Skip to main content
Publicidad

StarCraft II: Heart of the Swarm

publicidad
feature
| PC - Pre-Análisis |

Tras los acontecimientos de Wings of Liberty, Blizzard lanzará el próximo miércoles la segunda campaña de StarCraft II en forma de expansión. Heart of the Swarm se centra en el ataque Zerg además de aportar cambios al multijugador competitivo. La Reina de Espadas clama venganza.

Pre-Análisis

"Venganza"
Todo en el universo de Blizzard comienza por el mismo punto: por una supernova en forma de una de las armas que el estudio mejor ha utilizado a lo largo de su historia: los tráilers cinemáticos. Sí, claman los descreídos, eso no tiene nada que ver con el juego, es sólo un vídeo, pero es un error ignorar la potente sugestión que generan esos fantásticos trabajos de arte digital. Un tráiler de Blizzard es un espectáculo en sí mismo, un inmejorable punto de partida que pone de relieve los personajes y los mundos de la compañía. Son muchos los ejemplos en los que un juego de la compañía ha empezado a hacerse memorable a los ojos del jugador a partir de ese vídeo inicial y desde luego que Heart of the Swarm no se quiere quedar corto al respecto.

Por supuesto, el vídeo está protagonizado por la estrella principal de esta segunda entrega de la segunda parte -esta fórmula de Blizzard sigue resultando algo rara- y uno de los personajes más emblemáticos de Starcraft: La Reina de Espadas, Kerrigan. En concreto, el vídeo muestra la espectacular violencia de un ataque Zerg en todo su esplendor y con todo lujo de -desagradables- detalles. Cualquier jugador de Starcraft sabe lo que es un ataque arquetípico Zerg y sus características generales: su velocidad, su número masivo de unidades, sus nausebundas técnicas de lucha y sus terroríficas unidades. Pero estamos acostumbrados a verlo desde un punto de vista distante, casi académico, en una perspectiva aérea que nos impide apreciar el auténtico horror de lo que supone un asalto Zerg. Y liderando la terrible contienda, su majestad la Reina de Espadas, asegurándose de cobrarse su venganza a sangre y fuego.

1_850.jpg Captura de pantalla

Pero la visión se queda en eso, en una visión, y la nueva Kerrigan se levanta del sueño para verse de nuevo en su estado actual. Ya no es la Reina de Espadas, ya no es la indiscutida líder de los Zerg. Pero que nadie se confunda, puede que su forma sea más humana, pero sigue siendo una amenaza para todo aquel con la desgracia de cruzarse en su camino. La nueva Kerrigan ha recuperado parte de su humanidad y eso se hará patente con algunos de sus gestos, como el de mandar que no se hagan experimentos con humanos capturados, pero sus ansias de venganza y el deseo de guiar a su "pueblo" permanencen muy presentes e incluso se han redoblado ahora que ya no es la poderosa entidad que guiaba a los Zerg y recuerda más los crudos sentimientos de sus últimos días como humana.

Con ese deseo de venganza por bandera, la protagonista se lanza a una gran campaña con 20 misiones en los que el objetivo primordial es recuperar el control de los Zerg, aplastar a la oposición y volver a convertirse en esa "Reina de Espadas" que llegó a atemorizar la galaxia y la propia vida de líder Terran, Arcturus Mengsk. La mayor debilidad de esta facción siempre ha sido las luchas internas de poder, los diversos grupos enfrentados. La Reina de Espadas no era sólo poderosa por sus impresionantes cualidades personales, su poder psiónico o su maquiavélica forma de gobernar y conquistar, lo era especialmene por haber unificado a los Zerg bajo su mando y haberlos dotado de estrategia, táctica y un propósito concreto. Ahora, el enjambre vuelve a estar dividido, con varios grandes señores que no están dispuestos a volverse a arrodillar ante la Reina de Espadas, y mucho menos a una que parece más humana que Zerg.

kerriganupgrade02_each_battle_focus_has_a_different_set_of_abilities.jpg Captura de pantalla

La campaña estará fuertemente centrada en Kerrigan como personaje principal, pero Heart of the Swarm también pretende reforzar a los Zerg como raza, dotarles de una personalidad más profunda y notoria, hacerlos algo más que meros monstruos. El objetivo durante la campaña será aumentar el poder personal de Kerrigan, para lo que deberá asimilar diferentes formas orgánicas con las que reforzar los elementos infectados que todavía conserva. Aunque comenzaremos con un personaje muy humano, con sólo algunos pequeños elementos propios de Zerg -como las trenzas-, podremos evolucionar a la protagonista de distintas maneras a medida que atesoremos biomasa de distintas especies e incluso de otros tipos de Zerg a los que nos enfrentaremos. La ganancia de poder implicará mutaciones y mejoras en la protagonista, que a su vez ganará una mayor capacidad de controlar Zergs.

Las misiones y las decisiones que habrá que tomar en las mismas también tendrán un importante sabor propio y estarán en consonancia con la clase de campaña que se supone que estamos jugando. Se trata de llevar a Kerrigan a alcanzar su cota de poder, así que la naturaleza de la campaña promete ser eminentemente ofensiva, incluyendo algunas misiones muy particulares de esta raza como una en la que debemos infectar un nave Protoss usando una larva con la que contagiamos a uno de estos seres para que se cuele sin ser detectado y podamos desplegar toda nuestra ofensiva usando los elementos infecciosos propios de esta clase.

StarCraft II: Heart of the Swarm (PC) Captura de pantalla

El arco de mejoras de Kerrigan será sustancial e interesantes, algo que en parte también se ha hecho pensando en algunas ideas interesantes que se quieren desarrollar. Por una parte, Kerrigan podrá desarrollar cosas como una regeneración de salud más rápida, capacidad de invocar más unidades Zergs a su lado o poderes psiónicos más potentes y avanzados. Pero por otro lado, su campaña la llevará a enfrentarse a criaturas que harán de auténticos "jefe de nivel", míticos Zergs que habían permanecido ocultos hasta la fecha o poderosas unidades que pondrán a prueba no ya la determinación y la fuerza de la Reina de Espadas, sino de todo nuestro ejército.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad