Skip to main content
Publicidad

Solo me divierten los indies

publicidad
feature
| PC - Opinión |

La escena independiente está copando mis horas de ocio en los últimos tiempos. Guacamelee, Castle Crashers, Braid, Torchlight, Dust: Elysian Tail y otros tantos nombres se han colocado al mismo nivel que las grandes superproducciones. Puede que para los jugones más convencionales los indies no sean tema de conversación, pero el núcleo de consumidores hardcore está dando buena cuenta a esta tendencia.

Opinión

Últimamente no me reconozco. Vivo entre juegos independientes. El poco tiempo que tengo para jugar (resulta irónico, lo sé), lo ando dedicando a estos títulos alternativos. El Humble Bundle se ha convertido en un amigo fiel para mi cartera, y desde que adquirí el último que se comercializó, mis pocas horas de ocio han quedado nutridas para unas cuantas semanas. De un tiempo a esta parte, mi experiencia con los juegos AAA se reduce a casos contados: Castlevania: Lords of Shadow 2 -de hace ya dos meses-, un poco de Borderlands 2 y alguna que otra partida competitiva a Counter Strike: Global Offensive. Diversión de la mano de los grandes, sí, pero no como antes. Ahora, las mejores sensaciones (sorpresa, entretenimiento, variedad visual, etc.) las he conseguido de la mano de los indies.

Y no es que las grandes superproducciones no me diviertan, sino que los llamados indies tienen "algo" que, cuando presenta los ingredientes en las cantidades necesarias, termina sacándome una sonrisa que no encuentro en los AAA. Recuerdo cuando hace unos años vivía esta sensación, casi por primera vez, con Braid y Castle Crashers en Xbox 360; ahora, por menos de diez euros me hice con Humble Bundle 11 que incorporaba a mi catálogo varios indies a los que le venía siguiendo la pista. El primero que he despachado es Dust: Elysian Tail, un juego de acción lateral a la vieja usanza pero con un acabado visual atractivo; ahora estoy con Guacamelee, al que había jugado previamente en Playstation 3 y que en su versión extendida para PC me está deleitando con todas sus referencias a otros videojuegos.

La barrera sobre lo que es o no es un videojuego indie todavía es difusa, sobre todo desde que diseñadores como Peter Molyneux (Fable) y Ken Levine (Bioshock) se han autoproclamado independientes con las salidas de sus grandes estudios, pero una cosa tengo clara: lo indie es lo que consigue divertirme en la actualidad, quizás porque no tengo tanto tiempo para jugar como antes, quizás porque personalmente he perdido la fe en las sagas que hace una década alimentaban mi sed de jugador (Resident Evil, Final Fantasy y Silent Hill, entre otras). Juegan en otra liga , algunos hasta con su propio star system con los Blow, Persson y McMillen de turno (cada uno con su brote de genio particular).

Guacamelee! (PSV) Captura de pantallaDust: An Elysian Tale (360) Captura de pantallabraid-screen01.jpg IPO

Todas estas particularidades están siendo muy tenidas en cuenta por los grandes estudios en la actualidad. Cada vez existen menos títulos de corte AAA, pues los presupuestos para acometer estos desarrollos son más abultados que hace una década, los riesgos mucho mayores y el consumidor masivo más dócil (somos seres de costumbres y eso en los videojuegos se traduce en listas de ventas previsibles: Call of Duty, Assassin's Creed, FIFA y compañía). El mismo Tim Sweeney de Epic Games lo reconocía en EDGE esta semana: ahora se producen tres veces menos juegos AAA que en las últimas generaciones y se invierte el triple de presupuesto en los que salen adelante.

Puede que para el consumidor que solo busca experiencias concretas, ese usuario tradicional que compra en épocas estacionarias navidad, vacaciones, etc.), los indies no sean motivo de compra de una consola, pero para otro público este segmento de lanzamientos sí que está actuando como un punto de atracción. Bien lo sabe SONY, que con Playstation Vita y con Playstation 4 lleva varios pasos por delante a sus competidores más directos; también Microsoft, que a pesar de los problemas iniciales está terminando de conectar con los indies mediante ID@Xbox. A Nintendo, sin embargo, todavía le queda camino con Wii U y 3DS.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad