Skip to main content
Publicidad

Red Dead Redemption: Pre-Análisis

publicidad
feature
| PS3 360 - Reportaje |
La aventura más importante de Rockstar para esta temporada lleva cociéndose años a fuego lento, añadiendo los ingredientes necesarios para crear el nuevo referente del Western. Repasamos pasado, presente y futuro del juego que está llamado a convertirse en el próximo must-have del año. Desenfunda.
Reportaje

'Levanta admiración Rockstar en todo lo que hace. Esta gente trabaja porque quiere, y cuando esto sucede, se garantiza que el producto no sea un mero panfleto comercial para sacar los cuartos a los usuarios, sino una obra en la que se despliegue todo el poderío creativo que alberga la imaginación en tiempos donde todo es posible. Dinero, te lo garantizo, no les falta'.

Dan Houser

Los admiradores de Grand Theft Auto y de Rockstar en general deberían ser conscientes de la elocuencia que caracteriza a Dan Houser, cofundador de la empresa que en las palabras del directivo ha 'gozado de las mismas perspectivas desde el día cero hasta la actualidad'. No es habitual que Houser se llene la boca con promesas que luego no se cumplen, sino más bien todo lo contrario: a lo largo de los años, el estudio con base en Nueva York, dividido en varios sectores a medida que ha ido expandiéndose en el mercado con la adquisición de estudios de menor entidad, se ha mantenido fiel a lo que ellos consideran el corazón de la industria del entretenimiento. '¿Cómo sería posible que creásemos un videojuego que no nos gusta para luego venderlo ante millones de personas?'. El comentario de Houser es a la vez pasto para la reflexión y santo y seña del éxito de la compañía en la next-gen. Es difícil imaginar a un estudio que no quema hasta la extenuación una de las franquicias más exitosas de la historia a día de hoy, cuando secuelas, spin-off's y continuaciones el centro del debate de la prensa especializada.

artes_10.jpg Captura de pantalla
Cartel promocional

Quizás por esta misma tendencia las nuevas licencias se pegan un sonoro batacazo en ventas, porque sin el apoyo de la publicidad, sin el aval de algo muy grande a las espaldas de un proyecto ambicioso, no es posible alcanzar al espectador. Este ejemplo, abanderado por Electronic Arts durante 2009 con Dead Space y Mirror's Edge de por medio, parece haber sentado las bases del temor de la mayoría de estudios de renombre a publicar videojuegos que no lleven tras de sí la coletilla de una franquicia que haya vendido varios miles de millones de copias a lo largo de su andadura por el mundo del ocio electrónico. Llega a ser asfixiante la dificultad que entraña llegar hasta las tripas de la bestia, conocer la industria en un plano que se aleje de la superficialidad que vende la hipocresía.  No obstante, Rockstar cuenta con todos los elementos para arriesgarse. Hay dinero suficiente en las arcas, amasado por el éxito de su franquicia por antonomasia, calidad creativa de sobra, ganas de seguir sorprendiendo y, lo que es más importante (se recomienda al lector no perder este dato de vista a lo largo del artículo que en estos momentos está leyendo), de no anclarse en un solo nombre.

/es/node/Array
Luces y sombras: esenciales en RDR

'Nosotros no necesitamos vivir de GTA, somos más que eso', comentaba Dan Houser en una entrevista reciente. Cualquiera diría que no tiene razón. Estas palabras fueron publicadas a principios de año por uno de los medios referentes de la industria, cuando la expectación no había llegado aún al punto en el que se encuentra en la actualidad. Si nos remontamos todavía más atrás en el tiempo, justamente hasta hace un año, descubrimos que el primer texto que se publicaría oficialmente sobre Red Dead Redemption data de mayo de 2009, justamente cuando Rockstar mostraba por primera vez el título en Estados Unidos. Semanas más tarde este medio tuvo ocasión de viajar hasta Londres para presenciar en primera persona la primera proyección ‘pública' con la que se exponían las virtudes de un título que, para sorpresa de propios y extraños, se llevaba gestando desde hacía tres años. Esos tres años en los que gran parte de los aficionados se preguntaban qué demonios estaba haciendo Rockstar, en qué momento se anunciaría un nuevo capítulo de GTA o para cuándo la tan esperada nueva entrega de Midnight Club.

artes_8.jpg Captura de pantalla
"Le arrancaron el corazón y se lo dieron a los perros"

Precisamente Midnight Club nos ofrece la oportunidad de acercarnos al estudio que se encarga concretamente de esta producción, principalmente Rockstar San Diego, a quienes corresponde la labor de haber desarrollo también su antecesor espiritual, un tal Red Dead Revolver que a buen seguro todavía estará en la retina de muchos jugadores. O puede que no, tal fue el escaso caso que se le hizo a una obra cuya popularidad ha ido en alza paralelamente al crecimiento del hype que rodea a Red Dead Redemption. A ellos corresponde la creación del motor gráfico que dejaba con la boca abierta a medio mundo en la aventura protagonizada por Niko Bellic, cuando por aquel entonces la next-gen dejaba entrever el enorme potencial que los sandbox podían alcanzar con un poco de esfuerzo. Sustitúyase un poco por toneladas de sudor, por cinco años de proceso creativo, por la apuesta de un grupo para desarrollar un título que se enmarca en un género desconocido para los video-aficionados y poco común en la actualidad pese a que algún que otro crítico ha querido ver un renacimiento en el género del Western (gracias en parte a películas como 3:10 to Yuma, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford o The Proposition entre otras, que además han contado con la interpretación de actores de renombre, léase el caso de Brad Pitt, Russell Crowe o Christian Bale) y tendremos como resultado la obra que hoy protagoniza este texto.

/es/node/Array
John Marston, héroe de la aventura

Red Dead Redemption no es una sorpresa para los que hayan seguido su andadura desde su presentación oficial hace ya bastantes años, o para los que todavía estén convencidos de que aquella primera demostración expuesta hace cinco años durante el E3 de 2005 era algo más que una simple prueba de que Rockstar contaba con los medios adecuados para exprimir el máximo potencial de PlayStation 3, consola que en aquel momento 'era bastante difícil de programar', citando una vez más textualmente las palabras de Houser. Es el resultado del esfuerzo que ha volcado Rockstar San Diego en colaboración a Rockstar Leeds y en menor medida a Rockstar North por crear el que ya se denomina 'la madre de todos los Westerns', que para los escépticos se aleja por cierto del canon al que se le ha querido relacionar por activa y por pasiva (producto en parte de la ligereza con la que ha sido tomado el proyecto por determinados medios de la prensa). Las páginas que vienen a continuación se encargarán no sólo de describir las supuestas virtudes y defectos del título, sino también la información que a cuentagotas ha ido apareciendo en la red ahora que se cumple un año desde su descubrimiento ante el gran público.

Es, en resumidas cuentas, una forma de explicar por qué Red Dead Redemption se ha convertido en el juego más esperado del momento. John Marston busca su redención

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad