Skip to main content
Publicidad

Retrasos Desesperantes en los Videojuegos

publicidad
feature
| 3DS WiiU PC PS4 PSV XBO - Minireport |

A veces unos meses extra de desarrollo no vienen mal, pero esto es lo que pasa cuando unos pocos meses se convierten en décadas de espera

Minireport

Los retrasos son un elemento que, por suerte o por desgracia, constituyen algo habitual en esta industria. Las compañías argumentan siempre que son maniobras preventivas para beneficiar al producto. Que sirven para pulir errores, mejorar el título en cuestión o evitar un lanzamiento lleno de 'bugs'. Sin embargo, los usuarios suelen pensar cosas bien distintas la mayoría de las veces, como que el juego no está terminado y por eso se aplaza su fecha de salida, o que la calidad del producto final está en entredicho. Lo cierto es que, al margen de lo que un retraso pueda significar realmente, su impacto ya de por sí suele ser negativo, ya que los jugadores ven como el día que tanto anhelaban para poder echarle el guante a ese título tan esperado se mueve sin piedad por el calendario, aumentando la tensión por jugarlo. ¿Y los resultados? Pues los hay, como siempre, de todos los colores. Hay juegos a los que les ha servido de mucho, y otros que nos dejan preguntándonos en qué se han invertido esos meses extra de desarrollo vista la calidad final.

Últimamente se han producido infinidad de retrasos en títulos de gran calibre. Triples A como Mirror’s Edge, Uncharted 4, Deus Ex Mankind Divided o Scalebound. Parece que 2016 está siendo el año de los retrasos, y eso no le gusta a nadie. Como decíamos antes, solo el tiempo dirá si aplazar estos títulos fue una ventaja, algo contraproducente o no sirvió para nada. Sin embargo, a veces no solo son unos meses lo que las compañías retrasan sus títulos, y llegamos a encontrarnos con incluso décadas de postergación en los lanzamientos. Es el caso de títulos como Starcraft o Duke Nukem, cuyos aficionados han llegado a envejecer, literalmente, esperando el tan codiciado día en el que su secuela viera la luz. Así, hoy os traemos en este reportaje los que han sido algunos de los juegos más retrasados en la industria. ¿Puede curar realmente el tiempo las heridas de los aficionados?

3880560.jpg Captura de pantalla

Prey

Su desarrollo comenzó en 1997 y fue lanzado, finalmente, el 11 de julio de 2006 para Xbox 360 y PC. Estos once años se justificaron por sus desarrolladores debido a que quisieron crear un motor gráfico desde cero y tuvieron una gran cantidad de problemas técnicos. Según cuentan, fueron los portales y los giros de gravedad los que provocaron tantos quebraderos de cabeza en el desarrollo debido a su dificultad de implantación, y durante mucho tiempo, el juego se dio por muerto o por proyecto abandonado que jamás vería la luz. Sin embargo, es evidente que lo hizo, cuando en el año 2001 3D Realms decidió darse por vencido a la hora de desarrollar su propio motor gráfico y adquirir las licencias para así poder dar salida al título. Suerte que Prey resultó ser un juego sobresaliente que sorprendió pese a su turbulenta historia y terminó siendo uno de los buques insignia de Xbox 360 durante sus primeros años de vida. ¡Una lástima que su secuela nunca viera la luz!

StarCraft 2

Otra de esas largas odiseas de sudor y sangre que acabaron en final feliz la cuenta el aclamado StarCraft 2, secuela de aquel título que revolucionó las bases de los RTS y cuyo desarrollo ocupó la friolera de siete años. No es tanto comparado con otros títulos, pero si tenemos en cuenta que el título se divide en tres partes, podemos incrementar su tiempo de desarrollo contando con que la última de ellas, ‘Legacy of the Void’, vio la luz el pasado mes de noviembre. Sea como fuere, StarCraft 2: Wings of Liberty y sus consiguientes expansiones han tenido un enorme éxito comercial y supieron satisfacer esos años de espera con muy buenos resultados. Otro ejemplo de que lo bueno se hace de rogar y que una década de desarrollo, aunque dolorosa, puede dar muy buenos resultados.

3880655.jpg Captura de pantalla

Too Human

Y porque en ocasiones retrasar durante años un título no garantiza que este vaya a triunfar, el primer ejemplo de fiasco de la lista nos llega con Too Human. Anunciado en el año 1999 para la PlayStation original, el juego terminó lanzándose en agosto de 2008 para Xbox 360 en exclusiva. Cabe destacar que su exclusividad cambió hasta tres veces de manos, siendo originalmente planeado para la consola de Sony, posteriormente para la GameCube de Nintendo en el año 2000 y finalmente para la consola de nueva generación de Microsoft en 2005. El título se vio de nuevo inmerso en una polémica importante cuando sus creadores, Silicon Knights, decidieron demandar a Epic Games por desviar fondos del desarrollo del título a Gears of War, y por lo cual justificaban el retraso de su juego. Finalmente, se acusó a los padres de Too Human de numerosos cargos, como revelación de secretos empresariales de Epic Games e infracción del Copyright del Unreal Engine 3, los creadores de Gears of War ganaron el juicio, y la compañía se vio obligada a pagar casi cuatro millones y medio de dólares. Un final triste para un desarrollo algo accidentado.

Alan Wake

El desarrollo del juego comenzó en 2004, la primera demostración técnica vio la luz al año siguiente y el título se publicó finalmente en el año 2010. Puede que vistos los estándares que están mostrando los mencionados en esta lista seis años parezcan pocos, pero sin duda estamos ante uno de esos desarrollos largos. Según contó Remedy, el retraso tan prolongado se debió a que Alan Wake iba a ser un título de mundo abierto y, finalmente y debido a su estructura narrativa se cambió por una jugabilidad linear y episódica. Sea como fuere, esos cinco años desde 2005 hasta 2010 fueron unos cuantos, pero al menos el título dejó muy buen sabor de boca.

Half-Life 2

Vale, sabemos que llegamos a uno de los títulos más sensibles de la lista, pero desde aquel 1998 en el que se anunció a cuando vio la luz en 2004, hay mucho de qué hablar. Y bueno, por meter el dedo un poco más en la herida, si seis años os parecen mucho, se abren las apuestas para su secuela. ¿Qué decís, Half-Life 3 en 2020, 2025, 2356? Fuera de bromas, lo que pasó durante el largo desarrollo de Half-Life 2 es una curiosidad delictiva que pocos conocen. Resulta que el hacker Axel “Ago” Gembe filtró el código fuente del juego tras ‘crackear’ el servidor interno de Valve. Gabe Newell pidió a los fans que persiguieran y localizaran a Gembe, pero fue finalmente este el que contactó personalmente con Newell e incluso el bueno de Gabe terminó ofreciéndole un trabajo en Valve. ¡Lo que son las cosas! Todo eso sirvió para retrasar el lanzamiento del título, aunque finalmente Half-Life 2 fue otro ejemplo de final feliz y se ha convertido en uno de los mayores juegos de culto de los últimos años.

Spore

De 2000 a 2008 van ocho años, que es lo que Spore tardó en desarrollarse tras algunos retrasos. La historia oficial es que su creador, Will Wright, también conocido por ser la cabeza pensante detrás de Los Sims es un perfeccionista y el desarrollo del juego estuvo plagado de problemas de diseño, discusiones y conflictos varios por la ambición que requería el título. ¿Y qué pasó, al final? Pues es difícil determinar si en realidad tantos quebraderos de cabeza merecieron la pena, ya que los hay que consideran a Spore una obra maestra y otros que lo aborrecen hasta la saciedad. Para gustos colores, o en este caso, criaturas.

some-people-have-better-things-to-do-than-create-dicks-check-out-this-awesome-spore-360-controller_o_97445.jpg Captura de pantalla

Team Fortress 2

La historia del retraso de Team Fortress 2 está, como no podía ser de otra manera, íntimamente relacionada con el de Half-Life 2. El motivo de que el juego fuera inicialmente desarrollado en 1998 y viera la luz en 2007 fue la apuesta preferente de Valve por la segunda entrega de Half-Life, cuyos problemas de desarrollo afectaron también a la publicación de Team Fortress 2. Además, la estética y jugabilidad del título iba a ser mucho más realista, pero en el último momento se cambió por ese estilo ‘cartoon’ que tanto nos ha enamorado. Otro ejemplo de éxito pese al retraso en el desarrollo, en lo que nos dio un título que es un referente total del género aún a día de hoy.

Duke Nukem Forever

No exageramos, y repetimos, no exageramos, si decimos que el desarrollo de Duke Nukem Forever es uno de los mayores chistes en la historia de los videojuegos. Iniciado en 1997 y concluido en 2011, esos (se dice pronto) 14 años de producción dieron como resultado, bueno, un juego mediocre como mínimo. Cuando en 2009 3D Realms cerró sus puertas, muchos se temieron que el título jamás viera la luz, y quizá eso habría sido lo mejor para la saga, en realidad. Al margen del apartado gráfico y los problemas técnicos, el fracaso de Duke se debió a que, casi quince años más tarde, la industria había crecido, y los fans también. Es lo que tiene tardar una década y media en desarrollar una secuela, que el tiempo pasa para todos.

foreveralone_dukenukem.jpg Captura de pantalla

Y como siempre, no nos vamos a despedir de vosotros sin antes invitaros a participar en este reportaje. ¿Cuál es el retraso que más os ha decepcionado? ¿Alguno que queráis añadir a los que ya hemos mencionado? No dudéis en publicar vuestras opiniones e inquietudes en los comentarios, ¡nos leemos!

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad