Skip to main content
Publicidad

Regreso al pasado: Killer Instinct

publicidad
feature
| ARC GB N64 SNES - Regreso al pasado |

Hace casi veinte años que Rare diseñó el ya mítico Killer Instinct, juego que golpearía con fuerza los salones recreativos y Super Nintendo. Con el anuncio de la tercera entrega en camino para Xbox One echamos la vista atrás para recordar el torneo creado por Ultratech.

Regreso al pasado

Uno de los grandes momentos del pasado E3 en la conferencia de Microsoft fue el anuncio que Rare recuperaba en exclusiva para Xbox One la saga Killer Instinct. Cuando la compañía inglesa fue adquirida por el gigante de Redmond se esperaba que algunas de sus grandes franquicias dieran el salto. Nombres como Perfect Dark o Conker, aunque este en formato remake, se estrenaron en plataformas Microsoft. Más tarde también llegarían otros como Banjo Kazooie. Pero nunca más se supo de la saga de lucha Killer Instinct que hizo las delicias de los jugadores de Super Nintendo hace casi ya veinte años y que tuvo una secuela. Hasta este año. Por ello, cogemos la máquina del tiempo y enfocamos este Regreso al Pasado a la saga de lucha de Rare.

Rare era una compañía que había hecho ya sus pinitos con Nintendo durante los años ochenta y principios de los noventa. Wizards & Warriors o Battletoads fueron algunos de sus primeros grandes lanzamientos en plataformas Nintendo. Pero la relación con la compañía japonesa se empezó a acercar mucho más a mediados de la década de los noventa, con los ingleses ofreciendo novedades interesantes en el desarrollo de tecnología enfocada a las tres dimensiones. Algo que llamó la atención de Nintendo, que poco después decidió adquirir parte de la compañía. En total, un 49% fue comprado por la desarrolladora japonesa, convirtiendo así a Rareware en una second party que realizaría juegos para plataformas Nintendo aprovechando sus ideas y el acuerdo con Silicon Graphics. La relación empezó muy fuerte, ya que uno de los primeros proyectos que se asignaron fue Donkey Kong Country, un personaje icónico.

kimjag.jpg Captura de pantalla

Nintendo confiaba ciegamente en Rare y le ofreció un listado de personajes propios para que decidieran con cuál de ellos querían trabajar en estas nuevas tecnologías 3D. Stamper se decidió por Donkey y con Miyamoto involucrado en el proyecto revolucionaron la industria usando gráficos 3D pre renderizados, una tendencia que posteriormente se ampliaría en otras compañías. Donkey Kong Country se convirtió en uno de los tres juegos más vendidos de Super Nintendo. Pero no fue el único proyecto de Rare. 1994 fue un año clave para lanzar hasta lo más alto a la compañía inglesa. Si en noviembre salía el proyecto con Nintendo, un mes antes se publicaba en los salones recreativos Killer Instinct, su primer juego de lucha que sería exclusivo de Super Nintendo en consolas un año más tarde. Dos nombres que pusieron en primera línea de actualidad a Rare.

Una de las particularidades de Killer Instinct es que funcionaba en un motor creado por la propia compañía para la versión de Super Nintendo. En Arcade destacaba por usar tecnología de Silicon Graphics como pasó con Donkey Kong, permitiendo así crear entornos tridimensionales pre renderizados. Fue una máquina avanzada a su tiempo, gestionando una gran cantidad de datos y promocionada como una recreativa que estaba funcionando en una plataforma Ultra 64. Sí,  esa máquina de 64 bits de Nintendo que tenía que suceder en un futuro próximo a Super Nintendo. Además, también traía consigo un disco duro que le permitía trabajar con muchos más elementos al unísono que otras plataformas recreativas. Un avance.

Regreso al pasado: Killer Instinct Captura de pantalla

El título se planteó para la nueva consola de Nintendo –Nintendo 64- y debía ser uno de los títulos de lanzamiento para la plataforma que tendría que competir con Playstation y Saturn. Pero los continuos retrasos de la compañía japonesa en la salida de la sucesora del cerebro de la bestia hicieron que Killer Instinct apareciera finalmente en las dos consolas actuales en ese momento: Super Nintendo y Gameboy. Naturalmente, sufrieron recortes de todo tipo a nivel visual y en muchos detalles, aunque en el primer caso se añadieron modalidades y extras. En Gameboy se hicieron recortes todavía más importantes, cargándose a algunos personajes y alterando muchos de los movimientos que habíamos visto en la versión normal para poder meterlo todo en el pequeño cartucho de la consola portátil.

A diferencia de la práctica totalidad de títulos de Nintendo, Rare seguiría la estela vista con la primera parte de Killer Instinct y la secuela de su franquicia de lucha aparecería primero en salones recreativos de nuevo con el apoyo de Midway. No pasaba absolutamente nada, ya que el propio juego se traspasaría posteriormente a Nintendo 64 como ya había pasado anteriormente con la primera entrega. A pesar de ser Second Party de la compañía japonesa, Killer Instinct le pertenecía como marca, de ahí que cuando Microsoft adquirió Rare se llevó con ella algunos de sus grandes nombres. Entre ellos este juego de lucha que siempre se ha mantenido dentro de un pequeño recuerdo de parte de muchos de los usuarios que alucinaron –alucinamos- con esos gráficos, con esos personajes y con el mítico Ultra Combo. Así eran los Killer Instinct.

orchid-washcar.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad