Skip to main content
Publicidad

Tecnología a Precio de Oro

publicidad
feature
| 3DO AT26 INVI NEOG PC PS3 XBO - Reportaje |

Oculus Rift es el último producto tecnológico que llega a precio no apto para todos los bolsillos. Repasamos algunos productos que también tuvieron precios elevados en su salida. Algunos justificados y otros, seguramente, no tanto.

Reportaje

Oculus Rift y otra tecnología a precio de oro

Oculus Rift ya tiene fecha de salida y también precio. La polvareda que se ha levantado con los 740 euros (600 dólares) que costará la esperada Realidad Virtual ha tenido una mezcla de varios factores. Por un lado, el hecho de que la propia compañía vendió unas expectativas que ella misma sabía que no se podían cumplir (los famosos 350 dólares ‘más o menos’). Por otro lado, la sensación que es un precio elevado en un momento como el actual. Lo comentábamos recientemente, pero a la Realidad Virtual tampoco le ayuda el hecho de que sin probarla el escepticismo crece. En todo caso, la justificación es clara: estamos hablando de tecnología punta y estar por debajo de los mil dólares, dicen sus creadores, es todo un éxito. 

Más allá de si va a revolucionar o no la industria de los videojuegos, lo cierto es que Oculus Rift no es el primer producto tecnológico que sale a precio de oro y que cuesta, en su contexto, una cantidad de dinero importante. Ha pasado durante muchos años tanto en consolas como ordenadores o periféricos para ambos tipos de sistemas. Y seguirá pasando. La tecnología se ha ajustado en muchos frentes (las consolas actuales, por ejemplo, tienen un precio mucho más acorde con los tiempos actuales que sus predecesoras) pero siempre ha habido artilugios que se han desmarcado no solo en características y propuestas, sino también en el precio. 

Por eso, en este artículo queremos repasar -más allá de entrar a valorar si el precio a pagar lo merece/merecía o no- algunos de los productos tecnológicos relacionados con los videojuegos que aterrizaron en su momento a precios prohibitivos. De esos que obligan a plantearse si se quiere o no adquirir uno de estos productos. La tecnología no siempre está al alcance de todos los bolsillos, y menos si hablamos de lo último y más moderno del mercado de turno.

Atari 2600 e Intellivision - 200/300 dólares (1977/79)

atari-2600-pc.jpg Captura de pantalla

Dos consolas que se vieron las caras a finales de los años setenta y que representan una porción importante de la historia de los videojuegos en un momento en el que el entretenimiento digital se popularizó de manera creciente. Atari 2600 salió en 1977 y lo hizo a un precio de 200 dólares, algo que para la época era un buen pico y que si se calcula la inflación tendría un precio disparado actualmente superior a los 770 euros (PS4 y One salieron hace un par de años a 400 y 500 euros respectivamente). La consola fue un enorme éxito y tuvo como gran competidora, dos años después, Intellivision de Mattel. Más potente, con más posibilidades técnicas pero un precio también elevado para la época: 300 dólares que se traducirían hoy en día sobre los 850 euros. Su elevado precio y otros factores, como la falta de algunos de los juegos arcade que triunfaban en la época hicieron que Mattel dejara pronto la industria de los videojuegos.

Neo Geo - 650 dólares (1991)

neogeo.jpg Captura de pantalla

¿Quién no soñó de pequeño en tener una Neo Geo? era coger las revistas impresas de la época y flipar con los gráficos que ofrecían y esos sprites imposibles. Como tener una recreativa en el salón de casa. Neo Geo siempre se consideró la consola elitista y al alcance de muy pocas personas, y no era para menos: la plataforma se estrenó el año 91 a un precio de 650 dólares, lo que sería actualmente una barbaridad de 1.100 dólares de precio de salida. Su precio -también de sus juegos- siempre fue una barrera para la gran mayoría de jugadores de la época que, eso sí, a día de hoy la pueden encontrar a precios más competitivos en el mercado de segunda mano (aunque si nos paramos a buscar algunos juegos concretos eso ya es otro cantar).

3DO - 700 dólares (1993)

3do-gdo-101m-console-set.jpg Captura de pantalla

La consola 3DO Interactive Multiplayer es una gran desconocida para un grueso importante de jugadores. La plataforma creada por Panasonic, Sanyo y Goldstar LG que salió a la venta en plena batalla entre Nintendo y SEGA en el año 1993 era un auténtico portento técnico para la época con Cd-Rom de doble velocidad, resolución de pantalla de 640x480 píxels, placa base con dos megas de ram, sonido estéreo de 16 bits… lo tenía todo para ser atractiva, pero el elevado precio al que salió y el hecho de entrar en medio de una batalla entre gigantes que estaban triunfando de tiempo atrás fueron letales para dicha consola, que además no supo aprovechar el sistema de CD-Rom y pocos juegos brillaron realmente como vimos posteriormente con otras consolas que adoptaron también este sistema. Su precio de salida, unos tremendos 700 dólares que superan los 1.120 dólares actuales ajustados a inflación. Casi tres veces lo que costaría una Playstation 4.

Playstation 3 - 600 euros (2013)

img.jpg Captura de pantalla

Este 2016 se cumplirá una década desde que Playstation 3 llegara a los mercados. La tercera generación de consolas sobremesa de Sony llegó a un precio elevado que pretendía marcar diferencias con la competencia a pesar de llegar más tarde a la batalla. Xbox 360 había salido a 400 euros y estaba teniendo una gran penetración en el mercado, pero cuando llegó PS3 un año más tarde lo hizo a 600 euros. Un precio que también suponía más del doble de lo que costaría Nintendo Wii, la tercera en discordia (aunque con mucha menos potencia bruta) en la pasada generación de consolas. El elevado precio fue uno de los motivos por los cuáles Playstation 3 arrancó de manera lenta su llegada al mercado.

Kinect - 150 euros (2010)

g24uimzovmg6iqnkgu0f.jpg Captura de pantalla

Wii cambió la manera de entender los videojuegos y rompió el mercado tradicional gracias a su wiimote y su nuevo control. Esto acercó a un público neófito a las consolas sobremesa y las competidoras de Nintendo quisieron intentar conseguir parte del pastel. Microsoft apostó fuerte por dar un paso más: jugar sin mandos de ningún tipo. Y empezó el proyecto Kinect. Cuando se lanzó su precio de salida era elevado: 150 euros para un producto que generaba cierto escepticismo y que el tiempo ha acabado relegando en un lugar secundario de la historia de los videojuegos. Pero la idea de tener un artilugio que nos permitiera jugar con libertad, sin mandos ni ataduras, tenía un precio elevado que, además, no acabó de aprovecharse como se esperaba ni mucho menos en lo que resultados y rendimiento se refiere.

Mando Élite Xbox One - 150 euros (2015)

mando_elite_de_xbox_one.jpg Captura de pantalla

En el mundo de las consolas no se había llegado a estos precios en mandos oficiales, aunque es cierto que había mandos custom que se movían en el rango de precio superior a los cien euros, pero Microsoft preparó para su actual consola un mando Élite pensado para los jugadores que querían dar un paso más allá. El resultado, una demanda superior a lo esperado y unos acabados de lo más interesantes. Un mando que da un paso al frente respecto al ya de por sí excelente mando de One con gatillos con bloqueo de trayectoria, cuatro botones para asignar posteriormente, intercambio de sticks y cruceta y la posibilidad de personalizar de manera extensa el mando (sensibilidad, configuración de botones, etc.). Quienes lo tienen están más que satisfechos con lo que ofrece, aunque es cierto que el precio puede ser algo elevado en comparación a un mando corriente de la consola.

Mando Steel Battalion - 200 dólares (2002)

xbox0206.jpg Captura de pantalla

Capcom lanzó a principio de los años 2000 un videojuego de mechas en los que controlábamos enormes máquinas de matar… con la posibilidad de hacerlo además con un periférico único: un controlador que recreaba el interior de los Mechas con dos joysticks y unos 40 botones a nuestra disposición. Se trataba de una auténtica maravilla que algunos que lo adquirieron lo definían como el martillo de los periféricos en videojuegos: tan ostentoso como con un sobreprecio importante. Una pieza que no estaba al abasto de todo el mundo, que se agotó rápido porque no había demasiadas copias y que ahora está a precios desorbitados en mercados de segunda mano. La verdad es que verlo impresiona, aunque la realidad es que era un periférico pensado para un solo juego. Eso sí, dentro del precio de 200 dólares se incluía Steel Battalion al menos.

Fightstick Tournament Edition  - 150 euros (2009)

3724889574_6bf269d3c7_b.jpg Captura de pantalla

El bombazo que supuso Street Fighter IV trajo cola. El juego de Capcom revitalizó el género de los juegos de lucha en 2D y fue el abanderado de una nueva hornada de títulos de dicha disciplina con un acabado excelente. Madcatz se sumó a este renacer del género y preparó todo tipo de controles para dichos juegos, desde mandos hasta Arcade Sticks. Entre ellos, la joya de la corona era el Tournament Edition que salía a un precio de 150 euros y que era algo que marcaba distancias respecto a otros modelos tanto de la propia compañía como de la competencia. Su principal virtud, añadir por primera vez componentes sanwa al Arcade Stick que quemaríamos literalmente durante decenas de horas en Playstation 3 y Xbox 360 (posteriormente también en PC). Tournament Edition sigue siendo el referente y para las nuevas consolas ya se han lanzado -ahora agotados- nuevos arcade que se mueven en los 200 euros de precio.

Alienware M17x - de 2.000 a 5.764 euros (2009)

2706_alienware_m17x_r5_3.jpg Captura de pantalla

El primer portátil pensado para jugar que creó la marca tras haber sido comprada por Dell, una auténtica bestia parda que salió en 2009 y que nos sirve como ejemplo de una gran cantidad y variedad de portátiles para el gaming que siempre han tenido precios elevados. En el caso del M17x, destacaba porque a pesar de que la versión más económica se movía alrededor de los 2.000 euros, lo cierto es que el primer Alienware en aterrizar en nuestro país lo hizo con todo tipo de gamas, siendo la más elevada superior a los 5.700 euros pero con unas especificaciones que lo hacían ideal para jugar sin problemas a los juegos de la época. Un portátil que contaba con un diseño exterior a tener en cuenta y que servía para dar más empaque a un producto no apto par todo tipo de bolsillos.

Geforce Titan X - 1.000 dólares (2015)

12g-p4-2992-kr_xl_1.jpg Captura de pantalla

Los compatibles ofrecen una carrera imposible de ganar. Siempre hay nuevos componentes y tecnología puntera que permite dar un paso más en esto de correr hacía el punto más alto de la potencia tecnológica en su máxima expresión. Y en esto la serie de tarjetas Titan se lleva la palma. Geforce Titan X de Nvidia llegaba el año pasado como la tarjeta más potente del mercado a un precio prohibitivo de mil dólares. Claramente superior a la GTX 980, ideal para jugar de manera fluida a 4K y pensada también para adaptarse al futuro de la Realidad Virtual. Su precio de salida era casi el doble de la GTX 980, para hacernos a la idea de lo que se paga la tecnología en el caso de esta tarjeta de Nvidia.

Razer Ouroboros - 150 euros (2013)

maxresdefault.jpg Captura de pantalla

Siguiendo en el mundo del PC y adentrándonos en los periféricos de todo tipo que tenemos disponibles, uno de los que destacaba también por salir a un precio sorprendente era Razer Ouroboros, un ratón de la compañía Razer que se presentaba a un precio de 150 euros. Sensor láser 4G, tecnología de juego dual tanto por cable como inalámbrica, ergonomía personalizable, doce horas de duración, once botones programables, 115 gramos de peso… uno de esos mouse que quieren dar un paso al frente y ofrecer a los jugadores profesionales la mayor comodidad y precisión posible. Pero esto, claro, se paga.

Volante SimSteering FFB - más de 3.800 euros

simsteering.jpg Captura de pantalla

No podíamos acabar un repaso a estos productos tecnológicos con precios de aúpa sin detenernos un momento en el mundo de los volantes, clave para disfrutar de los juegos de conducción en todo su esplendor. Aunque tenemos una gran cantidad de volantes y periféricos para consolas y PC que se puede mover tranquilamente entre los 300 y los 600 euros, también hay una gama de productos que van mucho más allá y que están pensados para gente muy concreta. Es el caso de Sim Steering FFB de Leobodnar. Casi 4.000 euros cuesta la base, cables y fuente de alimentación de esta empresa referente en el género de la simulación. Luego toca adquirir otros elementos para completar el kit, como un volante GT-AM para añadir a la base que se va a los 400 euros. Casi nada.

Y vosotros: ¿Qué otro producto tecnológico recordáis que salió a un precio prohibitivo? ¿Valía lo que costaba? Os leemos en los comentarios.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad