Skip to main content
Publicidad

Regreso al Pasado: 30 años, 30 juegos ZX Spectrum

publicidad
feature
| PC ZX - Regreso al pasado |

30 años ni más ni menos cumple el venerable ZX Spectrum, un ordenador asequible, elegante y relativamente potente para su época y precio con el que muchos desarrolladores echaron sus primeros dientes y con el que millones de jugadores comenzaron a serlo. Escogemos 30 de sus juegos más importantes.

Regreso al pasado

ZX Spectrum cumplió 30 años el pasado Lunes 23 de Abril. Sir Clive Sinclair consiguió su objetivo de lanzar un ordenador muy asequible pero potente gracias a ciertos compromisos en la producción y un gran trabajo de su equipo de ingenieros. En Sinclair tenían una visión de que el ordenador personal se convertiría en algo fundamental en la casa, y querían que cualquier familia tuviera uno y se familiarizara con su uso o incluso hiciera sus propios programas domésticos. Pero en lugar de eso, y para cierta decepción del propio Sinclair, para lo que se popularizó el ordenador de 8 bits fue para jugar, con miles y miles de títulos programados por programadores "aficionados", pero también con producciones cada vez más elaboradas de los estudios profesionales que empezaron a forjarse en países como Inglaterra, Francia o España con el paso de los años. El resultado fue una máquina con un impresionante catálogo en cuanto a cantidad y con cientos de títulos notables -aunque tenían que compartir espacio con miles de títulos absolutamente desastrosos o clónicos de otros-.

Con motivo de esta fecha tan señalada, hemos optado por mirar a lo que hace siempre especial a una máquina: sus propios juegos. 30 juegos para 30 años, un número amplio que permite seleccionar un buen abanico de ellos, aunque no todos los que podrían estar sin lugar a dudas. Lejos de querer hacer clasificaciones a estas alturas, hemos optado por una lista no ordenada, eligiendo títulos representativos por género, originalidad, impacto o influencia, tratando de mantener cierto equilibrio aunque reconociendo el enorme papel jugado en esta máquina de compañías como Ultimate. Ha sido complicado, pues se podrían haber hecho varias listas de 30 completamente distintas dada la cantidad de nombres que podrían haber entrado, pero se ha optado finalmente por esta selección que trata de abarcar una buena representación de la experiencia ZX Spectrum y alguno de sus mayores logros. Dicen que nada muere mientras se recuerde, y dado el legado que dejó la 8 bits en la vida de millones de jóvenes jugadores, está claro que el ZX Spectrum estará siempre presente pese a los años, las generaciones y las nuevas máquinas que vayan surgiendo. Este es nuestro pequeño homenaje.

Jet Set Willy
Jet Set Willy es uno de los jugos más notables y vendidos de la historia de la máquina y ocupa un lugar de honor en la mente de muchos jugadores que se enfrentaron a su legendaria dificultad. Secuela del también importante Manic Miner, Jet Set Willy es un desquiciante plataformas con elemento de aventura en el que el protagonista tiene que recorrer su enorme mansión en busca de los 83 objetos que se han desperdigado en su última fiesta, la única forma de que su ama de llaves le deje volver a su dormitorio para poder descansar al fin. El protagonista puede recorrer la mansión a voluntad, encontrándose con todo tipo de surrealistas criaturas y peligros en cada cuarto. Su creador, Matthew Smith, consiguió crear un juego que sorprendía con cada pantalla, por su temática y por los retos que ofrecía, dando a la mansión una personalidad propia y al juego una enorme variedad y riqueza. A pesar de contar con una gran cantidad de vidas, se trata de un juego de una dificultad altísima -y de hecho era imposible de completar en su lanzamiento dados algunos bugs-, lo que no evitó que se convirtiera en uno de los grandes éxitos de la época.

La Abadía del Crimen
La Abadía del Crimen merece estar en esta lista no por un ejercicio de patriotismo barato, sino por el derecho que le concede sus propias virtudes. La llamada “edad de oro del software español” está ligada al ZX Spectrum, un ordenador que gozó de gran popularidad en España y con el que se produjeron importantes producciones que alcanzaronel éxito dentro y fuera de nuestras fronteras. El siempre recordado Paco Menéndez dejó una auténtica joya inspirada en El Nombre de la Rosa de Umberto Eco, una gran aventura isomética en la que dos monjes debían investigar una serie de crímenes en un monasterio. El título contaba con una estructura libre y un gran mapeado de la abadía y sus diferentes zonas -recreado con gran atención al detalle por Juan Delcán- además de con toda una serie de monjes que cumplían sus rutinas diarias, lo que ayuda a crear ambiente y credibilidad. El jugador debía balancear su investigación con el respeto por las normas del monasterio y sus horarios, lo que hacía que cosas como salir de las celdas por la noche fuera una experiencia tensa ante la posibilidad de ser pillado -lo que implicaba la expulsión inmediata-. Una gran aventura que se niega a caer en el olvido de los jugadores que crecieron con ella.

3D Deathcase
Quizás hoy en día sea complicado evaluar la importancia de 3D Deathcase y lo que supuso en su día. A fin de cuentas se trata de un rudimentario juego realizado con 16K con una mecánica muy simple de conducir, apuntar y disparar. Pero su secreto es que en su época era una experiencia completamente nueva e innovadora, la idea de ponerse en la piel de un motorista y conducir por un escenario desde su punto de vista, simulando una especie de efecto tridimensional era algo que no dejaba indiferente. El efecto del paisaje, con una gran cantidad de árboles acercándose y que había que esquivar mientras se eliminaba a los enemigos, también sorprendía en un juego tan temprano y escaso de recursos. La buena ejecución, su sentido de la acción y la espectacularidad de la novedosa perspectiva lo convirtieron en un gran favorito de los jugadores de la época.

Head Over Heels
Habrá una buena cantidad de aventuras isométricas en este artículo, ya que fue un campo tremendamente popular y prolífico en Spectrum. Pero no hay dudas de que Head Over Heels es una de las mejores- El objetivo es controlar a la pareja protagonista de forma separada hasta conseguir reunirlos y luego usar sus habilidades simultáneamente para ir resolviendo los intrincados puzles que se presentaban en cada habitación. La clave de su brillantez estaba en su gran diseño y en la forma en la que los dos personajes tenían habilidades distintas que había que complementar para encontrar soluciones a las distintas habitaciones, obligando a ejercicios de imaginación y pensamiento lateral para encontrar soluciones. Sus detallados gráficos y simpáticos protagonistas también contribuyeron a que este título pasara a la historia, incluso superando a su sobresaliente antecesor: la genial aventura isométrica de Batman, también de Jon Ritman.

Ant Attack
Uno de los primeros juegos conocidos en usar una perspectiva isométrica y también una de las experiencias más novedosas e impactantes de la época. Aparecido en la temprana fecha de 1983, Ant Attack se presentó como un juego de ambiente único, en el que el jugador debía explorar la ciudad amurallada de Antescher. Los simples pero efectivos gráficos y las perspectiva elegida daban a la ciudad un toque de misterio y surrealismo que acentuaba el peligro real de esta expedición, ya que el lugar está habitado por hormigas gigantes que devorarán a cualquier humano que se encuentren. El objetivo es encontrar y rescatar a los compañeros diseminados por varios puntos, llevándolos de vuelta a la salida, lo que añadía un extra de tensión y dificultad al tener que aventurarse más y más lejos dentro del lugar para encontrar a las víctimas, aumentando así el riesgo. Creado por Sandy White, se considera que Ant Attack en muchos aspectos ponía las bases de lo que sería el survival horror.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad