Skip to main content
Publicidad

Super Smash Bros y Playstation All-Stars, Frente a Frente

publicidad
feature
| PS3 PSV - Minireport |

Con el nuevo título de lucha de Sony ya analizado y con su inminente salida esta semana nos decidimos a repasar las principales diferencias entre este título y al que se ha comparado desde que se anunció: Smash Bros. Dos juegos con similitudes, pero con su propia personalidad.

Minireport

 

Mucho se ha hablado del desarrollo de Playstation All-Stars Battle Royale, la última propiedad intelectual creada por Sony y que abarca el género de la lucha de carácter más festivo, el clásico Brawler que tiene como referente absoluto en el mundo de las consolas a la franquicia Smash Bros de Nintendo. Son muchos los usuarios y aficionados que han puesto en tela de juicio el nuevo trabajo de Sony por inspirarse claramente en una de las sagas más exitosas de Nintendo, calificándolo de clon y de otros adjetivos despectivos mientras los distintos equipos de desarrollo trabajaban a destajo con esta nueva IP. Con el juego ya analizado comprobamos las diferencias entre ambos títulos. Y es que las hay  y son importantes.

Que Sony ha querido abarcar un segmento de mercado que no tenía en el sí de sus plataformas con PS All-Stars: Battle Royale inspirándose en el éxito de Smash Bros es evidente. La estructura, el concepto de juego, son similares y eso salta a primera vista. Nos encontramos con escenarios de más o menor tamaño en el que se libran batallas de dos hasta cuatro personajes a la vez. Estos se apoyan en la presencia de objetos como elemento externo para combatir y los protagonistas de dichos combates son personajes sacados de otros videojuegos y franquicias de las propias compañías. Incluso la idea de ataques originales y personales de cada personaje según el juego del que procede también coincide. La base es la misma, como el concepto es el mismo en juegos de lucha como Street Fighter y King of Fighters o Tekken y Dead or Alive. Pero más allá de eso Smash Bros y PS All-Stars: Battle Royale difieren en elementos jugables importantes. Los repasamos.

sonic_071010a_l_2.jpg Captura de pantalla

Sistema y desarrollo de combate
El sistema de combate es seguramente el elemento diferencial más importante que tienen ambos nombres, así como el desarrollo de los enfrentamientos. Es cierto que ambos títulos tienen una serie de ataques y distribución de los mismos muy similar, pero el uso que se le da a estos tipos de ataques difiere de un título a otro, empezando por lo más básico de todo: la manera de combatir. En Smash Bros las batallas por norma afectan a nuestro contrincante. ¿Qué significa eso? Que a medida que vamos golpeando a nuestro rival este va subiendo un porcentaje de daño. Como más alto es ese porcentaje, más le duelen los golpes y más lejos se puede mandar con un ataque, provocando el KO con una gran cantidad de ataques, no solo los Smash.

Aquí radica la gran diferencia. En PS All-Stars Battle Royale los ataques normales y particulares de los personajes no tienen una incidencia directa en el enemigo. No debilitamos al rival ni sumando porcentajes ni quitando barra de vitalidad como en otros juegos de lucha. No nos afecta que nos golpeen. Los ataques de los luchadores sirven para cargar una barra de ataque PA mediante el cual haremos ataques especiales (tres según el nivel) que sirven para matar al enemigo. Este elemento es clave, ya que en un título cuando nuestro porcentaje es elevado podemos sufrir un KO con cualquier golpe y en otro no, solo nos cargará la barra. 

Playstation All-Stars Battle Royale (PSV) Captura de pantalla

Esto tiene elementos colaterales a tener en cuenta: en Smash Bros los agarres pueden llegar a provocar el KO enemigo y en este caso los agarres solo sirven para quitar parte de la barra PA a nuestros rivales. En Smash Bros es una herramienta más de ataque con sus utilidades y en Battle Royale es un elemento importante, ya que aporta una acción diferencial a los ataques normales de nuestros personajes.  Destacar en este sentido que los ataques PA tienen como elemento similar en Smash Bros los ataques especiales, mucho más limitados en el juego de Nintendo: se activan con un objeto que aparece aleatoriamente en el escenario y los personajes luchan por hacerse con él. Es un movimiento devastador, pero limitado. En Battle Royal algunos ataques de esta índole son más frecuentes por el formato de juego en sí.

La defensa de los personajes es otro elemento que está claramente diferenciado entre un título y otro. Ambos cuentan con una herramienta básica para bloquear los ataques enemigos y con movimientos evasivos que les permiten moverse con seguridad por el escenario ante los ataques de los rivales. Pero en este sentido el sistema de base ya es distinto: en Smash Bros el bloqueo tiene un tiempo limitado por una burbuja que se va haciendo pequeña hasta explotar. Si eso sucede, el jugador queda aturdido durante un tiempo por lo que no es recomendable estar bloqueando todo el rato. Es una mecánica que no se encuentra en Battle Royale, donde la defensa se puede romper principalmente con los agarres o ataques desde otros ángulos.

item03_070614e_l.jpg Captura de pantalla

El escenario en juego
Los escenarios tienen una incidencia jugable en ambos títulos de manera clara, pero también distinta entre ella. Hay diseños de niveles que son bastante similares en concepto, con distintas plataformas y espacios para movernos en plantas más elevadas. Más allá de esto, del boceto, el uso del escenario no tiene nada que ver en un título y en otro. Empezando por Smash Bros, el escenario forma parte de nuestro aliado y a la vez enemigo en combate, ya que enviar fuera del mismo a nuestro contrincante (por arriba, por abajo, por los lados) es el objetivo principal del juego. Y nos permite generar estrategias como luchar en una esquina y aprovechar el espacio para hacer un KO a un enemigo que tiene todavía la vitalidad casi intacta. La estrategia para escupir del escenario al rival es básica.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad