Skip to main content
Publicidad

Star Wars: Battlefront vs. Call of Duty: Black Ops III

publicidad
feature
| PC PS4 XBO - Reportaje |

Call of Duty: Black Ops III o Star Wars: Battlefront, ¿cuál es para ti? Repasamos las características de dos de los Shooters más esperados del año para que puedas descubrir cuál de los dos se adapta mejor a tus gustos y necesidades.

Reportaje

80.jpg Captura de pantallavadertypography2.jpg Captura de pantalla

Enfrentamos cara a cara a Star Wars: Battlefront y Call of Duty: Black Ops III

Está claro que, en materia de Shooters, estos últimos compases del año 2015 están pisando fuerte. Tenemos el sobresaliente Halo 5, que ha demostrado cómo 343i puede hacer bien las cosas y buscar con empeño el podio de Bungie. También contamos con la magnífica expansión de Destiny, ‘El Rey de los Poseídos’, que le ha dado un enorme giro de tuerca al título original mejorando exponencialmente todo lo que ofrecía. Y si lo que os gusta es pegar tiros en PC, no podéis perderos ni la gran sorpresa que ha supuesto Vermintide, ni tampoco la oportunidad de probar el magnífico Overwatch, aunque conseguir su Beta no es fácil.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, la lucha indiscutible suele situarse en los frentes de Activision con su saga Call of Duty y EA con sus Battlefield. Esta vez, la disputa se libra entre un Black Ops 3 que ha sorprendido gratamente por su gran cantidad de contenido, historia bien cuidada y multijugador impoluto, y un Battlefront cuya ambientación, calidad gráfica y valores de producción son muy potentes. Así, la pregunta resulta evidente. ¿Cuál de los dos es el mejor? Y sobre todo, ¿cuál de los dos es el mejor para ti? Desde Meristation desgranamos y comparamos los apartados más importantes de ambos títulos para ayudarte a decantarte por el que será tu Shooter favorito durante los próximos meses.

captura_de_pantalla_de_battlefront_luke_-_171115_1.17-2.jpg Captura de pantalla

Ambientación: ¿Lado Oscuro o Distopía Transhumanista?

Si por algo apuesta fuerte el título de DICE, es por la ambientación de Battlefront. En este sentido, el estudio sueco ha realizado un trabajo sobresaliente recreando de manera brillante cada escenario y rincón de su juego, y haciéndonos sentir que realmente nos encontramos viviendo las películas de Lucas. Como producto claramente enfocado al ‘Fan Service’, era evidente que la ambientación iba a ser el aspecto más mimado de Battlefront y vaya que si han conseguido lo que se proponían. Estéticamente, el juego es una maravilla, y para los más acérrimos a la mítica saga, solamente este apartado justificará por completo la adquisición del título.

Frente a esto, Black Ops III tenía una tarea difícil, que sin embargo no ha desaprovechado. La brecha en cuando a ambientación es más que obvia, pero Treyarch no se ha dormido en los laureles y ha construido una distopía futurista cuyo tono adulto y apocalíptico se aleja mucho de lo visto en los anteriores títulos. El control mental, la nanotecnología y el transhumanismo son los protagonistas de la experiencia que nos ofrece la campaña de este nuevo Call of Duty, en la que el trabajo a nivel estético y argumental es más que satisfactorio. No. Claro que todo eso no puede competir en la misma liga que el Universo de Star Wars, máxime con la séptima película a la vuelta de la esquina y un Hype enorme en todo lo relacionado con el producto de George Lucas. Pero si sois amantes del Cyberpunk y disfrutásteis de los escenarios propuestos en títulos como Deus Ex, en Black Ops III encontraréis aquí mucho de lo que buscáis.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantallacaptura_de_pantalla_de_battlefront_review_-_171115_1.17.jpg Captura de pantalla

Ponerse a los mandos de los héroes en pleno campo de batalla es uno de los mayores logros de Star Wars Battlefront, y es el máximo exponente de la experiencia de la que os hablábamos. Los jugadores quieren meterse en la piel de los soldados imperiales y los feroces rebeldes, pero también sentirse los tiranos más poderosos del universo al encarnar a Darth Vader o el emperador Palpatine. Los héroes son todo un despliegue de poderío y, durante el breve tiempo del que podemos disponer de ellos en el modo multijugador, harán que nos sintamos el jugador más OP de la partida.

En Black Ops III, lo más cercano a esta sensación son las habilidades de la Campaña o los especialistas del multijugador, amén de las tradicionales rachas de bajas. Evidentemente todo lo anterior no consigue ponerse a la altura de lo que supone aniquilar a los rebeldes con Vader, pero esto no quiere decir que un buen jugador en Black Ops III no puede causar los mismos estragos haciendo buen uso de las rachas y las habilidades de su especialista. Los héroes, sin embargo, son mucho más accesibles en Battlefront al otorgarse de manera aleatoria y no tener que conseguir rachas para poder encarnarlos, requisito que sí existía en los antiguos Battlefront.

Así, el trono en este apartado se lo lleva Battlefront, sin lugar a dudas. Tener como materia prima la ambientación del Universo Star Wars ya es, de por sí, una enorme ventaja, pero DICE no solo ha tomado lo que tenía sin más. Lo ha cogido y lo ha cuidado hasta el último detalle partiendo de que en ello se basaba la experiencia central de su título. En lo audiovisual, Battlefront es impecable, y cada aspecto del juego está enfocado a hacernos formar parte del universo que recrea, consiguiendo con esto el objetivo que se propone: enamorar a todo fan de Star Wars que se ponga a los mandos del título.

Gráficos: una ventaja tradicional

Ya viene siendo tradicional que la saga Battlefield supere a Call of Duty en su apartado técnico, y en esta ocasión no estamos ante ninguna excepción. Battlefront desprende poderío técnico por los cuatro costados y, desde nuestra primera experiencia como imperial o rebelde en el título de DICE, quedaremos absortos ante el sobrecogedor apartado gráfico del shooter de la compañía sueca. Sí, como comentábamos en su análisis, Black Ops III ha hecho un trabajo correcto en este sentido, pero todavía sigue a años luz del despliegue audiovisual que supone Battlefront. Con un motor gráfico que directamente supone una adaptación del utilizado en Black Ops II, la obra de Treyarch directamente no puede competir con Battlefront en esta faceta, posicionándose este último como una experiencia muy superior en este sentido.

Además, cabe destacar que en esta ocasión, y al contrario de lo que ha ocurrido en entregas anteriores, Battlefront sí que se mueve a 60 fotogramas por segundo en todo momento, por lo que esta vez la ventaja de Call of Duty no se posiciona como un punto destacable con respecto a su competidor. Ver en pantalla el poderío gráfico de Battlefront moverse a 60fps constituye una experiencia realmente destacable que te atrapa por completo. No nos engañemos, Black Ops III es fluído, ágil y sus 60 fotogramas por segundo acompasan muy bien el frenetismo de la jugabilidad del título, pero técnicamente, el título de Treyarch está claramente por debajo. Punto a favor para Black Ops III son sus 1080p y 900p en PS4 y Xbox One respectivamente frente a los 900p y 720p de Battlefront en las mismas máquinas.

¿Campaña y Zombies o Héroes y Villanos?

Si por algo destaca el título de Treyarch es por la gran cantidad de contenido que ofrece. Solamente su modo campaña, con todos los extras que incluye, y su modo zombies, cuyas horas de duración son incontables, ya pasan por encima a la apuesta de DICE. Y es que si por algo peca Battlefront es por su escasez de contenido, debilidad que se ve superada en todos sus frentes por Black Ops III. Con el único planteamiento monojugador fundamentado en misiones y pequeños retos en los que encarnar a los héroes de Lucas, el shooter de DICE palidece, directamente, por la ausencia de un modo campaña propiamente dicho. Call of Duty: Black Ops III, nos presenta una campaña atípica y de una duración algo superior a lo que estamos acostumbrados. Y aún hay más. Al superar la campaña principal, accedemos a tres modos adicionales (Dificultad Extrema, Modo Pesadillas y Dead Ops 2) que suponen una oferta de contenido Singleplayer bastante sólida.

Si atendemos a la comparación del Modo Zombies, su símil en Battlefront sería el Modo Oleadas, una propuesta que, aunque interesante y completa a priori, peca por su simplicidad y su puesta en escena repetitiva. Mientras que en los Zombies de Black Ops III cada partida es única y el desafío siempre está presente al tratarse de una propuesta prácticamente ilimitada, las Oleadas de Battlefront presentan un principio y un final claramente definidos cuya progresión se ve definida por objetivos que poco o nada varían entre ronda y ronda. La propuesta del contenido ofrecido por Battlefront, y más teniendo en cuenta que todas estas misiones y modos pueden jugarse en cooperativo o pantalla partida local, constituye un aliciente que es de agradecer, pero en la comparación más estricta, Black Ops III resulta la opción más superior de forma evidente. La diversión proporcionada por una partida de Zombies o un par de capítulos de la campaña jugados con cuatro amigos supera de lejos al potencial de estas modalidades de Battlefront que más bien parecen una maniobra que, si bien, repetimos, no deja de ser acertada y de agradecer, parece que parte de la base de contentar a los aficionados y acallar todas las críticas surgidas en lo referente al Offline del título.

Call of Duty: Black Ops III (PS4) Captura de pantalla

Multijugador: Casual vs. Hardcore

Y llegamos al punto más caliente de esta comparativa, el modo multijugador de ambos títulos. Enfocados los dos a esta vertiente de forma tradicional, es aquí donde más encarnizada resulta la batalla, y es este apartado el que más se debe tener en cuenta a la hora de seleccionar el título que más se ajuste a nuestras necesidades. Si habéis tenido la oportunidad de echarle un vistazo a nuestros análisis de ambos juegos, comprobaréis que nuestro veredicto es el siguiente: Battlefront es una apuesta donde predomina la sencillez al tratarse de un producto ‘Fan Service’, mientras que Black Ops III conserva esa dificultad y atmósfera de ‘Pro Player’ tan enfocada a los e-Sports que tienen los Call of Duty.

Aquí jugabilidad y variedad en el equipamiento son las claves principales, seguidas por el diseño de los mapas y modos de juego, así que iremos desgranando estos apartados en ese orden para posicionar el ganador en este apartado. En primer lugar, armas y equipamiento son uno de los puntos flacos del shooter de DICE, y que, sin embargo, Black Ops III se ha encargado de cuidar muy bien como viene siendo habitual en la franquicia. El diseño de las armas está muy bien conseguido en Battlefront, pero a la hora de utilizarlas, las sensaciones son otras. Demasiado similares, mismos efectos de disparo y una falta importante en la percepción de progresión demuestran que DICE se ha encargado esta vez de ofrecer un shooter demasiado sencillo y accesible en consonancia con esa búsqueda de atraer, no a un público aficionado a los juegos de disparos en primera persona, sino a todos aquellos aficionados a la marca Star Wars que busquen un videojuego con ese mismo nombre en su carátula. Cantidad, sin embargo, es la definición de Black Ops III ya que, aunque la diferencia entre las armas de una misma categoría siga siendo demasiado pequeña, la cifra de las mismas es muy superior a la de las que podemos encontrar en Battlefront, así como las opciones a la hora de elegir y combinar equipamiento, habilidades y rachas de bajas.

En cuanto a los mapas, aquí encontramos un giro de tuerca a favor de Star Wars: Battlefront, ya que la recreación, ambientación y escala de los mismos es descomunal. Sí, son pocos, y por lo general las mecánicas a desarrollar dentro de ellos es similar, pero es aquí donde el apartado técnico de Battefront demuestra hasta qué punto es superior al de Black Ops III de manera rotunda. Mientras que los mapas de Black Ops III son, por norma general, pequeños y sencillos con el objetivo de potenciar ese frenetismo y rapidez en las batallas que propone el título, en Battlefront encontramos la firma indiscutible de Battlefield por todas partes, y las batallas en los mismos llegan a ser de una escala épica digna de las películas de Lucas. Quizá algunos ajenos a los Battlefield achaquen a los mismos esa tardaza en cuanto a los enfrentamientos que no se puede encontrar en los Call of Duty debido a su menor escala en los mapas, pero subirse a un X-Wing para derribar un AT-AT, para luego tender una emboscada a unos cuantos soldados imperiales y terminar a los mandos de Luke Skywalker enfrentándonos al temible Darth Vader es algo que, sencillamente, ningún Call of Duty puede emular.

Finalmente, en cuanto a modos de juego, Call of Duty vuelve a llevarse las medallas al ofrecer una cantidad de ellos muy por encima de lo que encontramos en Battlefront, pero aquí no se queda lo importante. Battlefront peca en exceso al poner toda la carne en el asador con los modos Supremacía y Asalto de Caminantes, descuidando el resto de modos en lo que llega a suponer la sensación de que Battlefront es el Asalto en Hoth. En Black Ops III, al igual que en el resto de juegos de la saga Call of Duty, encontramos sensaciones similares en cuanto a preferencias. Siempre hay un mapa preferido, un modo de juego o varios modos de juego mñas jugados, pero no es algo tan descarado. En Battlefront, si juegas al modo Asalto de Caminantes en Hoth, ya lo has visto todo. Y en Battlefront, después de jugar al modo Asalto de Caminantes en Hoth, cualquier cosa te va a parecer cien veces menos espectacular. Puede que haya preferencias y gustos de por medio.

captura_de_pantalla_de_battlefront_solo_bona_-_17_11_15_8.38.jpg Captura de pantalla

Puede que a algunos les apasione el modo Héroes contra Villanos, o disfruten mucho más de las escalas reducidas de los modos de juego más pequeños que ofrece el título de DICE, pero, por norma general, la mayoría de los jugadores se concentran en Hoth. Así, digamos que la conclusión es la siguiente: la escala y ambientación de los mapas en Battlefront es espectacular, sobrecogedora y está muy por encima de lo que puede ofrecer Black Ops III. Pero en el resto de los apartados (armas, modos de juego, clases…) Treyarch demuestra cuál es la diferencia entre los dos títulos: uno es fiel a lo que sabe hacer bien, mientras que otro ha renunciado a gran parte de su esencia por construir un producto 100% Fan Service.

Perspectivas de futuro: la fuerza es poderosa en los DLC

Con el aspecto más polémico en ambos títulos es como vamos a terminar esta comparación de titanes, y es que, eso de que ambos juegos se desarrollen con la idea de que su compra se facture junto al Season Pass de turno es una maniobra que cada vez gusta menos a los jugadores. Con el tirón de orejas pertinente a ambas compañías, ya que el Season Pass de los dos juegos fue anunciado incluso antes del lanzamiento oficial de los títulos, toca ahora comparar qué es lo que ofrecerán dichos contenidos descargables de cara a su futura salida y hasta qué punto condicionan la adquisición del producto original en sí. La cuestión planteada en Battlefront ya suscitó la oposición de los aficionados: un pase de temporada de 50 euros anunciado prácticamente a la vez que el juego y que posicionaba, por tanto, el hipotético valor de todo el contenido al completo en unos 120 euros. Los detalles del mismo, que ya han sido desvelados, nos dan a entender que el contenido seguramente haya sido “cortado” del juego original dada la falta de mapas y héroes en el mismo. ¿Qué quieres más héroes, mapas y modos, como en el juego original? Pues pasa por caja.

El caso de Black Ops III no es diferente, ya que antes del lanzamiento del título ya sabíamos que este tendría 4 DLC con sus respectivos mapas y escenarios nuevos del Modo Zombies, como viene siendo habitual en los títulos de Treyarch. ¿El precio? Pues el mismo, 50 euros, así que digamos que el precio de ambos títulos es realmente de 120 euros si queremos disfrutar de la experiencia al completo. Punto negativo aquí para los dos juegos, por lo que la pelota queda en el tejado del usuario. ¿Queréis pasar por caja? ¿Sí, no? ¿Es suficiente la experiencia original sin los DLC o da la sensación de que los juegos están desarrollados de base con el Season Pass en mente?

Conclusión

Llegados a este punto, ya os estaréis imaginando que no contamos con un ganador indiscutible, sino con dos productos muy diferenciados, cada uno con sus virtudes y defectos y, sobre todo, enfocados a dos tipos de público muy diferentes. Battlefront es una obra espectacular a nivel visual que consigue meternos de lleno en el universo Star Wars, pero que peca en exceso de ser demasiado sencillo y poco profundo. Es por esto por lo que cualquier aficionado a la saga de George Lucas, o cualquiera que salga emocionado de disfrutar de la séptima entrega el próximo 20 de diciembre encontrará en Battlefront todo lo que busca. Sin embargo, si lo que queremos es un shooter más profundo y enfocado más a los jugadores y menos al ‘Fan Service’, el título de DICE puede decepcionarnos en ese sentido por sus ya citadas carencias.

Call of Duty: Black Ops III (PC) Captura de pantalla

Para salvar esa distancia, es Black Ops III el caballo de batalla que deberemos elegir, ya que su apuesta por un mayor contenido y profundidad en cuando a modos tanto cooperativos como competitivos es el máximo exponente de lo que Call of Duty tan bien hace año tras año: ofrecer las experiencias más completas a los amantes de los disparos en primera persona. Sí, no es tan épico como Battlefront. Sus mapas son más pequeños, su ambientación menos espectacular y no nos pone en la piel de nuestros héroes favoritos, pero ofrece todo lo que cualquier amante de los shooter puede pedir.

¿Quieres sentir de lleno lo que es sumergirse en la franquicia de Star Wars? ¿Quieres emboscar a los imperiales, machacar a los rebeldes, tumbar a Luke Skywalker en un duelo de sables láser o destruir un AT-AT y dar la vuelta a la batalla? Entonces Star Wars Battlefront es lo que buscas. En cambio, ¿te molan los encuentros rápidos, el frenetismo de los Call of Duty y los juegos cooperativos? ¿quieres un título con toneladas de contenido y un modo multijugador sin fisuras? Pues Black Ops III es tu juego.

No hay ganador, sino uno que es mejor para ti que otro. Ese es nuestro veredicto. Y si no, pues no todo es blanco o negro, oye. Puedes hacerte con los dos, y satisfacer tanto tu ansia de fan incondicional de Star Wars como tu preferencia por los títulos de Activision. O puedes no hacerte con ninguno y apostar por otro de los grandes shooters de la temporada, como Halo 5, Overwatch, Destiny o Vermintide. Cada jugador busca una cosa diferente, y por eso nuestro objetivo no era el de decirte cual es el caballo ganador, sino cuál es la montura en la que mejor vas a disfrutar del viaje.

¡Nos vemos en el competitivo!

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad