Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado: Battletoads

publicidad
feature
| AMG CD32 ARC GB GMGE MS MDR NES PC SNES - Regreso al pasado |

Tras el boom desatado por las Tortugas Ninja, muchos trataron de seguir su estela. De entre toda esta fiebre por los animales antropomórficos destaca una franquicia: Battletoads, creada por la legendaria compañía Rare. He aquí su historia.

Regreso al pasado

Cuando Kevin Eastman y Peter Laird crearon en 1984 Teenage Mutant Ninja Turtles, un curioso (y extraño, por qué no decirlo) cómic protagonizado por cuatro tortugas antropomórficas con habilidades ninja y nombres de pintores del Renacimiento, ni mucho menos se imaginaban la trascendencia que acabaría adquiriendo su obra. Sin otra intención que echarse unas risas parodiando algunos de los tebeos más populares de la época (Daredevil, Los Nuevos Mutantes, Cerebus y Ronin), estas Tortugas Ninja habrían quedado como una simple curiosidad de no ser por un agente especialista en el mercado de licencias, llamado Mark Freedman. Éste intuyó un tremendo potencial en aquellos quelonios mutados, y así se lo hizo saber a Eastman y Laird. En 1986 llegaron algunas figuras de acción, mientras que en 1987 irrumpió la serie de animación que haría a las tortugas adquirir fama mundial. 10 temporadas, un total de 193 episodios, tres películas de imagen real y todo el merchandising que uno se pueda imaginar convirtieron a las Tortugas Ninja en un icono pop de los 80 y 90, que incluso a día de hoy sigue apareciendo con cierta regularidad tanto en televisión como en pantalla grande.

Por supuesto, quien dice merchandising, dice videojuegos. A lo largo de los años las Tortugas Ninja han disfrutado de un sinfín de títulos que ya repasamos en esta sección hace unos cuantos años. Y también por supuesto, quien dice éxito, dice competidores. Tras el descomunal triunfo de las Tortugas Ninja, todo hijo de vecino se lanzó a crear su propia serie protagonizada por animales antropomórficos con ganas de pelea: Tiburones Callejeros, Motoratones de Marte, Dinosaurios Extremos… Todas estas series pasaron con más pena que gloria por las sesiones matinales, y hoy día están completamente olvidadas. Aunque existió un caso muy curioso, que aún a día de hoy es recordado por los aficionados a pesar de que su recorrido finalizó en 1994: Battletoads.

Regreso al Pasado: Battletoads Captura de pantalla

Un simple vistazo a esta licencia sirve para darnos cuenta de que es quizá la copia más descarada de las Tortugas Ninja lanzada durante la época de mayor éxito de los quelonios. Pero existían unos cuantos elementos que la diferenciaban del resto de series que “homenajeaban” sin disimulo la creación de Eastman y Laird. El primero: las Battletoads no debutaron con una serie de animación o un cómic, sino con un videojuego. El segundo: tras ese videojuego se encontraba una tal Rare Ltd., compañía que había hecho historia en los ordenadores de 8 bits con otro nombre, Ultimate, y que a principios de los 90 se dedicaba principalmente a lanzar videojuegos para consolas Nintendo, la mayoría de ellos de una calidad fuera de toda duda.

Creadas por los hermanos Stamper (cabezas visibles de Rare y miembros fundadores de Ultimate), las Battletoads en un principio no ponían en su punto de mira a las Tortugas Ninja, o al menos no a la serie de animación que estaba dando a los quelonios su mayor popularidad, sino a sus videojuegos, más en concreto a las recreativas creadas por Konami en 1989 y 1991. En estos juegos (considerados por muchos como los mejores títulos que han recibido las Tortugas Ninja a lo largo de su dilatada carrera interactiva) se seguía un esquema de beat ’em up al más puro estilo Renegade/Kunio Kun (Technos, 1986), o más en concreto, se reverenciaba a ese magnífico y revolucionario título que fue Double Dragon (Technos, 1987). Rare también decidió beber de una fuente similar para crear en 1991 su primer Battletoads; e incluso, tal y como veremos más adelante, acabaría contando con los protagonistas de Double Dragon como artistas invitados en uno de los más alocados y fenomenales crossovers de los 90.

Regreso al Pasado: Battletoads Captura de pantalla

Regreso al Pasado: Battletoads Captura de pantallaRegreso al Pasado: Battletoads Captura de pantalla

A pesar de que Battletoads obtuvo un considerable éxito en el mundo del videojuego, su fortuna acabó siendo desigual cuando trató de expandirse a otros medios. El más obvio era, por supuesto, la animación, con una serie de dibujos que los hermanos Stamper esperaban que les reportara pingües beneficios. Se puso toda la carne en el asador, contratando incluso a David Wise, uno de los guionistas principales de la serie de animación de las Tortugas Ninja, para que se hiciera cargo del libreto del episodio piloto, el cual acabó emitiéndose en 1992. En dicho episodio se nos revelaba el origen de las Battletoads: tres universitarios californianos que adquieren la habilidad de convertirse en ranas gigantes de fuerza sobrehumana y capacidad de moldear sus miembros para tomar forma de armas mortales. Pero la serie de animación nunca pasó de ahí, dado que el episodio piloto fue un auténtico desastre tanto de crítica como de audiencia. Poco después, Guy Miller, uno de los empleados de Rare, publicó en la revista Nintendo Power un cómic donde de nuevo se narraba el origen de estas ranas batalladoras (curiosamente, los humanos transformados pasaban de universitarios a beta testers). Eso fue prácticamente todo lo que dio de sí el universo Battletoads fuera del ámbito del videojuego.

Afortunadamente, el éxito que se le negó a las ranas guerreras fuera de las consolas no fue óbice para que saborearan la fortuna en el medio que las vio nacer. Y es que Rare era mucha Rare, y todos los juegos que componen la franquicia (el original de NES, la entrega de Super Nintendo, el crossover con Double Dragon y la recreativa) son excepcionales, dignos de reivindicar y jugar para también saborear la legendaria dificultad de la que hacen gala. Sin más dilación, subamos a nuestro viejo y fiel DeLorean, el cual hemos pintado de verde para la ocasión (ojo, verde rana, no verde tortuga), y embarquémonos en un viaje hacia los primeros 90, una época en la que los animales antropomórficos expertos en artes marciales acababan de conquistar el mundo.

Sin duda, las Battletoads habrían estado muchos años más entre nosotros de haber podido saltar a la televisión. Por desgracia, sus correrías animadas no pasaron del episodio piloto.
Sin duda, las Battletoads habrían estado muchos años más entre nosotros de haber podido saltar a la televisión. Por desgracia, sus correrías animadas no pasaron del episodio piloto.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad