Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado: 30 años de NES

publicidad
feature
| NES - Regreso al pasado |

Nintendo Entertainment System, la primera consola de la compañía de Kyoto que consolidó algunas de las mejores sagas de la historia, cumple tres décadas entre nosotros.

Regreso al pasado

30 años han pasado desde que Nintendo decidiera dar el salto al mundo de las consolas sobremesa. Fue un 15 de julio de 1983 cuando la compañía de Kyoto lanzó al mercado Nintendo Entertainment System, plataforma de tercera generación conocida como la de los ocho bits. Una consola que tiene muchos méritos en su haber tanto en el sí de la compañía como en el conjunto de los videojuegos. Considerada la gran salvadora de la industria en un momento en el que el mercado quebró, NES ha sido también la cuna de algunas de las franquicias más importantes de Nintendo. Super Mario, The Legend of Zelda, Metroid, Kirby y tantas otras sagas empezaron su andadura en dicha plataforma. La más veterana de la compañía de Kyoto.

Nintendo no era una novata en esto de los videojuegos. Durante los primeros compases de los años ochenta la compañía japonesa se encargó de desarrollar algunos títulos para los salones recreativos que tuvieron éxito, como el archiconocido Donkey Kong. Pero decidieron ir un paso más allá y asaltar las casas de los usuarios con una plataforma doméstica. Su diseñador fue Masayuki Uemura, persona que lideró el proyecto NES y también el de su sucesora. Una historia bonita de alguien que venía de una familia humilde y que tenía que construirse sus propios juguetes cuando era pequeño. Algo que acabó realizando en el seno de Nintendo para todo el mundo, curiosamente.

nes1.jpg Captura de pantalla

La nueva consola desarrollada en el país del sol naciente tenía delante de sí el reto de intentar abordar un mercado en el que la gran dominadora había sido Atari en los últimos tiempos. Y la propuesta estaba llena de riesgos. Nintendo apostó por un mando que acabaría convirtiéndose en el estandarte durante años de las sobremesas, olvidándose del stick analógico de Atari y apostando por una cruceta como elemento de control principal además de dos botones A y B y de los complementarios Select y Start. El control era solo uno de los elementos diferenciales de una consola que supo dar un giro de 180 grados a la imagen de las plataformas. NES se concibió como un juguete. Su aspecto y su enfoque apuntaban a los niños. Ahí radicó parte de su gran éxito en un momento complicado para las consolas.

Atari estaba cayendo en picado por diversos motivos. La que había sido reina indiscutible de la industria de los videojuegos estaba siendo también parte importante en la saturación de plataformas y juegos que estaban llegando. Además la calidad del software estaba siendo cada vez más baja, ya que no existían controles y cualquiera podía publicar un juego en las plataformas de la época. Los clones estaban a la orden del día y el consumidor empezó a perder la confianza en un sector que quedó muy tocado después de dos estrepitosos fracasos: el famoso ET con el que Atari se dio de bruces y la pésima conversión de Pac-Man a dispositivos domésticos. A todo esto se añadió el creciente interés por los ordenadores personales tipo Spectrum y el sector de consolas parecía tocado de muerte con compañías norteamericanas repletas de pérdidas.

30_eves_a_nes_1.jpg Captura de pantalla

Y ahí entró Nintendo con su propuesta, primero en Japón –donde no estuvo exenta de algunos errores de diseño que se subsanaron al poco tiempo- y después en Estados Unidos, donde tras algunas controversias con la propia Atari y con Coleco se convirtió en la dominadora absoluta del mercado, haciendo recuperar la industria y acabando por controlar más del 70% del mercado a finales de los años ochenta.  NES apostó por una implantación de control de calidad –ese sello- que frenaba que cualquiera pudiera hacer un videojuego para su consola, aunque a las postres algunos títulos tuvieran poco de calidad; además, la consola también implantó los royalties mediante los cuáles compañías ajenas a Nintendo podían hacer software para su consola. Esto les daba beneficios directos solo para dejar publicar.

Y un factor determinante fue la creación de uno de los mejores videojuegos de la historia de la compañía de Kyoto: Super Mario Bros. En el sí de la compañía japonesa estaba un tal Shigeru Miyamoto que se convirtió en la piedra filosofal de Nintendo. Tras éxitos como Donkey Kong o Popeye, la primera consola doméstica de la compañía necesitaba estar acompañada de un juego que hiciera comprar en masa dicho hardware. Y ese título fue Super Mario Bros, secuela del recreativo Mario Bros aparecido dos años antes pero con una fórmula totalmente distinta en el que los obstáculos estaban en forma de enemigos, plataformas y un diseño de niveles que todavía aguanta el tipo a día de hoy. Se popularizó la consola, un género del que nacieron clones y competidores por doquier y una manera de entender los videojuegos que apostaba por la sencillez y la diversión a partes iguales.

famicom-660x350.jpg Captura de pantalla

NES fue la primera consola de Nintendo y una de las más exitosas. Los últimos datos disponibles hablan de más de 60 millones de unidades vendidas en todo el mundo, solo superadas en formato sobremesa por Wii. Super Mario Bros es el título más vendido de dicha plataforma con algo más de 40 millones de copias colocadas. Se habla de unos 500 millones de juegos Nintendo vendidos de la plataforma NES. Y todo ello acompañado de la creación de sagas, tanto first party como third party, que a día de hoy son importantes para la industria. Bajo esta premisa, pasamos a repasar 30 de los títulos más icónicos de la consola que este pasado mes de julio ha cumplido 30 años. ¿Cuáles son los títulos que recordáis de esta mítica consola?

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad