Skip to main content
Publicidad

Terror Indie: El nuevo Survival Horror

publicidad
feature
| PC PS3 360 - Reportaje |

Aunque no seamos americanos, aunque no practiquemos el "truco o trato", la festividad de Halloween tiene algo que embarga al mundo entero: Su aspecto sobrenatural, el placer de asustarnos. Y qué mejor que con algunos de los más terroríficos juegos que existen. Recemos una oración por el Survival en los AAA, pero entonemos un Aleluya por el terror indie.

Reportaje

 

Enter the Indie Horror
A lo largo y ancho de estas 7 generaciones de videojuegos, el género del terror, la sangre, el miedo y los fantasmas se ha materializado en títulos que van desde el más puro gore festivalero hasta auténticas sinfonías de escalofrío absoluto ya sean de píxeles o polígonos. El Survival Horror lo podemos calificar de joven, pues apenas tiene dos generaciones y menos de dos décadas desde que sus bases fueron no inventadas, pero sí establecidas por Resident Evil. Antes del hito de Capcom ahí teníamos a Edward Carnby y su Alone in the Dark, pionero de las cámaras fijas en 3D para conformar una ambientación cinematográfica más estilizada que lo que las 2D permitían. Y si nos remontamos unos años antes, a 1989, el germen y antecedente de la serie Biohazard aparece de la mano de Capcom para la mítica NES con Sweet Home, que ya exhibe elementos reconocibles como una mansión, gestión del inventario, puzles, la puerta de carga y el sentimiento de sobrevivir a toda costa. Pero también podemos retroceder incluso 7 años más, a la época Atari 2600 y a Haunted House, uno de los primeros ejemplos del género. Creciendo como uno de los más populares en la etapa PlayStation/Saturn/Nintendo 64, fue fue en la posterior Gen, en la de PlayStation 2/GameCube/Dreamcast/Xbox cuando este género en sí vivió su absoluta edad de oro

Project Zero, Kuon, Rule of Rose, Haunting Ground, Silent Hill, Obscure, Forbidden Siren. La pasada generación fue toda una demostración de que el género del Terror y el Survival Horror se encontraban más no-muertos que nunca, con bases similares pero mecánicas jugables con novedades y/o un toque de originalidad que les daban a estos títulos personalidad propia y los hacían huir de ser meros clones. Pero algo ocurrió en el cambio generacional. PlayStation 3 y Xbox 360 parecen exorcizadas en su catálogo de buenos títulos que de verdad nos pongan el corazón en un puño. En general, el survival parece que camina por su camposanto particular en esta Gen en cuanto a los Triple A a pesar de sagas que comenzaron con buen pie como Dead Space, transmutada en su entrega más reciente a juego en el que la acción y el cooperativo tienen más peso en los esquemas. Al igual que un Resident Evil 6 que prometía mucho con la parte de Leon, nada menos que una vuelta a los cánones más clásicos de la IP, pero que en la práctica el genial RE Revelations de 3DS se le ha acercado más al terreno de antaño.

siren-blood-curse-this-is-what-i-get-to-see-in-first-person.jpg Captura de pantalla

Intentos ha habido. Muchos fuimos los que confiamos en VectorCell y su prometedor Amy, que a final, aunque intentaron arreglarlo vía un tardío parche, desilusionó en cuanto a lo que prometía y lo que acabo dando. F.E.A.R. nos grabó cada una de las apariciones de la aterradora niña Alma en pantalla, mezclando gunplay, tiempo bala y sustos, pero su tercera entrega también apuntaba alto implicando a uno de los gurús del terror, John Carpenter, y no logró las cotas de miedo que prometieron sus creadores. Y ver cómo una serie como Silent Hill, antaño la más prestigiosa en cuanto al miedo puro y psicológico, toca fondo con una entrega en PS Vita –Book of Memories- que en vez de seguir la senda del logrado Origins de PSP cambia inexplicablemente de tercio para convertirse en un spin off dungeon crawler cooperativo, a la par que en sobremesa lo sigue intentando con varias entregas –Homecoming, Downpour- pero sin lograr alcanzar las cotas de calidad de la era PlayStation 2, son otros ejemplos de un género que está tocado y necesitado.

Quizás decir que el survival horror en Triple A está muerto y enterrado es algo extremo, pero ciertamente no nos han dado ejemplos continuados de que no sea así. Se ve que en general el terror no vende para los gustos actuales, y sí la acción scriptada y guiada, los FPS de tiros y las aventuras con algún toque de miedo pero no mucho, que puede asustar demasiado a los nuevos consumidores que no están duchos en los Survival y solo quieren emocionarse sin llegar a aterrorizarse. Los juegos cuestan mucho, el survival y el pasar miedo simplemente “no están de moda” –se le reconoce a Naughty Dog esa apuesta arriesgada que hizo con su magistral The Last of Us-, así que no hay motivo para jugarse gigantescas fortunas de presupuestos –a ver por dónde y cuándo estalla esta burbuja del videojuego- salvo si nos llamamos Shinji Mikami y queremos devolver el prestigio y el miedo a un género con The Evil Within, juego que carga con las esperanzas de miles de fans.

En el primer MeriPodcast de esta temporada planteábamos una curiosa duda en cuanto al hecho de que puede que el Survival Horror como lo conocemos no es que esté agonizando, sino que esté evolucionando hacia un nuevo esquema, tal y como Telltale intenta hacer evolucionar a la Aventura Gráfica clásica con su The Walking Dead. Un esquema diferente, sin importar que tenga un entorno gráfico de primera o unas mecánicas complejas, sino que cuanto más sencillas e inmersivas mejor. Un terror que cuenta con desarrolladores que sí están dispuestos a hacernos pasar miedo de verdad. Son aquellos que no tienen nada que perder, mucho que ganar y esa pasión de novatos que se contagia en sus creaciones: El sector Indie. Son aquellos que han pasado miedo en su momento con el zombie troncha-cuellos de Resident Evil,  que han tenido más de una noche en blanco con Project Zero o que nunca pudieron olvidar Alone in the Dark o Sweet Home.

Son gente cansada del panorama actual que deciden aplicar los cánones del momento –como el uso de material grabado con cámaras caseras- o que no hace tanto triunfaron –el puro terror de la ola asiática encabezada por Ringu, con The Eye, Pulse o Dark Water- y montarse juegos que se desmoronan en comparación con los más grandes en cuanto dinero y perfección técnica, pero que eclipsan a estos en cuanto a lograr el mas puro miedo. Solo el tiempo dirá si el esquema clásico de miedo regresará, o si Amnesia y compañía son los nuevos Resident y Silents del género. De momento aquí en MeriStation queremos celebrar también el momento en el que el mundo de los muertos se entrecruza con el de los vivos, a través de la mejor opción posible: Pasar miedo pad/ratón en mano. Así que vamos a repasar algunos de los indies más populares a la par que otros títulos de portátiles y bucear en la red para mostraros ejemplos de lo que el sector independiente tiene que aportar, que por fortuna para los que seguimos adorando asustarnos de primera mano con la interacción que ofrece un videojuego, no es poco, sino mucho.

amnesia-survival-horror.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad