incertidumbre y violencia, guiados/obsesionados por encontrar a alguien descrito en una antigua profecía.

Con estos dos hilos como los centrales de la trama, la historia de Wild Hunt se subdivide en decenas, cientos de misiones principales y secundarias que nos garantizan juego para una enorme cantidad de horas si queremos hacer algo más que ver el final. El mundo se abre a nuestros pasos desde el inicio, con campos, montañas, páramos, bosques, ciudades, aldeas e islas que visitar navegando. CD Projekt ha querido hacer The Witcher 3 accesible para todo aquel que no conoce la historia del brujo y quiere jugarlo, pero al mismo tiempo mantiene una continuidad para con los fans y nos da la oportunidad de que nos perdamos a lomos de un caballo, descubriendo uno de los Open World de Espada y Brujería mejor cuidados que ya empieza precisamente con un guiño a los fans del primer juego en forma de nostálgico tutorial como descubrimos en sus primeras horas con él.

The Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantallaThe Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantalla

Wild Hunt se ambienta en un pilar tan complicado como es el de darle total libertado al jugador al tiempo que mantener una estructura de juego con fuerte carga narrativa. No podemos afirmar de momento si este es el título que más justicia le hace al universo imaginado por  Sapkowski, pero desde luego es el que más libertad de acción ofrece. Con un tamaño 35 veces más grande que The Witcher 2, la variedad de pueblos, razas, culturas y ecosistemas se mezclan en distintas regiones y núcleos urbanos, como el crisol multicultural que es la ciudad de Novigrad, el frío intenso de las islas Skellige azotadas por el viento, o el valor necesario para  afrontar los pantanos desolados de No Man’s Land, en el que sus escasos habitantes susurran plegarias a dioses oscuros. Podemos escoger ignorar lo que sucede alrededor y dedicarnos a lo nuestro, a cazar monstruos, y ver cómo todo cambia alrededor.

Como medio de transporte principal nos movemos con nuestro caballo, que como el batmóvil de Batman Arkham Knight o Agro de Shadow of the Colossus acudirá a nosotros al llamarlo. En las cavernas subterráneas –a echarle valor como en Skyrim y enfrentarse a la oscuridad antorcha en mano- no podemos usarlo, ni tampoco en uno de los elementos que más fascinan: La navegación marina. Nuestra es la decisión de irnos a explorar islas, buscar hierbas exóticas o incluso encontrar tesoros de barcos naufragados. Aunque para momentos de impacto los que se prometen cuando debamos atravesar una tormenta o nos encontremos con un monstruo marino mientras navegamos con un bote no precisamente robusto. Desde reyes hasta pobres, tratamos con una amplia variedad de clases sociales, haremos pactos con quien no debamos y tendremos que ser buenos publicistas de nosotros mismos, ya que nada extiende mejor la fama que ayudar a una ciudad eliminando el nido de bestias que la acosa y viendo como sus habitantes le dan vida de nuevo a esa zona.

La caza de monstruos regresa con las criaturas más difíciles y peligrosas de toda la saga
La caza de monstruos regresa con las criaturas más difíciles y peligrosas de toda la saga

¿Cansados? Pues a bajarse un rato del mundo y echarse carreras de caballos en plan ilegal, ‘currarse’ con un fanfarrón de taberna para cerrarle la boca, o perder dinero a las cartas o al Gwent, un minijuego adictivo inventado por enanos que nos puede atrapar si lo dejamos. De momento no sabemos cómo se irá desarrollando su historia, ni nada de la cacería salvaje ni de ese Hijo de la Profecía, pero sí que se sabe que son tres los epílogos principales que Wild Hunt contendrá, cada uno con variantes según las elecciones que hayamos tomado durante toda la aventura. No se trata solo de elegir entre el Bien y el Mal, sino también de decidir si mantenemos la neutralidad propia de los brujos o no dentro de una duración que se promete generosa tanto en la campaña principal como en las secundarias. Y para muestra una declaración del propio estudio en la que señalan los 'Speedrun' del juego durarán alrededor de las 25 horas, cogiendo el camino más corto para hacer todas las misiones y saltándonos todas las partes de la historia y de los diálogos haciendo clic en las diversas opciones lo más rápido posible.

2- Las Chicas del Brujo:“Señoritas de Taberna”
The Witcher 3: Wild Hunt (PS4) IlustraciónThe Witcher 3: Wild Hunt (PS4) IlustraciónThe Witcher 3: Wild Hunt (PS4) Ilustración

Uno de sus sellos, la presencia de bellas féminas (algunas ligeras de ropa) en Wild Hunt no se escapará a nuestro ojo. Pero aquí toca decidir si queremos ir sembrando la semilla del brujo en cada señorita de buen ver que veamos en las tabernas, o convertirnos en castos y puros fieles a nuestro amor de toda la vida, la ‘complicada’ Yenn. Lo divertido de Wild Hunt es que sus tres personajes femeninos principales, Ciri, Triss Merigold y Yennefer no son ajenas unas a otras, sino que comparten relaciones y en ocasiones hasta el lecho del brujo. Geralt conoce a Ciri desde que ella era una niña, y la ha visto ya crecida y convertida en una guerrera y hechicera consumada. De hecho, en el primer juego escuchábamos la historia de Ciri de labios de un tabernero que terminaba haciendo referencia a un personaje anónimo que claramente era Yenn. Triss es una hechicera amiga de Yennefer, enamorada del brujo y una especie de hermana mayor de Ciri que aparece en la saga de juegos desde la primera entrega. Y Yennefer es el amor de Geralt, una poderosa hechicera estéril que se convirtió en la madre por así decirlo de Ciri, y con la que podemos mantener una relación en Wild Hunt aparte de que nos ayuda a buscar a la que casi podríamos llamar hija adoptiva de ambos.


The Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantallaThe Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantalla

Con semejante triángulo -o más aún- de amor/odio, seguro que estas relaciones incidirán en aspectos de la narrativa, aunque sean solamente a nivel dramático y personal para nosotros y Geralt. Pero no solo de féminas está el mundo del brujo lleno, ya que debemos recordar que entre las decenas de personajes y/o secundarios tenemos ante nosotros a algunos tan ilustres como Emhyr var Emreis, personaje del que los fans ya saben su implicación en los hechos de The Witcher 2. Emperador de Nilfgaard, agresivo y de clara política expansionista para con su tierra, además de defensor de la raza Elder en detrimento de la opinión de los señores del Norte. ¿Queréis saber lo mejor de este personaje? Cerrar los ojos y parecer que escuchamos a Tywin Lannister de Juego de Tronos, ya que el actor que dobla a Emreis es el mismo que hace de Tywin, el caballero inglés Charles Dance.


iconcomillas.jpg Captura de pantalla

“El mal es el mal, Stregobor. [...] No soy un santo ermitaño, no siempre he obrado bien. Pero si tengo que elegir entre un mal y otro, prefiero no elegir en absoluto”

3 – Habilidades, Combate, Cazador y Brujo

Es lo que somos, lo que fuimos en anteriores aventuras y lo que seguro seguiremos siendo una vez terminemos esta: Cazadores de monstruos, pero también de humanos si hace falta. Como ya os comentamos al contaros las primeras horas del juego, Uno de los grandes objetivos en esta tercera entrega era balancear el sistema de combate y pulir algunos de los problemas de The Witcher 2, demasiado dependiente de movimientos como la voltereta en el suelo y algo tosco en líneas generales para un juego tan centrado en la acción. La agilidad es la clave en este nuevo sistema, pudiendo interrumpir el curso de un movimiento si lo pensamos mejor. Podemos detener el ataque para bloquear, dejar de esquivar para atacar con rapidez. Ataques rápidos y pesados, esquivas, bloqueos, los Signos y sus habilidades mágicas, nuestras dos espadas, una ballesta, bombas.

Las mutaciones del brujo siempre han sido parte intrínseca del personaje, y en Wild Hunt tenemos una serie de skills potenciadas y ampliables para ver, percibir, escuchar mejor. Una especie de Aumentos a lo Deus Ex si queréis verlo así, que nos permiten rastrear un Wyvern en plena noche o esquivar disparos de ballesta directos a nuestra espalda y que mejoran creando pócimas con plantas difíciles de encontrar –preparaos a explorar bien.Pero cuidado, a pesar de la resistencia sobrehumana que tenemos por ser brujos, estos elixires son muy tóxicos y pueden afectarnos. De hecho en el juego hay una barra de toxicidad que nos muestra el grado de intoxicación de Geralt. Cuanto mayor sea la barra, mayores serán también los cambios en el aspecto del protagonista. Su cara se volverá pálida, las venas se notarán más y pueden aparecer áreas oscuras bajo los ojos.

Visualmente, la barba es otro detalle que crece a medida que el tiempo pasa y cuando nos movemos entre escenarios para reflejar el paso del tiempo, ya que no hay momentos en que la acción se pare para cargar el siguiente escenario. Nuestro vello facial va creciendo en varios estados, siendo el último casi casi rivalizando con el de Gandalf el Grís. Pero si nos bajamos el DLC gratuito para cambiar la barba y el peinado del brujo, la opción de ver crecer la barba se detiene. Ya en materia más de combate, como decimos los Signos son también importantes, ya que estos hechizos nos brindan la opción de protegernos con barreras mágicas, de lanzar un torrente de llamas, etc, siendo cinco Signos en total que cuentan con dos modos de uso diferentes, sumando 10 elementos que usar en combate junto a las otras posibilidades.

The Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantallaThe Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantalla
The Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantallaThe Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantalla

Nuestro medallón del lobo, el icono de la serie por excelencia, se convierte en la mejor forma de saber que algo mágico,  monstruoso o las dos cosas se acerca. Somos cazadores, y aparte de los juegos de poder en las altas esferas de los reinos, profecías y toda las historias a nuestro alrededor, nuestra labor principal sigue siendo una buena fuente de ingresos, misiones, experiencia y subidas de nivel. El mundo en el que nos movemos se está superpoblando de criaturas, algunas necesitadas de una dosis de extinción. Desde las que apenas nos harán sacar nuestra espada plateada y envainarla con rapidez, hasta las que nos harán sonreír ante el desafío de su caza sabiendo que son las últimas de su especie.

Estas criaturas son las más difíciles, las más atractivas, y ello requiere que primero aprendamos su comportamiento y forma de pelear realizando sidequests de preparación. Tened éxito –un consejo del estudio: estudiad el entorno y no solo a la criatura- y una zona que antaño era un nido de bestias puede volver a llenarse de humanos (y no humanos), los cuales, agradecidos, nos venderán las piezas de equipo más raras y las ‘craftearan’ para nosotros. De hecho este es un apartado que tenemos ganas de comprobar qué tal funciona, la profundidad de las mecánicas de Crafting o creación, junto al que el estudio define como “un sistema de Alquimia altamente intuitivo”.

Pero incluso las bestias más salvajes tienen la nobleza de cazar no por diversión, sino por hambre o territorialidad. Los hombres son peores, como en uno de los últimos gameplays publicados, aquél que vemos la traición de quién nos envía a investigar al pantano. No sabemos en quien confiar, con quién hacer tratos y si esos acuerdos se respetarán, quién es un miserable y de quién no daremos una pieza de oro por su lealtad. Somos brujos y por tanto poco queridos, y siempre es bueno desconfiar antes que arrepentirnos por habernos dejado pillar desprevenidos por un espía o asesino enviado por quien no quiere vernos respirando.  Aunque también es verdad que a veces necesitamos ‘pactar’ con hechiceras, enanos o matones de taberna para que nos echen una mano.

iconcomillas.jpg Captura de pantalla

“No me desenvaines sin causa, no me envaines sin honor”

The Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantalla

Aquí nos paramos de momento, haciendo un alto en el camino hasta que podamos echarle mano al código final del juego como vosotros estaréis deseando también -y a esa fabulosa Collector's con el diorama del brujo en pleno combate. Esto es una muestra de datos e información conocidos por muchos de vosotros, a modo de preámbulo de lo que está por llegar en un primer acercamiento al que será el último y más importante artículo dedicado al juego. Nosotros seguimos esperando también el momento en que poder acechar a la Cacería Salvaje, buscar la verdad de esa profecía, y procurar absorber todo lo que el título nos deje para poder despedir a Geralt de Rivia con la sensación de que el viaje ha concluido como el brujo merece, en lo más alto. ¿Será eso verdad? Pronto ya, más temprano que tarde, cada uno podrá contestar esa pregunta.

The Witcher 3: Wild Hunt (PC) Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad