Skip to main content
Publicidad

Selección Wii

publicidad

Mario Kart Wii
Ninguna máquina de Nintendo deja pasar la oportunidad de incluir un Mario Kart dentro de su catálogo, y no es ninguna casualidad que casi siempre consiga ser uno de los títulos más destacados en calidad y ventas dentro de la vida de la plataforma. La compañía de Kioto ha logrado una notable maestría a la hora de dar vueltas a su saga de conducción de karts, pero con Mario Kart Wii consiguieron dar paso adelante gracias a la inclusión de un modo multijugador online a través de Wifi, que consiguió realzar el elemento en el que la serie siempre se ha mostrado más fuerte: el multijugador. Cargado de novedades como la inclusión por primera vez de motocicletas, nuevos objetos, una completa selección de circuitos con 16 novedades y otros 16 rescatados de otros Mario Kart pasados, además de detalles como el curioso sistema de control -incorporando el Wii-Mote a un volante que podías usar para definir la dirección, esta entrega se convirtió en uno de los clásicos de la consola para disfrutar tanto del multijugador online como del local.

Donkey Kong Country Returns
Después de Corruption y terminar con la trilogía Prime que dio a Retro la gran y merecida reputación de la que goza actualmente, había mucha curiosidad por saber cuál sería su siguiente proyecto, con rumores que abarcaban desde Legend of Zelda a una nueva licencia "madura", en la línea seguida por Metroid. Pero la sorprendente realidad fue encontrar que el estudio tejano se encargaría de resucitar la franquicia que ligó definitivamente a Rare con Nintendo: Donkey Kong Country. Lejos de bongos y demás experimentos, el nuevo título sería una reinterpretación de los clásicos de Super Nintendo, con nuevas ideas y un estilo visual distinto al de esos célebres gráficos prerenderizados, pero conservando la esencia y creando momentos memorable como la fase en la que Donkey Kong recorre un escenario tropical en plena puesta de sol, dejando que el jugador sólo vea las sombras de los protagonistas. Excelente animación, gran diseño de escenarios, música fantástica y un excelente entendimiento de lo que daba personalidad a esta serie, todos elementos que sirven para demostrar la gran versatilidad de Retro a la hora de reinterpretar franquicias Nintendo.

Sin & Punishment 2
Treasure
ha tenido una generación bastante movida entre iteraciones de su particular Shoot'em Up Bangai-O, nuevas versiones de clásicos como Radiant Silvergun y otros trabajos variados para distintas plataformas, pero caben pocas dudas de que su mejor trabajo en esta última temporada ha sido sin duda la nueva entrega de un nombre que dejó su huella en Nintendo 64. El original fue un juego tardío que no llegó a salir de Japón y se convirtió en una joya sólo accesible para importadores, un juego de esencia arcade, rápido, fluido y con un espectacular uso del hardware. Con Wii no sólo llegó la posibilidad de probarlo gracias a la Consola Virtual, también pudimos disfrutar de su segunda parte que posiblemente sea uno de los juegos que mejor partido saca a la configuración del Wii Mote, con una mecánica basada en esquivar y apuntar y un estudio capaz de sacar todo el jugo a la máquina para presentar espectaculares secuencias, gigantescos enemigos y una acción depurada hasta su esencia más pura, creando una experiencia que será tan disfrutable en el futuro como lo fue en su día de lanzamiento.

The Last Story
El último juego de consola de Hironobu Sakaguchi es para muchos un homenaje a la dirección que podía haber seguido Final Fantasy si su "padre" se hubiera mantenido en Square Enix. Lo interesante del título de MistWalker era que combinaba una estructura narrativa muy clásica dentro de la tradición del JRPG, con un estilo de combate rompedor y propio, adaptando elementos sacados de juegos de acción contemporáneo e inspirado en el estilo de dinámica de lucha en grupo visto en MMOs, junto con elementos curiosos dentro del género como sistemas de infiltración y de cobertura. Con una soberbia banda sonora de Nobuo Uematsu para reforzar más si cabe la esencia clásica del proyecto, un estilo visual que sacaba todo el partido al hardware de la máquina, incluyendo el sistema de control, y un brillante plantel de personajes puestos al servicio de la emotiva historia,  The Last Story queda como un brillante ejemplo de JRPG en una máquina que no ha tenido demasiadas oportunidades de lucirse en este género.

Metroid Trilogy
Al comienzo del artículo comentábamos nuestro criterio de dejar fuera ports, por muy mejorados que estuviesen, en base a la calidad del catálogo propio de la plataforma, con una medio excepción: Metroid Trilogy. “Media” excepción porque Trilogy incluye Corruption, que es un juego propio de Wii, compartiendo el espacio con sus dos hermanos de Gamecube, que además se presentan muy mejorados, con todas las características incorporadas en la tercera parte de la trilogía, que fueron mucho más allá de la necesaria adaptación del control al mando de Wii. Se podría haber planteado que este lugar fuera para Corruption en solitario, pero esa decisión no acababa de ser satisfactoria en base a la enorme fortaleza de este pack y la oportunidad que supone el ofrecer toda la saga Prime en un conjunto coherente y unificado. Finalmente ha sido considerada la mejor opción y aquí está, una saga tremendamente brillante cuyo primer juego fue uno de los grandes títulos de Gamecube y de la historia de Nintendo gracias a una fantástica reinterpretación de la fórmula de Super Metroid. Con ese inmejorable punto de partida, la trilogía ha llegado a convertirse en toda una referencia en el mundo del videojuego y uno de los grandes motivos para anticipar lo que Retro será capaz de hacer con Wii U en el futuro.

Super Smash Bros Brawl
Dejando aparte el tema del multijugador online, sobre el que mejor correr un tupido velo, no hay dudas de que Brawl merece su sitio entre los grandes juegos de Wii en una lista de estas características. El camino a su lanzamiento fue intenso y memorable, con iniciativas de Nintendo como el Smash Bros Dojo, que sentó las bases de cómo ir desgranando poco a poco un juego de lucha para concentrar el interés de sus fieles. Tampoco nos podemos olvidar del memorable trailer del E3, con ese momento en el que Snake revela su presencia en el torneo para sorpresa de todos. Llegado el momento de lanzamiento, nos encontramos con un título de lucha brillante, especialmente en su faceta multijugador offline. Una gran plantilla de viejos y nuevos luchadores del mundo Nintendo -acompañados de invitados de excepción como el mencionado Snake o Sonic-, una enorme cantidad de contenido y un cuidado paquete que entre otras cosas ofrece una de las mejores bandas sonoras del mundo del videojuego, con 36 de los más conocidos compositores del medio. Un título de lucha para disfrutar durante muchos años.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad